Viaje a Holanda: Circuito Ámsterdam, el Rhin y París

Duración 8 día/s, 7 noche/s
  • ENE
  • FEB
  • MAR
  • ABR
  • MAY
  • JUN
  • JUL
  • AGO
  • SEP
  • OCT
  • NOV
  • DIC
Completo
Circuito: Ámsterdam, el Rhin y París
DURACIÓN: 8 día/s, 7 noche/s
Completo
Un recorrido genial por lo mejor de Europa

Con Ámsterdam como punto de partida, este circuito único te permitirá conocer algunos de los lugares más bellos y estimulantes del continente europeo, como las catedrales de Colonia y de Reims, las calles de Frankfurt y la preciosa, inimitable, inigualable París. Además, por supuesto, podrás disfrutar de un inolvidable crucero por las aguas del Rhin. Esta es una experiencia sin igual… ¿A qué esperas para vivirla?

Itinerario

Día 1: España - Ámsterdam. La ciudad de los canales nos espera.

RÉGIMEN Cena.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

Ha llegado nuestro momento: ¡Ámsterdam nos espera! Es importante que lleguemos al aeropuerto con un par de horas de la hora fijada de nuestro vuelo para evitar imprevistos de última hora. Antes de salir de casa, revisaremos que llevamos a mano la documentación necesaria y nos aseguraremos de que hemos metido en la maleta todo lo que necesitamos.

Saldremos dirección al aeropuerto con la suficiente antelación para facturar con tranquilidad nuestra maleta, pasar los controles de seguridad y encontrar con tiempo nuestra puerta de embarque. Una vez a bordo, llegaremos en menos de tres horas a Ámsterdam, la capital de Holanda y una de las ciudades europeas más divertidas y emocionantes de Europa. Cuando hayamos aterrizado, nos vendrán a recoger para llevarnos directamente a nuestro hotel, donde después de registrarnos, tendremos el resto del día libre para hacer una primera incursión por la ciudad antes de la cena.

Día 2: Ámsterdam. Descubriendo la ciudad más divertida de Europa.

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Ámsterdam
ALOJAMIENTO Hotel

Amanecemos en Ámsterdam y comenzaremos nuestro día con una visita panorámica guiada en la que haremos paradas para conocer los lugares de interés más importantes de la ciudad: sus edificios tan fácilmente reconocibles, sus serpenteantes canales, sus plazas, sus mercados, sus museos y todo el encanto de estilo de vida de las ciudades más divertidas de Europa.

Comenzaremos en la Plaza Dam, el corazón de la ciudad, centro de su vida comercial y punto de encuentro de una gran parte de sus habitantes. La plaza se ubica en el mismo lugar en el que se construyó la primera presa del río Amstel, que da nombre a la ciudad, allá por el siglo XIII. Allí se encuentran, además, dos de los monumentos más importantes de la ciudad: El Palacio Real, un fascinante edificio de estilo neoclásico que data de mediados del siglo XVII, el Museo de Cera Madame Tussaud, y la iglesia Nieuwe Kerk.

En el centro de la plaza, encontramos un gigantesco obelisco de 22 metros de altura. Se trata del Monumento Nacional en memoria de los soldados holandeses que dieron su vida por Holanda en la Segunda Guerra Mundial.

Nuestra segunda parada la haremos en el mercado de las Pulgas, con sus antigüedades y sus curiosidades, que lleva funcionando más de 400 años y continuaremos hasta el Bloemenmarkt, más conocido como Mercado Flotante de Flores, donde entre todas las preciosas flores de mil colores que bañan de un encanto especial el mercado, destaca el tulipán, símbolo y orgullo no solo de la ciudad sino de todo el país.

Durante nuestro recorrido, veremos la Casa Museo de Rembrandt, el edificio increíblemente bien conservado en el que vivió el famoso pintor del siglo XVII, la Plaza de los Museos, la Museumplein para los locales, en la que se encuentres tres de los museos más visitados de la ciudad: El Rijksmuseum, o Museo Nacional, considerado la pinacoteca más prestigiosa del país, que alberga una extraordinaria colección de obras de arte del Siglo de Oro, donde los cuadros de Vermeer, Rembrandt, Frans Hals o Jan Steen son los grandes protagonistas; el Museo Van Gogh enteramente dedicado a su artista por excelencia que dispone de más de 200 de sus obras; y el Stedelijk, o Museo Municipal de Arte Moderno, que muestra , en un edificio espectacular, una colección no menos impresionante. Terminaremos nuestra visita paseando por el Barrio Judío de Ámsterdam, donde se halla el Jardín Botánico Hortus.

Todos aquellos viajeros que tengan ‘Todo Incluido’ disfrutarán de un almuerzo a coste cero. Después de comer, dispondremos de tiempo libre para continuar descubriendo la denominada como “Venecia del Norte”, nombre por el que muchos conocen la ciudad por sus archiconocidos canales. Deleitarse con sus casas flotantes o acercarse hasta la Casa de Ana Frank para revivir su historia hará que nuestra estancia en la ciudad sea todavía más inolvidable.

Al final del día, volveremos a nuestro hotel para pasar la noche. No hay que olvidar que los viajeros que contrataron la opción de ‘Todo Incluido’ podrán cenar también sin ningún coste añadido.

Día 3: Ámsterdam. La bella “Venecia del Norte”.

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Para el día de hoy tenemos que tomar una decisión: quedarnos en Ámsterdam para seguir viviendo y disfrutando de los planes que nos ofrece la ciudad y que pasan por sus canales, sus barrios, sus hoteles, sus parques, y hasta sus bicicletas o salir de la capital holandesa de irnos de excursión por sus alrededores que son tan singulares y auténticos como la propia ciudad. ¿Qué tal si visitamos a Zaanse Schans, Marken o Volendam?

Zaanse Schans, el conocido como “pueblo de los molinos”, está a tan solo media hora de Ámsterdam por carretera y causará estragos en aquellos apasionados de los entornos rurales y los pueblecitos con encanto. Aquí podremos ver y conocer la historia de los molinos de viento que salpican el paisaje holandés y lo hacen único en el mundo.

Los molinos se construyeron durante el siglo XVII para abastecer a sus habitantes de alimento, pero también de tintes y pinturas para sus ropajes y el desarrollo de sus creaciones artísticas y culturales. Contemplarlos es hacer un viaje al pasado para comprender mejor cómo era la vida de sus gentes entonces, ya que no son únicamente los molinos los que se conservado manteniendo su forma original, sino que ese espíritu genuino se ha contagiado también a sus casas, sus plazas, sus calles y sus iglesias.

Esta visita optativa, también nos llevará hasta Marken, otro pueblecito que empezó siendo una isla pero que los holandeses, no sin esfuerzo, han conseguido ganarle terreno al mar construyendo un dique y una carretera que los une a tierra firme. De tradición religiosa protestante y ambiente tranquilo y sereno, es un lugar sublime para pasear entre sus jardines, sus canales junto al mar y soñar con sus preciosas casitas de madera.

Nuestra última parada en esta aventura será en Volendam, cuya tradición religiosa, al revés que Marken, es católica. Fundada en el siglo XIV cerca del puerto de Edam, hoy mantiene sus reminiscencias de antigua ciudad pesquera. Esta ciudad invita a evadirse de las preocupaciones disfrutando de las vistas de su paseo marítimo, haciendo algunas compras o degustando alguno de los platos más típicos de oferta gastronómica, que tiene como base el pescado fresco.

Regresaremos de vuelta caída la noche al hotel para cenar (recordemos que la cena está incluida si hemos contratado el paquete TI) y dormir.

Día 4: Ámsterdam – Colonia – Paseo en barco por el Rhin – Frankfurt. Un día inolvidable con un pie en cada país.

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o vanFerry
Visitas Crucero por el Rhin
ALOJAMIENTO Hotel

Será mejor que hoy tomemos un buen desayuno porque nos espera un día de emociones intensas. Dejamos atrás Holanda y su capital Ámsterdam para poner rumbo a un nuevo país, Alemania, y dos nuevas ciudades: Colonia y Frankfurt.

Colonia es una ciudad con más de 2.000 años de historia. Fue fundada por los romanos para defender su imperio de las invasiones bárbaras. Es uno de las grandes ciudades culturales del país y, de entre toda su riqueza arquitectónica, destaca su emblemática catedral de estilo gótico, con sus dos altas torres de aguja, que le valieron el título de ser el monumento más alto de toda Europa hasta finales del siglo XIX. Tardaron la friolera de más de 700 años en acabarla y eso también se aprecia en su interior donde tendremos la oportunidad de contemplar sus tesoros, como por ejemplo el Arca de los Reyes Magos, que Federico Barbarroja mandó traer desde Milán.

Después de comer, nos embarcaremos en un inolvidable paseo por las aguas del Rhin, el río más largo, con sus 1.233 kilómetros de longitud, y el más navegado de toda Europa; puede surcarse durante 883 kilómetros entre Basilea y su desembocadura en el delta del Mar del Norte. Durante nuestro recorrido podremos maravillarnos de sus impresionantes paisajes, salpicados de castillos y viñedos.

A continuación, nos dirigiremos por carretera hasta Frankfurt, la capital financiera de Alemania y, en cierto modo, de Europa, ya que allí se encuentra la sede del Banco Central Europeo. Disfrutaremos del resto del día libre para descubrir por nosotros mismos la ciudad antes de registrarnos en un nuevo hotel donde nos quedaremos alojados para pasar la noche.

Día 5: Frankfurt – Reims – París. De camino a la ciudad de la luz.

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Centraremos nuestra jornada de hoy en desplazarnos desde Frankfurt hacia París, un viaje por carretera de unas seis horas de duración atravesando la frontera francesa por unos parajes llenos de historia. En ellos tuvo lugar la Batalla de Verdún entre franceses y alemanes durante la Primera Guerra Mundial.

Haremos una parada en Reims, donde dispondremos de unas horas libres para disfrutar de sus lugares de interés más representativos. Reims, una de las ciudades más importantes de Francia, es conocida mundialmente porque aquí se produce el famoso champagne francés, que tendremos la oportunidad de degustar en cualquier de sus terrazas mientras nos empapamos de su historia. En su catedral, por ejemplo, se han celebrado nada menos que 25 coronaciones de reyes diferentes. Podremos perdernos entres sus calles, con sus edificios medievales con más solera hasta la impronta del estilo Art Déco, para sorprendernos con sus monumentos más representativos, como la catedral de Nôtre-Dame y la basílica de Saint-Remi, ambas declaradas por la UNESCO l Patrimonio Mundial.

La catedral de Notre-Dame de Reims es uno de los máximos exponentes del estilo gótico europeo. Levantada en el siglo XII, su principal seña de identidad son las coloridas vidrieras de Chagall en tonos azules, que consiguieron sobrevivir a dos guerras mundiales.

La antigua abadía de Saint-Remi, por su parte, es una basílica que aúna el románico y el gótico. Su construcción, en el siglo XI, se ideó para que albergara en ella las reliquias de San Remi, el obispo que bautizó al primer rey cristiano, Clovis, que fundó la primera dinastía real francesa. Allí también se encuentra la Santa Ampolla, un vaso con el óleo santo con el que se consagraba a los reyes de Francia.

Llegados a París, podremos realizar una primera toma de contacto por nuestra cuenta antes de acomodarnos en nuestro hotel. Pero también tenemos la opción de contratar una actividad nocturna, totalmente opcional: un tour por el París iluminado. Así podremos celebrar nuestra primera noche en la capital del amor por excelencia.

Día 6: París. La ciudad eterna del amor.

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de París
ALOJAMIENTO Hotel

París es siempre una buena idea y nada como empezar el día con una visita panorámica para empaparnos de la esencia de la ciudad, su savoir faire y su estilo parisino. Empezaremos en La Plaza de la Concordia, con su imponente obelisco egipcio y sus privilegiadas vistas de los Jardines de las Tullerías. El tamaño de esta plaza solo lo supera la de Quinconces, en Burdeos, así que es la segunda más grande de toda Francia. Es imposible cuando estás en ella no hacer un viaje en el tiempo hasta la Revolución Francesa y su guillotina, pues en este lugar se llevaron a cabo numerosas ejecuciones con este método, entre ellas la de la reina Maria Antonieta y la del jacobino Robespierre.

Continuaremos hasta la plaza de la Ópera, donde está ubicada la Ópera Garnier y recorremos los Campos Elíseos para ver el Arco del Triunfo, que nos recordará las victorias de las tropas del imperio de Napoleón Bonaparte. Próxima a este monumento se encuentra, siempre prendida, la llama que indica la Tumba del Soldado Desconocidos, el particular homenaje de los franceses a los soldados “anónimos” que dieron y perdieron la vida en la Primera Guerra Mundial.

En París los barrios se organizan en lo que los parisinos denominan distritos. De entre todos ellos, el Barrio Latino y el de Saint-Germain-des-Prés son dos de los más conocidos. Visitaremos ambos. El Quartier Latin, con sus estrechas calles repletas restaurantes, nos permitirá conocer el savoir faire y el ambiente típico del estilo parisino. Su nombre proviene de la Edad Media, cuando la mayoría de los habitantes que residían en esta zona hablaba latín porque procedían de la Sorbona.
Pegado está el distrito de Saint-Germain-des-Prés, el más chic, por su suma elegancia. En este barrio se encuentran dos de los cafés más famosos de la ciudad; el Café des Deux Magots y el Café de Flore, y su iglesia más antigua, que data del siglo VI.
Terminada nuestra visita panorámica, dispondremos de toda la tarde libre para continuar transitando la ciudad o bien, si así lo hemos decidido, partiremos hacia Versalles, para conocer su Palacio y sus jardines.
El Palacio de Versalles, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, es una de las grandes joyas arquitectónicas de Europa. En él se han inspirado la edificación de otros palacios en otras ciudades europeas, sin ir más lejos, el Palacio Real de Madrid. El de Versalles, además, tienen una vital relevancia en la historia de Francia. En su Salón de los Espejos, por ejemplo, se firmó en 1919 el Tratado que puso fin a la Primera Guerra Mundial.
En un principio, el palacio se ideó para ser un pabellón de caza, pero Luis XIV, apoderado Rey Sol, decidió convertirlo en la residencia de la Corte y el Gobierno en 1682. De igual belleza son sus jardines, una referencia paisajística para muchos otros en todo el mundo, algo realmente admirable teniendo en cuenta que se invirtieron 40 años para dotarles de la forma que tienen hoy en día.

Caída la noche, París nos ofrece uno de sus grandes atractivos: una función de cabaret en Le Lido, uno de los más visitados del bohemio barrio de Montmartre. Terminada la representación regresaremos a nuestro hotel a descansar.

Día 7: París. Cuna mundial de estilo y arte.

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Nuestro último día en París ha de ser inolvidable. Por eso, tenemos un día completamente libre para movernos por la ciudad como más nos apetezca. Sin embargo, los organizadores de este viaje han previsto dos excursiones complementarias para nosotros, que son totalmente optativas: la primera es una visita guiada por el Barrio Latino, el barrio más intelectual de la ciudad que fue escenario de la revolución del mayo del 68, deslumbrarnos con la majestuosidad del interior de la catedral de Nôtre Dame y relajarnos en un bateau mouche por el río más romántico del mundo: el Sena.

Nôtre Dame es la catedral de estilo gótico más impresionante del mundo. Desde que empezara a construirse en el siglo XII ha sido testigo de muchos de acontecimientos históricos como la coronación como emperador de Napoleón Bonaparte o la beatificación de Doña Juana de Arco. Además de lugar de culto para creyentes y peregrinos y objeto de estudio de arquitectos e historiadores de arte, es historia y leyenda de la capital del Sena. ¿Quién no ha soñado con subirse a su campanario para ver de cerca sus gárgolas y esperar que cobren vida como en el Jorobado de Nôtre Dame?

A los pies de la catedral, tomaremos un bateau mouche para dar un romántico paseo por las aguas del Sena y poder embelesarnos con la belleza de sus puentes y el ambiente tan típicamente parisino de sus orillas.

Por la tarde, podremos sumarnos a la segunda excursión opcional: una vista guiada al Museo del Louvre, de fama mundial por el incalculable valor de su pinacoteca. El edificio, que fue una fortaleza en el siglo XII, también sirvió de antigua residencia real, para albergar hoy cuadros tan famosos como La Gioconda, de Da Vinci, La Libertad guiando al pueblo, de Delacroix, La Venus de Milo o La Victoria de Samotracia, que son el buque insignia de las más de 35.000 obras que se exponen en sus salas.

Día 8: París — España. Volvemos a casa.

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Vuelo

Nuestro viaje ha llegado a su fin, pero en nuestra retina ya queda grabada una de las ciudades europeas más bellas y en nuestro corazón una experiencia fascinante para contar y recordar. Hemos conocido parte de tres grandes países europeos: Holanda, Alemania y Francia.

Antes de que vengan a recogernos al hotel para trasladarnos al aeropuerto tendremos algo de tiempo libre para despedirnos de Paría como se merece. ¡Au revoir Paris!

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

Nuestro producto más habitual, hoteles de 4* y los mejores 3* seleccionados tras años de experiencia. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 3* identificados como 3* S.

Novotel Paris Est
Bagnolet, Francia

Novotel Paris Est

Mercure Paris Ivry Quai de Seine
Ivry Sur Seine, Francia

Mercure Paris Ivry Quai de Seine

Mercure Amsterdam City
Ámsterdam, Paises Bajos

Mercure Amsterdam City

Novotel Amsterdam City
Ámsterdam, Paises Bajos

Novotel Amsterdam City

WestCord Art Hotel Amsterdam (3*)
Ámsterdam, Paises Bajos

WestCord Art Hotel Amsterdam (3*)

Leonardo Royal Frankfurt
Frankfurt, Alemania

Leonardo Royal Frankfurt

Mercure Hotel & Residenz Frankfurt Messe
Frankfurt, Alemania

Mercure Hotel & Residenz Frankfurt Messe

Nuestro producto más habitual, hoteles de 4* y los mejores 3* seleccionados tras años de experiencia. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 3* identificados como 3* S. Se incluyen todas o la mayoría de las comidas (no incluye bebidas). Por razones operativas y para que descubras a tu aire la cocina autóctona, en algún caso hemos dejado las comidas libres. Se incluyen las visitas y excursiones más interesantes

Novotel Paris Est
Bagnolet, Francia

Novotel Paris Est

Mercure Paris Ivry Quai de Seine
Ivry Sur Seine, Francia

Mercure Paris Ivry Quai de Seine

Mercure Amsterdam City
Ámsterdam, Paises Bajos

Mercure Amsterdam City

Novotel Amsterdam City
Ámsterdam, Paises Bajos

Novotel Amsterdam City

WestCord Art Hotel Amsterdam (3*)
Ámsterdam, Paises Bajos

WestCord Art Hotel Amsterdam (3*)

Leonardo Royal Frankfurt
Frankfurt, Alemania

Leonardo Royal Frankfurt

Mercure Hotel & Residenz Frankfurt Messe
Frankfurt, Alemania

Mercure Hotel & Residenz Frankfurt Messe