Circuitos y viajes Noruega

La mejor selección de circuitos y viajes a Noruega

Explora los mejores y más completos viajes organizados a Noruega, un sinfín de circuitos en los que podrás elegir entre las numerosas visitas y excursiones que ofrece el país escandinavo. Conocerás sus modernas y vibrantes ciudades, la inmensidad en la naturaleza, las mágicas auroras boreales y los imponentes fiordos. Enamórate de alguno de estos viajes a un país memorable. Porque entre tú y Noruega solo está Iberojet.

CIRCUITOS
13 circuitos
12

Noruega: El paraíso natural del norte de Europa

Noruega es la tierra de los antiguos vikingos, y cuenta con múltiples atractivos para sus visitantes. Especialmente para los amantes de la naturaleza, ya que sus populares glaciares y fiordos, sus imponentes montañas, y sus mágicas auroras boreales, dotan de una belleza única al paisaje.

Noruega forma junto con Suecia, Finlandia y una parte de Rusia la península escandinava mientras que con Suecia y Dinamarca, Escandinavia. Precisamente fue en 1905 cuando se independizó de Suecia, y Oslo pasó a ser su capital. Por su buen hacer en materia de sostenibilidad y respeto al medioambiente es Capital Verde de Europa 2019. Con sus 385.156 kilómetros cuadrados es un paraíso de la naturaleza, más grande de lo que a priori pudieras pensar. Su sol de medianonche y la búsqueda de las auroras boreales son su principal reclamo. También sus majestuosos fiordos, glaciares y montañas. ¿Te imaginas practicar surf en un paraíso como Lofoten en el que el agua y la nieve crean una atmósfera única? Su gastronomía también va conquistando estómagos y Estrellas Michelín.

Oslo

Ubicada a orillas del fiordo Oslofjord, y rodeada por bosques y cerros, Oslo, es la capital política y económica del país. Esta ciudad sorprende por su arquitectura moderna, su increíble apego a la cultura y sus numerosos parques. Especialmente reconocido es su compromiso con la conservación de sus zonas naturales y con la reducción de emisiones contaminantes, y tanto sus amplios carriles para bici como su eficaz sistema de transportes, permiten al visitante recorrer la ciudad sin necesidad de subirse a un coche. El patrimonio artístico es uno de los grandes atractivos, y buena muestra de ello son el original Parque de Esculturas Vigeland, la Galería Nacional, o el edificio de la Ópera, con su fascinante arquitectura. Para conocer la historia del país, el museo de los Barcos Vikingos y la fortaleza de Akershus, son visitas obligadas. Y transitar por la Karl Johans Gate, llena de monumentos, o pasear por el puerto, son las mejores maneras de descubrir la vida y la alegría que atesoran las calles de esta moderna ciudad.

Bergen

Con 250.000 habitantes, Bergen es la segunda ciudad mas importante de Noruega. Fundada hace 900 años, se relaciona su origen con la época vikinga, y en su día fue una de las principales sedes de la Liga Hanseática como importante centro de comercio que conectaba Noruega con el resto de Europa. Está considerada como el principal punto de acceso hacia los fiordos y ofrece una vibrante combinación de historia, cultura y naturaleza. Su herencia Hanseática se deja ver con claridad en el precioso barrio de Bryggen, con sus coloridas casas de madera, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El puerto y el Mercado del Pescado son también algunos de sus lugares mas significativos, con todo tipo de productos típicos de la zona, y la Fortaleza de Bergenhus y la Torre de Rosenkrantz, son dos construcciones con siglos de historia que hay que visitar. Las calles llenas de comercios de Torgallmenningen albergan multitud de actividades de ocio, y la posibilidad de realizar una excursión a alguno de los siete montes que vigilan la ciudad, ofrece a los visitantes unas vistas inigualables.

Islas Lofoten

Al norte del país, superando ya el círculo polar ártico, aparecen sobre el mar de Noruega las Islas Lofoten. Con una gran cantidad de hermosos islotes, este archipiélago repleto de bellas montañas y preciosos fiordos se convierte en un paraíso natural fascinante. Unos 25.500 habitantes viven en la región, distribuidos en distintos pueblos de tradición pesquera, que albergan un encanto muy especial. La diversidad que ofrecen sus parajes naturales son perfectos para la práctica del senderismo, el esquí, o el submarinismo, e incluso sus playas son consideradas como los mejores lugares de Noruega para practicar surf. Goza también de una gran biodiversidad, que permite a los visitantes descubrir multitud de especies de peces, aves marinas e incluso diferentes tipos de ballenas. Para desplazarse entre las distintas islas, los viajeros tienen la opción de navegar en kayak o recorrer los puentes y túneles submarinos que las conectan, y para alojarse, es ya típico pasar la noche en un “rorbu”, que son antiguas cabañas de pescadores adaptadas para los turistas.