Compartir:


Las 7 mejores playas de Brasil

Brasil es uno de esos países a los que es necesario invertir incluso meses de nuestro tiempo para llegar a conocerlo en profundidad. Famoso internacionalmente por su Carnaval lleno de ritmo y colorido, ofrece a los viajeros multitud de extraordinarias experiencias más allá de este ambiente festivo. El Amazonas, diversos parques nacionales, cataratas e incluso parajes paradisíacos como los que te traemos. Si quieres conocer las mejores playas de Brasil y dejarte seducir por su belleza, ¡estás en el lugar indicado!

Las mejores playas de Brasil

Tanto por sus dimensiones como por el elevado número de playas que te dejarán sin palabras, resulta complejo elegir tan solo unas pocas. Sin embargo, puedes verlo como un pequeño entrante de todo lo que te espera si decides visitar este sorprendente país. Viajar a Brasil no es solo disfrutar de unas vacaciones únicas, es también comprobar en primera persona que el paraíso sí que existe. ¡Isso é demais!

Praia do Gunga

Praia do Gunga está considerada como una de las más bellas del país, y no es para menos. A pocos kilómetros al sur de Maceió, esta playa con forma de lengua se encuentra a medio camino entre el Océano Atlántico y el Lagoa do Roteiro. Una enorme explanada de arena por la que caminar sin rumbo y en la que también podrás perderte entre un sinfín de cocoteros.

Solo puede accederse a ella a través de una propiedad privada o en barco, y si tenemos suerte, quizás no nos encontremos a nadie. Aunque es bastante más probable que coincidamos con otros turistas. Muy cerca se encuentra Praia do Frances y la playa de Maceió, que tampoco tienen desperdicio.

Prainhas do Pontal do Atalaia

A poco más de 160 km de Río de Janeiro se encuentra la costa de Arraial do Cabo. Una región que alberga a varias de las mejores playas de Brasil. Como por ejemplo, Praia Grande, do Farol, dos Anjos y la majestuosa Prainhas do Pintal do Atalaia. En realidad se trata de dos playas, cuya separación el mar se encarga de ocultar cuando sube la marea. Si además de broncear tu piel bajo el sol disfrutas observando lo que se esconde bajo el agua, !no puedes olvidarte de visitar esta playa!

Bahía do Sancho

Considerada Patrimonio Natural de la Humanidad, esta playa forma parte del Parque Nacional Marino de Fernando de Noronha. Debido a ello, hay que pagar para poder acceder a ella. Sin embargo, podemos garantizarte que no te arrepentirás. Aguas cristalinas sobre las que se elevan dos rocas que se conocen como los Dos Hermanos.

Morro Branco

Esta playa rompe con la tradición de arena blanca y agua verdeazulada, ya que sus tonalidades son más bien rojizas. De ahí que se asemeje a otros lugares de gran popularidad en Italia y Grecia. A aproximadamente 83 kilómetros de Fortaleza, el rojo de los acantilados contrasta a la perfección con la palidez de su arena. Todo un espectáculo de color que no termina ahí, ya que además cuenta con un laberinto accesible conocido como Falésias.

Praia Lopes Mendes

Situada en Ilha Grande, esta playa es para los amantes de los lugares menos accesibles. Se puede llegar hasta ella en media hora en barco, o bien, para quienes desean regalársela como un premio, cruzando la selva durante unas tres horas a pie. Sea cual sea la opción que elijamos, bien habrá merecido el desplazamiento. Es además uno de los lugares idóneos para practicar surf, ya que en algunas zonas el mar se muestra algo más agitado.

Quarta Praia

Quarta Praia es, como su nombre indica, la cuarta de cuatro bellas playas que se encuentran en Morro de Sao Paulo. Pero no hay que dejarse llevar por esto, ya que se encuentra bastante lejos de este centro financiero. Lo que allí encontraremos son 8 km de longitud, aguas tranquilas para todos los públicos y peces con los que nadar.

Copacabana

Esta playa no necesita presentación. Podría decirse que es la más popular de todo el país, y se encuentra en la costa de Río de Janeiro junto a multitud de bloques de edificios que la rodean. No solo es famosa por sus dimensiones y por sus aguas a veces indomables, sino porque allí se celebran fiestas señaladas como el Fin de año. Pero si no viajas en estas fechas, ¡no te preocupes! Porque allí siempre se respira un ambiente festivo y podrás disfrutar de la mejor energía brasileña.

En Iberojet somos conscientes de que visitar este país implica viajar con numerosas expectativas. Pero ofrecer experiencias inolvidables es nuestra pasión, así que si quieres enamorarte de una tierra única y de sus habitantes, ¡esta es tu oportunidad!



Anterior 5 Ideas para Viajes en Pareja
Siguiente Los pueblos más bonitos de Portugal