Circuitos y viajes Normandía y Bretaña

La mejor selección de circuitos y viajes por Normandía y Bretaña

¿Quieres conocer una de las regiones más famosas de Francia? pues toma nota porque Iberojet te presenta sus circuitos más completos por Normandia. Bañada por la costa Atlántica y adornada por vertiginosos acantilado, Normandía se presenta como una de las zonas más bellas de Europa. En este viaje a Normandia conocerás Mont Saint-Michel, las famosas playas del desembarco y muchos lugares más. Disfrutas de estos viajes organizados a Normandía, no te dejarán indiferente.

CIRCUITOS
4 circuitos
Normandía y Bretaña: París, Castillos del Loira y Normandía Normandía y Bretaña: París, Castillos del Loira y Normandía

Normandía y Bretaña, 9 días

Visitando: París, Chambord, Amboise, Chenonceau, Tours, Villandry, Angers, Vannes, Carnac, Concarneau, Quimper, Dinan, Mont Saint Michel, St. Malo y Playas del Desembarco.

Enamórate de Francia en el Valle del Loria y sus ciudades. París te dará la bienvenida, admirarás los castillos del Loira y terminarás en las playas de Normandía.

Normandía: Historia, preciosos espacios naturales y todo el encanto de Francia

El lugar donde se produjo el desembarco más famoso e importante de la historia es también una región de una notable belleza natural, de una gastronomía deliciosa y suculenta, de ciudades y pueblos llenos de encanto y de unas gentes que, para muchos, son las más amables y hospitalarias de toda Francia. ¡Bienvenue en Normandie!

El norte de Francia es un territorio que se caracteriza por sus bonitos paisajes, por su simpática y agradable población local, por sus geniales playas, por su excelente gastronomía y por su enorme patrimonio histórico y cultural. Y Normandía es donde más y mejor cristalizan todos esos rasgos, dando lugar a una región totalmente imprescindible y digna de ser recorrida de punta a punta.
De todos los encantos que atesora Normandía, seguramente el Mont-Saint-Michel sea el más conocido y visitado. Esta abadía, consagrada al arcángel San Miguel, se levanta, majestuosa, sobre un islote comunicado con el continente. Pero, cuando sube la marea, el camino desaparece bajo el agua, y el Mont-Saint-Michel queda completamente aislado durante unas horas. La belleza de esta construcción medieval y del entorno en el que se encuentra fueron los motivos que llevaron a la UNESCO a declarar este lugar Patrimonio de la Humanidad en el año 1979.
Las ciudades normandas constituyen un mosaico de piezas únicas de la arquitectura universal, y en ellas se puede disfrutar de construcciones medievales, preciosas plazas llenas de terrazas, encantadoras casas pintadas de colores y un sinfín de rincones pintorescos por los que pasear sin rumbo fijo y sin prisas. Rouen, Caen, Le Havre, Alençon, Cherburgo, Honfleur, Bayeux, Granville, Jumièges, Evreux… La lista de grandes y pequeñas poblaciones que merece la pena visitar en Normandía es larguísima, y cuenta con el valor añadido de que en todas y cada una de ellas se come de fábula.
La historia de Normandía está ligada, inevitablemente, a los sangrientos y trascendentales episodios acontecidos el 6 de junio de 1944. El desembarco, llevado a cabo por las fuerzas aliadas durante la Segunda Guerra Mundial, permitió que se creara un segundo frente de batalla y que el ejército alemán tuviera que dividirse para luchar en el Este y en el Oeste al mismo tiempo. Afortunadamente, esto desembocó en la liberación de Francia primero y en el fin de la guerra después. Hoy en día, se pueden visitar las playas donde tuvo lugar el Desembarco de Normandía, como Omaha, Sword, Juno o Utah, así como el Museo de la II Guerra Mundial, el cementerio donde están enterrados los soldados caídos y varios monumentos y memoriales que rinden homenaje a este crucial episodio.