Viaje a República Checa: Circuito Capitales imperiales: Praga, Budapest y Viena

Duración 8 día/s, 7 noche/s
Consultar precios
Ver disponibilidad
Circuito: Capitales imperiales: Praga, Budapest y Viena
DURACIÓN: 8 día/s, 7 noche/s
Consultar precios
Ver disponibilidad
Un trío de ases para disfrutar

Praga, Budapest y Viena, tres ciudades únicas que han tenido, a lo largo de la historia, un papel fundamental en el devenir del Viejo Continente. Europa no sería lo que es sin ellas, y un buen cuaderno de viajes no estaría completo sin las experiencias vividas en estas ciudades. Aprovecha esta oportunidad, y sumérgete en la belleza, la elegancia y la cultura que se respiran en las capitales imperiales.

Itinerario

Día 1: España - Praga. Un placentero encuentro con la capital checa

RÉGIMEN Cena
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

Uno de los mejores días de cada viaje es aquel en el que empezamos, más aún cuando sabemos que terminaremos el recorrido con un recuerdo inolvidable. Nos dirigiremos al aeropuerto (mejor con dos horas de antelación), donde subiremos al avión que, en menos tiempo del que esperamos, nos llevará hasta Praga, uno de los enclaves del continente europeo más apreciados por viajeros de todo el mundo.

Cuando lleguemos a Praga, nos estarán esperando para acompañarnos hasta el hotel, donde podremos registrarnos y dejar el equipaje antes de comenzar a disfrutar de los encantos de la ciudad, ya que tendremos toda la tarde de tiempo libre. Una gratificante toma de contacto después de la cual volveremos al hotel para disfrutar de la cena y del descanso en la cama de nuestro hotel.

Día 2: Praga. Todo un día para disfrutar de ella.

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Praga
ALOJAMIENTO Hotel

Praga es una de las ciudades más visitadas y admiradas por viajeros del mundo, atraídos por el encanto de un lugar muy especial, repleto de enclaves de interés. Así que después de desayunar, comenzaremos a conocer la urbe a través de una visita panorámica donde recorreremos, el Barrio Judío, con sus sinagogas y cementerios; la Plaza de la Ciudad Vieja, donde se encuentra el Ayuntamiento; iglesias como las de San Nicolás y Santa María de Tyn; el Puente de Carlos IV; la Plaza Wenceslao (centro neurálgico de la ciudad), etc.

Ya por la tarde, disfrutaremos de varias horas de tiempo libre para seguir conociendo Praga, en la que también podemos encontrar magníficas cervecerías para degustar sus célebres cervezas, o comprar algún recuerdo materializado en cristal de Bohemia. Otra de las señas de identidad de estas latitudes es su gusto por el pintoresco teatro ‘negro’ o de marionetas, propio de una ciudad de cultura.

Si lo prefieres podrás disfrutar opcionalmente de una visita en la que podrás recorrer la denominada Praga Santa, un conjunto de palacios y edificios entre callejuelas estrechas y pintorescas. Es el castillo más grande del mundo, y alberga, entre otros monumentos, la Catedral de San Vito (símbolo de Praga y de toda la República Checa), el Antiguo Palacio Real y el Callejón del Oro, que nos sorprenderá con las pequeñas casas de colores en las que trabajaban los orfebres y que se han convertido, en la actualidad, en centros de artesanía local.


Este nuevo gran día en Praga finalizará con nuestro regreso al hotel, donde disfrutaremos de un reparador sueño antes de continuar al encuentro de nuevos días de viaje.

Día 3: Praga (opcional a Karlovy Vary). Una bella ciudad-balneario.

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Un nuevo en día en Praga puede seguir deparándonos todo tipo de gratas sorpresas, de encuentros con la historia, que podremos disfrutar durante un día de tiempo libre para organizarnos como consideremos, eso sí, siempre después de haber disfrutado de un suculento desayuno.

Podremos, si lo deseamos, aprovechar una interesante excursión opcional a la célebre ciudad-balneario de Karlovy Vary, una bella y distinguida localidad situada en un excepcional entorno natural.

Karlovy Vary se fundó en el siglo XIV por Carlos IV, cuya corte apreció las propiedades de las aguas termales de la zona (hay 80 manantiales en la zona). La ciudad logró su época de mayor auge cuando, en el siglo XIX y con la llegada del ferrocarril, se convirtió en uno de los lugares favoritos de la aristocracia europea y de las elites culturales y artísticas (como en los casos de Strauss, Beethoven, etc.).

La visita nos llevará a comprobar las instalaciones de sus balnearios, en los que las aguas termales no solo sirven para la relajación de cuerpo y espíritu, sino que los visitantes la llegan a beber en jarras para beneficiarse de sus propiedades. Y, además, podremos pasear por Karlovy Vary, que cuenta, por ejemplo, con zonas como las columnatas del Mercado que flanquean el río Teplá.

Esta inolvidable jornada en tierras checas terminará con el regreso a nuestro hotel, donde podremos descansar antes de continuar nuestro viaje hacia nuevas ciudades europeas.

Día 4: Praga – Budapest. El recorrido mágico entre dos ciudades únicas

RÉGIMEN Desayuno. Cena
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Nos despediremos de Praga con un reconfortante desayuno en nuestro hotel, para, después, empezar la ruta hacia Budapest, en lo que será una ruta de espectacular belleza. Un gran viaje como este se disfruta, sin duda, minuto a minuto.

Una vez comenzado el camino, podremos encontrarnos con el gran espectáculo natural que supone atravesar Bohemia, una zona montañosa y boscosa en la que destacan todo tipo de ciudades y pueblos con encanto, además del Pisek, el puente más antiguo de Europa.

Ya en Moravia (junto a Silesia, las tres regiones históricas de la República Checa), atravesada por el río Morava, podremos contemplar todo tipo de paisajes y localidades de ensueño.

Budapest, el Danubio y los puentes que unen Buda y Pest nos recibirán con los brazos abiertos, en lo que será el preludio de una experiencia inolvidable. Nuestra primera parada será en el hotel, donde podremos estirar las piernas por los alrededores antes de volver al hotel para cenar y dormir un reparador sueño.

Día 5: Budapest. La incomparable ciudad del Danubio.

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Budapest
ALOJAMIENTO Hotel

Una de las ciudades más bellas de Europa, incluso del mundo, nos sorprenderá con sus encantos nada más comenzar nuestra visita panorámica, un completo recorrido matinal que nos presentará los lugares más destacados de la capital húngara, eso sí después de haber cargado pilas con un buen desayuno.

La Plaza de los Héroes será un magnífico comienzo, por ser un amplio espacio abierto en el que, por ejemplo, se encuentra el Museo de Bellas Artes. De ahí, iremos hasta la distinguida Avenida Andrassy, todo un toque de distinción, un bello entorno urbano que acoge a diversos palacios y palacetes en su recorrido.

En toda visita a Budapest, sus célebres puentes se convierten en protagonistas, y así será durante nuestro recorrido, ya que pasaremos por el Puente de las Cadenas (el más antiguo de la capital) o los de Isabel (homenaje a la emperatriz Sissi) y Margarita. Cada uno de estos pasos entre Buda y Pest está decorado con multitud de detalles representativos, como en los casos del águila imperial de Francisco José o el pájaro turul.

Poco después, nos encontraremos paseando y disfrutando del encanto de las calles de Buda, una de las partes de la ciudad, situada al oeste del Danubio, en una alta colina a la que se puede subir en funicular desde el Puente de las Cadenas. Tendremos, por lo tanto, unas magníficas vistas mientras recorremos lugares tan destacados como el Bastión de los Pescadores, sin olvidar el paso por el imponente edificio del Parlamento, por sus bellos enclaves neobarrocos, por cualquiera de sus pintorescas calles.

La tarde la reservaremos, con unas horas de tiempo libre, para conocer más enclaves de la ciudad, como el centro histórico (Patrimonio de la Humanidad de la Unesco). Un excelente día de viaje que podemos completar con una interesante actividad opcional; un paseo por el Danubio antes de asistir a una ‘Goulash Party’, una cena típica amenizada por un espectáculo folclórico de música y bailes húngaros.

No ha estado nada mal, todo un día de disfrute por Budapest terminará en nuestra habitación del hotel, donde descansaremos para prepararnos ante la que será una fascinante jornada al día siguiente: Viena.

Día 6: Budapest – Viena. Elegancia y belleza a raudales

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Viena
ALOJAMIENTO Hotel

Dejaremos Budapest después de desayunar en el hotel, para ir al encuentro de Viena, toda una referencia para viajeros del continente e, incluso, para visitantes procedentes de todo el mundo. Un trayecto en el que podremos contemplar, por ejemplo, los bellos paisajes de la Llanura Panónica, una excepcional superficie natural. Ya en Viena, almorzaremos y comenzaremos una visita panorámica.

La avenida Ringstrasse nos acogerá con sus más de cinco kilómetros de longitud, que rodean el centro de la ciudad con una espectacular sucesión de edificios, como el Parlamento y la Ópera, iconos de la grandeza y distinción vienesas. También podremos ver las imponentes sedes de enclaves como el Ayuntamiento, la Bolsa y los museos de Historia del Arte y de la Historia Natural, además de la Iglesia Votiva, una de las construcciones neogóticas más destacadas en todo el mundo, con dos torres gemelas de 99 metros cada una.

La grandeza y la belleza continuarán de la mano en nuestra visita al centro de Viena y a su zona peatonal, donde emerge la Catedral de San Esteban, un prodigio de estilo gótico en el que destaca su torre en forma de aguja y que se ha convertido en el símbolo de la ciudad.

Otra maravilla a disfrutar en esta vista a Viena serán los patios del Palacio Imperial de Hofburg, residencia de los Habsburgo durante más de seis siglos y sede de los magníficos Apartamentos Imperiales.

La bulliciosa Kärntner Strasse (la calle principal de Viena, donde podremos dedicar unos momentos a comprar algún recuerdo) y el Graben (en el mismo centro de la ciudad, donde se ubica la célebre Columna de la Peste mandada construir por Leopoldo I) marcarán el cierre de un excepcional día en Austria. Luego regresaremos al hotel para emprender un sueño reparador.

Día 7: Viena. Un nuevo día en Viena: homenaje a los sentidos

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Aún impactados por el despliegue de belleza y grandeza del día anterior, continuaremos disfrutando de esta espectacular ciudad, que llegó a ser considerada la capital cultural de Europa. Todo un día para conocerla, y vivirla, mejor.

Nuestro segundo día en Viena, en este caso con tiempo libre para organizarnos como consideremos, puede comenzar, por ejemplo, por el célebre Prater, un enorme parque público y de recreo con iconos como la Noria (una de las ‘estrellas’ inanimadas de la película clásica ‘El tercer hombre’) y la Iglesia de San Carlos Borromeo. Después, será una magnífica idea visitar alguno de los míticos cafés de la ciudad.

Esta gran jornada en Viena nos permitirá escoger una visita guiada opcional a la Ópera (el Teatro de la Ópera de Viena), el centro de la vida musical en una de las ciudades donde este arte ha alcanzado sus cotas más altas: la Ópera Estatal de Viena es la compañía operística más importante y famosa del mundo. Las representaciones se inauguraron a lo grande, con el estreno, en 1869, del ‘Don Giovanni’ de Mozart, inaugurando la triunfal singladura de este edificio histórico que, curiosamente, no convenció al principio por su estilo renacentista. En la actualidad, se ha consolidado como uno de los centros musicales más destacados del planeta, con una accesibilidad para todo tipo de públicos, como en el caso de las entradas desde 3 y 4 euros (puestas a la venta dos horas antes del concierto, la ópera, etc.).

Además de la Ópera, la visita opcional incluye el paso por el majestuoso Palacio de Schönbrunn, la residencia de verano de la familia imperial, con ilustres ocupantes como María Teresa, Francisco José y la universal Sissí. Todo un toque de distinción al que se añade un excepcional significado histórico, ya que allí se produjeron encuentros tan importantes como los propios de la firma del Tratado de Viena y la reunión entre J. F. Kennedy y Nikita Krushev en plena ‘Guerra Fría’.

El día finalizará con la opción de asistir a un concierto vienés, lo que podrá ser una estupenda manera de despedir un día repleto de gratas emociones y sensaciones, al son de piezas entre las que, como no podía ser de otra manera, se incluirá el vals.

Ya de vuelta en nuestro hotel en Viena, dejaremos preparado nuestro equipaje de cara a la salida del día siguiente, cuando abandonemos la capital austriaca para volver a nuestro lugar de origen cargados de recuerdos y vivencias inolvidables.

Día 8: Viena - España. ¡Hasta el próximo viaje!

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Vuelo

Ocho días por la Europa Imperial… Toda una oportunidad que hemos vivido a fondo en cada momento de este excepcional recorrido, que comenzó en Praga y ha finalizado en Viena. Un caleidoscopio de imágenes y sensaciones que estarán bien frescas mientras nos despedimos de la capital austriaca antes de que nos lleven hasta el aeropuerto. Un café, un trago de cerveza, una porción de tarta Sacher… cualquiera de estos sabores se sumarán a todos los placeres experimentados en esta excepcional experiencia. Tras tu último desayuno, tendrás algo de tiempo libre hasta la hora indicada que será cuando te vengan a recoger para llevarte al aeropuerto. ¡Gracias por acompañarnos!

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

Nuestra linea basada en hoteles de 3*S y 4* una ubicación inmejorable en el centro de las ciudades.

Royal Prague
Praga, República Checa

Royal Prague

Mamaison Residence Downtown Prague
Praga, República Checa

Mamaison Residence Downtown Prague

Nuestro producto más habitual, hoteles de 4* y los mejores 3* seleccionados tras años de experiencia. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 3* identificados como 3* S.

Austria Trend Ananas
Viena, Austria

Austria Trend Ananas

Clarion Congress Prague
Praga, República Checa

Clarion Congress Prague

Mercure Budapest Korona
Budapest, Hungría

Mercure Budapest Korona