Viaje a Grecia: Circuito Grecia Clásica, Santorini y Mykonos

Duración 12 día/s, 11 noche/s
  • JUL
  • AGO
  • SEP
  • OCT
  • NOV
  • DIC
  • ENE
  • FEB
  • MAR
  • ABR
  • MAY
  • JUN
Completo
Circuito: Grecia Clásica, Santorini y Mykonos
DURACIÓN: 12 día/s, 11 noche/s
Completo
Toda la magia del Mediterráneo

Para los europeos, el Mediterráneo es el lugar donde nació la civilización tal y como la conocemos. Este viaje sin igual te permitirá descubrir y disfrutar buena parte de los enclaves donde se forjó la historia, como Atenas, Micenas y Olympia, y adentrarte en otros en los que la belleza natural, el buen ambiente y los paisajes inolvidables son la base de su tranquila y apacible existencia. Tú solo tienes que relajarte y prepararte para pasarlo genial.

Itinerario

Día 1: España – Atenas. Cita con la historia.

RÉGIMEN Alojamiento.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

¡Por fin! Cuando nos queramos dar cuenta ya estaremos en Atenas, una ciudad con millones de admiradores por su increíble legado histórico y sus impresionantes paisajes, que sin duda nos dejarán con la boca abierta. En cuanto salgamos del hotel tendremos una cita con la historia en Atenas para disfrutarla a nuestro aire durante unas primeras horas de tiempo libre.

En este viaje tendremos una buena mezcla de recorrido por tierra y mar en el que podremos ver y vivir en primera persona el legado de sucesos bíblicos y batallas legendarias como la de las Termópilas. Nos espera un plan inigualable en el que habrá hueco para la naturaleza y hermosas playas, una muy rica gastronomía y un sin duda legado asombroso en historia y arquitectura.

Día 2: Atenas. Un legado inigualable

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Atenas Acrópolis con entrada
ALOJAMIENTO Hotel

Después de desayunar empezará nuestra gran aventura por territorio ateniense. ¿Cómo? Con una visita panorámica de la ciudad en la que tendremos la ocasión de contemplar sus mayores tesoros. Nuestra ruta arrancará en la Plaza de la Constitución o Plaza Syntagma, el auténtico epicentro de la ciudad donde en 1843 el pueblo ordenó al rey Otón la redacción de una Carta Magna. El edificio más destacado de esta plaza es el Parlamento ante el que se encuentra la Tumba del Soldado Desconocido, vigilada de cerca por dos guardias ataviados con uniforme tradicional y conocidos en griego por el nombre de Evzoni. Nos dirigiremos después a lo que se conoce como la ‘Trilogía Neoclásica’ compuesta de la Biblioteca Nacional, la Universidad y la Academia. Estaremos en el núcleo duro de la vida intelectual de Atenas, alojada en tres palacios neoclásicos que datan del siglo XIX y que si son hermosos por dentro sus jardines exteriores también los hacen bellos por fuera. Cuando estemos en la calle Heredou Atticus podremos admirar el Palacio Real, reconvertido ahora en el Palacio Presidencial, de estilo también neoclásico.

Nuestro itinerario seguirá por el Estadio Olímpico (hecho ¡nada más y nada menos! con mármol blanco), en el que se celebraron los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna en 1896, y por el Arco de Adriano (construido también con mármol del Monte Pentélico). Después habrá llegado el momento de ir hasta la Acrópolis ateniense, ‘la ciudad alta’, que por su situación en una colina de la ciudad tenía una doble función: defensiva y de culto. Accederemos a ella por la puerta de los Propileos para encontrarnos en seguida con el templo de Atenea Niké, con el Partenón y con el templo de Erection y su tribuna reposada sobre tres cariátides.

Tras este fabuloso recorrido por los mejores vestigios de Atenas de la Grecia clásica tendremos tiempo libre durante toda la tarde para perdernos por la ciudad y seguir descubriendo sus rincones a nuestro gusto y a nuestro ritmo. La jornada acabará en nuestro hotel.

Día 3: Atenas - Canal de Corinto - Epidauro - Micenas – Olympia. Visitas inolvidables en un día para el recuerdo

RÉGIMEN Desayuno.Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Visita Epidauro Micenas con entradas
ALOJAMIENTO Hotel

Tenemos una apasionante e intensa jornada por delante, así que lo mejor será aprovechar al máximo el desayuno en el hotel de Atenas. Una vez que hayamos terminado, diremos adiós a la capital griega y nos dirigiremos al Canal de Corinto, un brazo de mar creado artificialmente a finales del Siglo XIX para comunicar el Mar Egeo con el Golfo de Corinto. Mide algo más de 6 kilómetros de largo, y aunque fue construido por el ingeniero húngaro István Türr, el proyecto original llevaba la firma de Ferdinand de Lesseps, el mismo genio que diseñó los canales de Suez y de Panamá.

Tras nuestro paso por el Canal de Corinto, llegaremos a Epidauro, una pequeña ciudad griega que alberga un gran número de tesoros arqueológicos. Tendremos la oportunidad de visitar el Teatro de Epidauro, originalmente construido en el Siglo IV, pero que gracias a su buen estado de conservación todavía se emplea para actuaciones muy especiales. La pericia con que se construyó este teatro le dota de una acústica magnífica, tanto que ha sido modelo de muchos otros teatros a lo largo de la historia. Hoy en día, forma parte de la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, y puede presumir de haber sido el escenario de una actuación de la legendaria Maria Callas.

A continuación, pondremos rumbo a Micenas, un lugar que, sin duda, conseguirá dejarnos con la boca abierta. Aquí se encuentra un importantísimo yacimiento arqueológico que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999. Dentro del recinto podremos disfrutar contemplando las murallas de Micenas, conocidas como ciclópeas. Se llaman así porque están construidas con unos bloques de piedra tan grandes que los habitantes de la zona pensaban que solo unos gigantes como los cíclopes mitológicos podrían haber llevado a cabo tal gesta. También veremos la Puerta de los Leones, el elemento más característico de Micenas, cuyo dintel pesa más de 20 toneladas; la Tumba de Agamenón, en la que estaría enterrado el rey de los aqueos que comandó el ejército griego en la guerra de Troya, y el recinto de las Tumbas Reales, un conjunto de fosas y nichos excavados en la roca que tienen una antigüedad de más de 3.500 años.

Después de visitar el yacimiento arqueológico de Micenas, nos dirigiremos a Olympia, el lugar donde se celebraban los Juegos Olímpicos de la antigüedad y nuestro siguiente destino. Al llegar, iremos directamente al hotel para cenar y pasar la noche.

Día 4: Olympia – Delfos. Conociendo lugares increíbles

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Olympia con entradas
ALOJAMIENTO Hotel

Olympia no solo es el lugar que los griegos antiguos eligieron para celebrar sus Juegos y fundar un evento deportivo que duraría hasta nuestros días, sino que también es uno de los sitios arqueológicos más importantes del mundo. Hoy mismo, después de desayunar en el hotel, iremos a visitar sus puntos clave. Así comprenderemos por qué, en 1989, la UNESCO declaró este lugar Patrimonio de la Humanidad.
Lo primero que visitaremos en Olympia es el Estadio, donde tenían lugar la mayoría de las competiciones deportivas de los Juegos. Para los griegos, este era un espacio casi tan sagrado como los templos, ya que era el epicentro de una actividad dedicada al dios Zeus. Los asientos, de los que apenas queda rastro, eran de barro, y constituían solo una parte de las localidades: cientos de espectadores se sentaban en las laderas del Monte Cronos para contemplar las carreras y otros espectáculos deportivos.

También conoceremos el Templo de Zeus, que tras su construcción en el siglo V antes de Cristo se convirtió en el más importante y sagrado de todos los santuarios griegos. En este lugar se levantaba, según los historiadores, la gran estatua del padre de los dioses, de más de 13 metros de altura y construida por Fidias en marfil y oro. Como muchos de los viajeros ya sabrán, esta gigantesca escultura estaba considerada en la antigüedad como una de las Siete Maravillas del Mundo. Posteriormente, nos acercaremos al Museo Arqueológico de Olympia, que alberga una increíble colección de objetos y piezas de arte de la Antigua Grecia, encontrados en este yacimiento y en otros cercanos.

Tras nuestra inolvidable visita al yacimiento arqueológico de Olympia, continuaremos hacia Delfos, otro de los puntos clave de la Grecia continental. Para llegar hasta allí, pasaremos por Patras, la tercera ciudad más grande del país, y que cuenta con más de 40 siglos de historia, y cruzaremos el impresionante puente colgante de Charilaos Trikoupis. Con sus casi 30 metros de ancho y sus 2.252 metros de longitud, es el puente colgante más largo del mundo. Conecta las localidades de Rio y Antirio pasando por encima del Mar Jónico, y nos servirá para llegar a nuestro siguiente destino. Una vez en Delfos, disfrutaremos de la cena en el hotel y nos prepararemos para ir a dormir.

Día 5: Delfos – Kalambaka. Una cita histórica con la historia.

RÉGIMEN Desayuno.Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Kalambaka Panorámica Delfos con entrada
ALOJAMIENTO Hotel

Tras cargar pilas con un suculento desayuno en nuestro hotel, dirigiremos nuestros pasos hasta el Museo Arqueológico de Delfos en el que pronto entenderemos por qué es uno de los más visitados en todo el país. En su interior este edificio alberga restos de muy distintas épocas de la historia (también prehistoria) y de distintos periodos como el arcaico, el helenístico o el romano. Entre los grandes tesoros que descubriremos en este museo figuran el auriga de Delfos, una escultura con la efigie de Antinoo o la esfinge de Naxos. Una cita histórica con la historia.

Tras contemplar esas maravillas nuestra ruta seguirá hacia las zonas arqueológicas de Delfos, declaradas desde 1987 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Allí ¡no hay duda! nos quedaremos sorprendidos por el excepcional Santuario de Apolo, dios de la belleza y de la música, y lugar en el que hombres y dioses comunicaban entre sí gracias al famoso oráculo de Delfos.

Cuando hayamos finalizado nuestra visita a Delfos pondremos rumbo hacia el norte del país, hasta Kalambaka. En el recorrido podremos contemplar la tranquilidad de algunos pueblecitos que atravesaremos en los que además de su encanto y belleza sentiremos la calma con la que en ellos se vive. Cuando lleguemos a Kalambaka iremos hasta su catedral del siglo XII (refugio de muchas pinturas y frescos del siglo XVI) y contemplaremos el fantástico tándem que forman naturaleza e historia en los Monasterios de Meteora. Eso sí, esta visita la dejaremos para el día siguiente porque a esas alturas del día habrá llegado el momento de retirarnos a nuestro hotel para descansar.

Día 6: Kalambaka - Monasterios de Meteora – Atenas. Los asombrosos monasterios de Meteora

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Monasterios de Meteora
ALOJAMIENTO Hotel

Tras coger fuerzas con el desayuno de nuestro hotel empezaremos una jornada en la que sin duda veremos imágenes que se nos quedarán para siempre grabadas en la retina. Imágenes de paisajes, de arquitectura sin igual y de belleza desbordante gracias a la visita que haremos en uno de los enclaves más impresionantes de Europa: los Monasterios de Meteora. Se trata de 24 monasterios bizantinos que conviven con una fabulosa naturaleza a su alrededor como el impresionante valle de Tesalia, el río Peneo…

Los monasterios ‘Meteora’ son sin duda alguna una de las agrupaciones más sorprendentes del mundo por la belleza que tienen de por sí y por el enclave natural en el que se encuentran, en pleno corazón de Tesalia. Construidos a gran altitud y sobre rocas, este conjunto de edificios bizantinos, cristianos ortodoxos, nos ayudarán a viajar en el tiempo hasta la época de los primeros eremitas en el siglo XI. Aquellos eremitas se instalaban en este tipo de edificaciones con el fin último de estar lo más cerca posible de Dios y aislados del mundanal ruido. De los 24 monasterios que conforman este conjunto visitaremos el interior de dos de ellos.

Tras esta única experiencia nos dirigiremos de nuevo hacia Atenas para hacer, eso sí, una parada de gran valor para la historia como el escenario en el que tuvo lugar la legendaria batalla de las Termópilas. Este vertiginoso desfiladero (que ha servido de inspiración a distintas producciones cinematográficas) fue el escenario en el que se desencadenó la famosa batalla de las Termópilas en el año 480 a.C. Una lucha que enfrentó a griegos y espartanos contra los persas. En nuestra ruta podremos contemplar además el Oráculo del rey espartano Leónidas. De vuelta en Atenas, llegará el momento de descansar y reponer fuerzas para el día siguiente, en el que la agenda será tan rica como apasionante.

Día 7: Atenas - Santorini. Travesía en barco hasta la romántica Santorini

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Ferry
ALOJAMIENTO Hotel

Durante esta jornada descubriremos una de las islas más deseadas de todo el Viejo continente, por su belleza y por el romanticismo que incluso su nombre desprende. Llegaremos hasta ella en barco después de haber desayunado en nuestro hotel de Atenas y de habernos embarcado en el puerto de la ciudad en una nave que nos conducirá hasta esta joya situada al sur del Mar Egeo. Cuando lleguemos nos estarán esperando para conducirnos hasta nuestro hotel. Cuando nos hayamos registrado podremos disfrutar de tiempo libre para recorrer este enclave a nuestro ritmo.

De origen volcánico y con forma de media luna a causa del hundimiento de la caldera del volcán, Santorini es uno de los lugares más ansiados por los viajeros de todo el mundo. Lo que muy pocos saben es que la explosión de aquel volcán causó un maremoto que dejó gravemente dañada a la civilización minoica de Creta, y provocó, según sostienen diferentes teorías, el mito de la Atlántica al que Platón hace referencia en sus Diálogos.

Santorini se llamó antiguamente Théra y Kallisté, cuyo significado era ‘la más hermosa’. El nombre que actualmente recibe esta isla es de origen italiano y proviene de los mercaderes venecianos medievales que cuando llegaron a la isla quisieron rendir homenaje a la patrona del lugar, Santa Irene de Tesalónica. Dejando a un lado su historia, Santorini es conocida en todo el mundo por una arrebatadora belleza que se ve constantemente alimentada por el encanto de las fachadas de sus edificios blancos y azules, por las cristalinas aguas que la rodean y por supuesto por los impresionantes acantilados que la protegen. Tras visitar Santorini nos refugiaremos en nuestro hotel para descansar y seguir descubriendo este paraíso al día siguiente.

Día 8: Santorini. Paz y fiesta en una sola isla.

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Después de desayunar en el hotel podremos dar rienda suelta a nuestros sueños en esta isla griega, ya que tendremos tiempo libre para disfrutarla según nuestras apetencias. Las opciones son variadas y las más extremas tienen que ver con su forma de media luna. Si en una de sus caras podemos disfrutar de lo apacibles de sus playas y sus cristalinas aguas, en la otra tendremos ante nosotros la opción de sumarnos a las fiestas de sus múltiples bares nocturnos.

En Thira, la capital de la isla, podremos observar el agujero que el volcán ocasionó en la erupción que formó estas islas. Asimismo, podremos contemplar las típicas construcciones del lugar perdiéndonos por sus callejuelas que a buen seguro nos llevarán hasta la catedral ortodoxa, la catedral católica y el museo arqueológico.

Oia es, por su parte, un lugar más turístico debido a sus acantilados y a las hermosas vistas que aquí se pueden ver del anochecer. ¡Dignas de las mejores postales! Este lugar nos ofrecerá esas perfectas imágenes en las que las casas blancas con sus ventanas y cúpulas azules han dado la vuelta al mundo.

Mientras, en Emborio, con un carácter más medieval, podremos contemplar un núcleo urbano con callejuelas que nos conducirán hasta un castillo. Los aficionados al arte bizantino estarán aquí de enhorabuena si visitan Messa Gonia, donde los amantes del vino tendrán una muy agradable sorpresa por la belleza que conforman los paisajes de sus viñedos.

Santorini también nos ofrecerá la posibilidad de visitar el yacimiento arqueológico de Akrotiri junto a los restos de la antigua ciudad minoica. La ventaja de este lugar es que tras la visita cultural podremos relajarnos en sus playas, más tranquilas que en otros rincones de la isla.

En todos estos lugares podremos comprar souvenirs en las numerosas tiendas de artesanía que se extienden por doquier y en las que tendremos la opción de elegir entre joyas hechas a mano, esculturas o textiles bordados.

Después de tanto ir y venir y de un ratito para el shopping, Santorini también nos premiará con ricos vinos y suculentos platos típicos de la gastronomía griega, como las keftedes (bolas de carne picada) o los dolmades (un guiso de carne acompañado con hojas de vid). En el recetario local tampoco faltarán mariscos y pescados locales y los postres típicos de la zona como la baklava (tarta con hojaldre, miel y almendras).

Al atardecer, otro Santorini se presentará ante nosotros. Será el de la animación y las fiestas en el que sin duda habrá espacio para el bullicio de sus discotecas y bares, incluidos los que están al ladito de la playa, y que harán posible degustar un buen coktail con los pies en la arena o directamente en el mar. Tras este intenso día llegará el momento de retirarnos a descansar a nuestro hotel. Nuestro viaje continúa y las sorpresas siguen estando garantizadas.

Día 9: Santorini — Mykonos. La magia cosmopolita de las islas griegas.

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Ferry
ALOJAMIENTO Hotel

Tras dejar atrás Santorini, en el día de hoy atravesaremos las cristalinas aguas que separan esa isla de otra de reconocida fama internacional: Mykonos, en el archipiélago de las Cícladas. En cuanto desembarquemos nos conducirán a nuestro hotel para registrarnos, dejar las maletas y ¡partir a la conquista! de este cosmopolita lugar en el que no faltan playas ni locales que animan su vida nocturna.

Entre los lugares destacados de Mykonos se encuentra su capital, llamada también Mykonos o Jora. Se trata de una pequeña localidad en la que no pasan desapercibidas sus construcciones cúbicas ubicadas en callejuelas posicionadas en mitad de una llanura. Obviamente uno de sus grandes atractivos es lo que se denomina la Pequeña Venecia, por sus casas típicas de balcones y pórticos a la orilla del mar. No deberemos perdernos tampoco el Barrio del Castillo, con sus casitas medievales que están dispuestas de tal manera que simulan formar una muralla. En el interior de esa estructura podremos contemplar el conjunto de iglesias de Paraportianí, monumento nacional, así como los Molinos de Viento, típica imagen de la parte más alta de la isla, y la Casa de Lena, elegante y decimonónica vivienda.

Cuando paseemos por las calles de Mykonos, deberemos tener en cuenta que entre sus habitantes podremos encontrarnos con uno muy particular: Petros, un pelícano que se ha convertido en un auténtico icono de esta isla. La jornada acabará en nuestro hotel, donde podremos descansar y coger fuerzas para seguir descubriendo esta isla al día siguiente.

Día 10: Mykonos. La Ibiza del Mar Egeo.

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Pequeña pero matona. Así es como se podría describir a Mykonos que pese a su reducida talla cuenta con un increíble abanico de posibilidades que ofrecer. Todas ellas estarán a nuestra disposición durante este día en el que tendremos tiempo libre en cuanto acabemos de desayunar en nuestro hotel. Tendremos también la posibilidad de contratar una excursión en la que podremos hacer un recorrido por la isla para ver de primera mano cómo es la vida en esta perla del Mar Egeo, visitar el Monasterio de Tourliani en Ano Mera y contemplar la belleza del lugar desde distintos miradores.

Además del plan cultural, Mykonos nos ofrecerá la opción de relajarnos y desconectar en sus playas donde maridan a la perfección paisajes de arrebatadora belleza y libertad por los cuatro costados. ¡Y es que no es casualidad que muchas de esas playas sean nudistas! Lo sean o no, en ellas tendremos la posibilidad de relajarnos al sol y, si queremos más ritmo, practicar algunos deportes como el buceo, el snorkel o el windsurf.

Al anochecer, Mykonos nos mostrará su otra cara: la de la diversión y la juerga. Conocida como la ‘Ibiza griega’ Mykonos cuenta con un gran número de discotecas, bares y locales en los que despedirnos del sol hasta el día siguiente. La jornada acabará en nuestro hotel.

Día 11: Mykonos. Un viaje entre lo real y lo mitológico.

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

En cuanto amanezca en Mykonos tendremos ante nosotros la posibilidad de seguir descubriendo este lugar o de ir a una isla cercana donde la mitología nos da cita. Se trata de Delos, una pequeña población a la que podremos acceder por mar tras subir a un barco en el Puerto Viejo de Mykonos.

Si nos decidimos por esta opción, tras 30 minutos de navegación llegaremos a un lugar en el que conviven historias reales y otras mitológicas en un recinto arqueológico de inmenso valor y declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. En Delos, que fue la isla más sagrada de la antigua Grecia, nació, según cuenta la leyenda, Apolo, el dios de la belleza y de la luz e hijo de Zeus y de su amante Leto. Tras el nacimiento de Apolo la leyenda cuenta que Hera, la esposa de Zeus y despechada por los celos, prohibió nacer o morir en esta isla.

Fue precisamente para rendir homenaje a Apolo que se construyó una de las edificaciones más importantes de la isla: el santuario de Apolo. En nuestra visita también podremos contemplar un teatro del siglo III a.C, los templos de Heras e Isis y la terraza de los leones.

Para los amantes del shopping, Mykonos también les ofrecerá todo lo que deseen. Y es que la cantidad de tiendas que alberga esta isla es uno de los factores que ha servido para considerarla como la más cosmopolita de las Cícladas. Razón por la que si decidimos quedarnos en Mikonos a pasar el día no nos sobrará tiempo para descubrir sus rincones históricos, paisajísticos y comerciales. De esto último sabe mucho la calle Matogianni, la más importante de la isla que alberga numerosas tiendas de regalos y marcas internacionales. Eso sí, todas ellas con una misma imagen: la de la tradicional arquitectura blanca con toques azulados.

Al final del día volveremos a nuestro hotel para preparar el equipaje. Mañana tenemos que volver a casa.

Día 12: Mykonos — España. Vuelta a casa

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Vuelo

Nuestra ruta por Grecia está a punto de terminar. Eso sí, antes de dirigirnos al aeropuerto y después del desayuno tendremos unas horas de tiempo libre para recorrer las calles de Mykonos por una última vez (en este viaje), comprar regalitos o souvenirs de última hora o captar la luz precisa para completar nuestra colección de fotos, cuya mejor imagen está sin duda en nuestra memoria.

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

Nuestro producto más habitual, hoteles de 4* y los mejores 3* seleccionados tras años de experiencia. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 3* identificados como 3* S.

Petinos Beach
Platis Yialos, Grecia

Petinos Beach

Amalia Kalambaka
Kalambaka, Grecia

Amalia Kalambaka

Anemolia Resort & Conference
Arachova, Grecia

Anemolia Resort & Conference

Royal Myconian Resort & Thalasso Spa Center
Elia, Grecia

Royal Myconian Resort & Thalasso Spa Center

Nuestro producto más accesible, basado en hoteles de 3* con la mejor relación calidad/precio. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 2* identificados como 2* S.

Amalia Kalambaka
Kalambaka, Grecia

Amalia Kalambaka

Aphrodite Beach
Kalafatis, Grecia

Aphrodite Beach

Anemolia Resort & Conference
Arachova, Grecia

Anemolia Resort & Conference