Circuitos y viajes Suiza

La mejor selección de circuitos y viajes a Suiza

Disfruta de todas las ventajas que te ofrecen estos viajes organizados a Suiza que hemos pensado para ti. Los circuitos y viajes más completos a Suiza. Conocerás la imponente cordillera de los Alpes, la moderna Zúrich, la bella Ginebra, probarás sus magníficos chocolates y quesos y te dejarás seducir por su belleza natural. Porque entre tú y Suiza solo está Iberojet.

CIRCUITOS
3 circuitos

Suiza: Estampas de ensueño y ciudades universales en el corazón de Europa

Suiza sorprende al viajero más experimentado por su naturaleza sublime y su marcada multiculturalidad. Situado en el corazón del continente europeo, el país compagina modernas ciudades de aires cosmopolitas con estampas naturales protagonizadas por los majestuosos Alpes, lagos cristalinos y pueblos de postal. Su oferta cultural, gastronómica y deportiva lo convierte en uno de los destinos más buscados.

Prepárate para descubrir un país único que aúna naturaleza en estado puro: sorprendentes montañas, glaciares y extensos lagos de agua cristalina. Suiza es un país multilingüe y reconocido internacionalmente por su magnífica oferta de turismo de montaña e invernal, sus exquisitos dulces y relojes, los magníficos Alpes suizos y sus elegantes y modernas ciudades. No te pierdas la encantadora ciudad vieja de la capital de Berna, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, la financiera y vanguardista Zúrich, el encanto medieval de Friburgo, los hermosos paisajes de Lugano y Lucerna, el espíritu universitario y cultural de Lausane, el peso cultural y arquitectónico de Basilea, los cosmopolitas aires de Ginebra... Viaja a Suiza y déjate atrapar por postales de ensueño, una gastronomía deliciosa y sorprendentes experiencias que harán tu viaje inolvidable.

Zúrich

Zúrich, la ciudad más grande y rica de Suiza, posee un encanto especial, mezcla de tradición y la más sorprendente vanguardia. Considerada una de las urbes más modernas y con mayor calidad de vida del mundo, Zúrich sorprenden al viajero con su elegante distrito financiero, por su decidida apuesta por el arte y la cultura, por sus propuestas gastronómicas del más alto nivel, por su animado ambiente nocturno que tiene como epicentro la animada Züri West. No dejes de recorrer su Altstadt o casco antiguo donde te esperan calles medievales intactas, iglesias sorprendentes como la Fraumünster, la Peterskirche o la catedral de Grossmünster, construida por Carlomagno. Desde sus dos colosales torres gemelas podrás observar privilegiadas vistas de la ciudad. La dinámica vida de Zúrich transcurre a lo largo del río Limago y sus paseos por sus aguas y sus márgenes. Descubre sus cuidados parques, sus prestigiosos museos como el Kunsthaus, sus exclusivas arterias comerciales como la Bahnhofstrasse o la zona de Niederdorf. Sube al Uetliberg, desde donde contemplarás la mejor panorámica de la ciudad en un entorno natural único.

Ginebra

Descubre esta elegante ciudad suiza ubicada en un entorno natural privilegiado: cercana a los picos de los Alpes y a la cordillera del Jura; anclada en una impresionante bahía donde el río Ródano surge del lago Lemán. En este entorno de ensueño, podrás observar el emblemático Jet d’Eau que se eleva a más de 140 metros de altura y que constituye uno de los símbolos de la ciudad. Ginebra combina su alma cosmopolita con un encantador centro histórico peatonal salpicado de monumentos y lugares emblemáticos como la catedral de San Pedro. Ginebra es ciudad de museos y de instituciones internacionales. Recorre sus calles antiguas, repletas de sabor medieval, como la Place du Bourg-de-Four y la Grand-Rue, donde vivió Jean-Jacques Rousseau. Y para disfrutar de la ciudad desde otra perspectiva, nada mejor que realizar una excursión fluvial, ir de compras por el casco histórico o disfrutar de un aperitivo con vistas al río junto a los lugareños.

Friburgo

Entre paisajes de montaña, frondosos bosques y siempre cercano al río Sarine, esta urbe medieval y políglota salpicada de murallas posee un encanto especial. Cultural y universitaria, la ciudad ofrece al viajero una amplia variedad de planes de ocio, una interesante vida nocturna y excelentes restaurantes donde degustar lo mejor de la gastronomía local e internacional. No te pierdas el delicioso chocolate suizo, los quesos de Gruyère y la cerveza local. Entre sus principales monumentos destacan la catedral de St Nicolas de Myre, cuya torre se alza a 70 metros de altura, y la basílica de Notre Dame. Los amantes del arte no pueden perderse el Espace Jean Tingely Niki de Saint Phalle, el Fri Art o el museo de Gutenberg. Los más románticos, encontrarán en los barrios medievales de La Basse-Ville su particular refugio. En este enclave podrás fotografiar hermosos edificios góticos, tiendas tradicionales y pequeños hoteles repletos de encanto. Si optas por tomar su funicular de madera, podrás contemplar una de las panorámicas más bellas de la ciudad.