Compartir:

¿Viaje organizado o turismo mochilero por Cuba?

La eterna pregunta. ¿Es mejor ir con un grupo de viaje en el que contemos con un guía turístico o ir por nuestra cuenta de turismo mochilero por Cuba? Los pros y contras de cada opción son múltiples. ¿Quieres saber cuáles son las mejores opciones?

Los viajes organizados ofrecen recorridos perfectamente planificados que puedes conocer con tiempo de antelación y saber que vas a visitar y qué no. No se les suele escapar ningún sitio recomendado que no puedes dejar de visitar, por lo que tienes plena garantía de que vas a visitar lo que no debes perderte si viajas a Cuba. Además, cuentas con un guía que os pone al día de la historia, leyendas y noticias sobre los puntos turísticos de interés, además de que vela por vuestra seguridad y os podéis olvidar de quebraros la cabeza por saber dónde hospedaros o cómo desplazaros por allí. ¿Los contras? El precio, sin duda. De turismo mochilero por Cuba puedes ahorrarte una gran parte de dinero, y si sigues algunas recomendaciones básicas en cuanto a dónde dormir, dónde comer y cómo moverte de forma segura por allí, puedes vivir un viaje igualmente inolvidable.

Turismo mochilero por Cuba

Recuerda que todo lo que necesitas para exprimir Cuba al máximo tiene que caberte en la mochila. Si aún tienes que hacerte con una, no es recomendable que su capacidad sea mayor de 40 litros. Ahí deben caberte los objetos imprescindibles para que vuestro recorrido sea lo más cómodo y llevadero posible. También te contaremos dónde dormir y comer barato.

El kit básico para disfrutar tu viaje

Te recomendamos que llenes tu mochila con un chubasquero de mochila y otro para ti, además de paraguas si vas a Cuba en época de lluvias (de junio a noviembre). Para caminar cómodo y sin problemas, es suficiente con unas zapatillas y unas chancletas. En relación a la ropa más adecuada, prepárate para el calor y la humedad, pero también debes contar con algo de abrigo para aeropuertos, trenes y autobuses donde el aire acondicionado está fuerte (un jersey está bien).

Continuamos con la lista de lo que no debes olvidarte aconsejándote que, para tu higiene, cuentes con una toalla de microfibra, una pastilla de jabón, cepillo y pasta de dientes formato viaje, gafas de sol, gorra y cuerda para tender la ropa. También tendrás que hacerte con un mini kit de tiritas, analgésicos y antiinflamatorios, además de la guía de viaje, el seguro de viaje internacional, pilas recargables, cargador del móvil y cámara de fotos, así como fotocopias de tu pasaporte, reservas de vuelos, etc, por si pierdes los originales. Y, por supuesto, moneda local (peso cubano), aunque allí puedes cambiar euros en cualquier Casa de Cambio de sitios oficiales o aeropuertos. También puedes pagar con tarjeta de crédito y débito, pero pagarás una alta comisión. Por si no conoces el cambio de moneda, aquí te dejamos la web del Banco Central de Cuba para que eches tus cuentas.

¿Dónde dormir en Cuba si vas de mochilero?

Al igual que ocurre con los paladares (restaurantes privados), las casas particulares tienen licencia para alquilar habitaciones a turistas extranjeros. Normalmente suele haber un precio estándar, pero es posible regatear. Encontraréis una cama confortable, un baño privado muy cuidado, agua caliente y casi siempre incluso aire acondicionado. Además, ofrecen desayuno y cena, así que, si regresáis a dormir una vez ha caído la noche, podréis iros a la cama con el estómago lleno allí mismo. Además de por su precio económico, esta opción es interesante porque los cubanos tienen un carácter sociable y amable, así que os podréis hacer una mejor idea de la cultura cubana y su vida día a día. Podréis encontrar estas casas particulares disponibles bien en internet o por recomendación, una vez estéis allí (por ejemplo, preguntando en tiendas o al taxista).

Comida ideal para el turismo mochilero por Cuba

Podéis comer sentados cómodamente o bien de pie, si os pilla una excursión sobre la marcha o no queréis perder mucho tiempo. Hay menús baratos que incluyen todo, e incluso puedes pedir más comida si te has quedado con hambre. Normalmente, ofrecen rico pollo o cerdo, ropa vieja, así como frijoles y delicioso arroz como complemento de cualquier plato. Desde luego, es una comida que llena mucho a la vez que repone energía por ser rica en carbohidratos y proteínas. También se combina con aguacate y plátano, por lo que tendréis suficientes calorías para llevar un buen ritmo de turismo mochilero. Si queréis picar algo sin invertir mucho tiempo, podéis haceros con pizzas pequeñas y zumos que venden en las tiendas pequeñas y salen realmente baratos. Probad la comida típica cubana, que, sin duda, os encantará.

Cuba es un fantástico país lleno de vida y de color, con gentes maravillosas que os darán una acogedora y cálida bienvenida. Es fácil organizarse un buen viaje por vuestra cuenta con una óptima planificación y siguiendo los consejos que podáis encontrar o leer. Así que ya sabes: si quieres descubrir la belleza cubana, vete haciendo con la mochila porque la isla bonita te espera.

Anterior 5 razones para viajar a Maldivas
Siguiente 5 museos de Cuba que no debes perderte

Categorías

Artículos relacionados