Viaje a Italia: Circuito Sicilia Clásica y Nápoles

Duración 11 día/s, 10 noche/s
Desde 1.560 €
Ver disponibilidad
Circuito: Sicilia Clásica y Nápoles
DURACIÓN: 11 día/s, 10 noche/s
Desde 1.560 €
Ver disponibilidad

La opinión de nuestro guía

Rosana Garrigós
Empezaría mi viaje en Nápoles, capital de la región de Campania en Italia y ciudad que podría resumirse como “la esencia Italiana o la verdadera Italia”, el caos de la ciudad, la aparente dejadez de las viviendas, la ropa tendida, la pizza, la “peligrosidad"… son algunas de las características más típicas de la ciudad, pero realmente hay mucho más detrás de estos estereotipos.
Leer más
Rosana Garrigós Guía especializado en Circuitos por Italia
Descubre los secretos de una tierra milenaria portadora de una increíble historia, bellos paisajes y una gastronomía deliciosa

Sicilia enamora con su mezcolanza de culturas, su milenaria historia e importantes restos arqueológicos, sus bellos pueblos medievales y ciudades barrocas, sus increíbles paisajes mediterráneos e incluso lunares, como los que podrás observar en el imponente Etna. Te proponemos un viaje por espectaculares yacimientos arqueológicos, como el de Agrigento; disfrutar en encantadoras playas como las que encontrarás en el pueblo costero de Cefalú, descubrir ciudades repletas de tradiciones como Siracusa, Catania y Noto... ¿Quieres vivir aún más emociones? Sube al Etna, el mayor volcán activo de Europa, y vive una experiencia única.

Itinerario

Día 1: España - Palermo. ¡Adelante, Sicilia nos espera!

RÉGIMEN Alojamiento.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

Nuestro gran viaje está a punto de comenzar: saldremos de casa con las maletas en la mano y con toda la ilusión del mundo y nos dirigiremos al aeropuerto para tomar el vuelo con destino a Palermo, la capital de Sicilia. Eso sí, lo haremos con al menos dos horas de antelación respecto a la salida del vuelo, para poder facturar el equipaje y hacer todos los trámites sin tener que correr.

Cuando aterricemos en Palermo, nos estarán esperando en el aeropuerto para darnos la bienvenida y para trasladarnos al hotel. Después, tendremos tiempo libre hasta el final del día para tomar un primer contacto con esta bella ciudad. Los viajeros que cuenten con la modalidad ‘Todo Incluido’ podrán, además, disfrutar de la cena sin coste adicional.

Día 2: Palermo (Monreale). Recorriendo la ciudad más auténtica de Sicilia

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Catedral de Monreale Panorámica de Palermo
ALOJAMIENTO Hotel

¡Buenos días! Hoy es cuando empezará de verdad nuestro maravilloso viaje a Sicilia y Nápoles. En cuanto terminemos de desayunar en el hotel, emprenderemos una inolvidable visita panorámica que nos permitirá conocer los enclaves más representativos de la capital siciliana.

A lo largo de nuestro tour panorámico, tendremos la oportunidad de conocer, entre otros tesoros, la Capilla Palatina y la Catedral de Palermo. La primera cuenta con una serie de maravillosos mosaicos que ilustran distintos relatos de la Biblia, mientras que la segunda está considerada toda una obra maestra de la arquitectura, y en ella se funden diferentes estilos, fruto de las distintas culturas y civilizaciones que han pasado por Sicilia a lo largo de la historia.

Tras recorrer lo mejor de la capital, nos dirigiremos a Monreale, una localidad que pertenece a la provincia de Palermo y que se encuentra a poco más de diez kilómetros del centro de la ciudad. Allí nos espera la espectacular Catedral de Monreale, uno de los mayores exponentes del arte normando, no solo de Sicilia, sino de toda Europa. No en vano, la UNESCO la declaró Patrimonio de la Humanidad en el año 2015. En su claustro podremos admirar 228 columnas exquisitamente decoradas, que sostienen una serie de bonitos arcos de clara influencia árabe.

Después de estas dos visitas, volveremos a Palermo para almorzar y gozar de una tarde libre. La cena estará incluida para todos aquellos que tengan contratado el paquete ‘Todo Incluido’.

Día 3: Palermo - Cefalú - Piazza Armerina – Catania. Un recorrido realmente inolvidable

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Hoy nos espera una fabulosa jornada recorriendo algunos de los enclaves más bonitos e interesantes de Sicilia, así que lo mejor será desayunar bien en el hotel y elegir un calzado cómodo.

El primer lugar al que nos dirigiremos cuando terminemos de desayunar es Cefalú, un precioso pueblo marinero situado a poco más de una hora de trayecto desde Palermo. En cuanto lleguemos, tendremos tiempo libre para conocer por nuestra cuenta sus lugares más emblemáticos, como la Catedral Normanda, un espectacular templo construido en el siglo XII, o el ‘Lavatoio Medievale’, unos antiguos baños subterráneos que los lugareños usaban en la Edad Media para refrescarse y para lavarse.

Tras nuestro paso por Cefalú, pondremos rumbo a Piazza Armerina, una bonita localidad situada en pleno centro de Sicilia. Al llegar, almorzaremos en una casa rural y visitaremos la Villa Romana del Casale.

En la última etapa de la jornada, nos dirigiremos a Catania, la segunda ciudad más grande de la isla y nuestro siguiente destino. Una vez allí, nos instalaremos en el hotel y nos prepararemos para pasar la noche. Quienes cuenten con el paquete ‘Todo Incluido’ podrán, además, disfrutar de la cena en el hotel totalmente gratis.

Día 4: Catania - Etna - Taormina – Catania. El feroz volcán Etna

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Arrancamos esta cuarta jornada del viaje disfrutando de un suculento desayuno en el hotel de Catania, la segunda ciudad más grande de Sicilia. En cuanto terminemos, emprenderemos una inolvidable excusión de día completo para conocer el Etna y la localidad de Taormina.

Cuando lleguemos a las inmediaciones del Etna, quedaremos boquiabiertos ante su grandeza y majestuosidad. No olvidemos que, con sus 3.350 metros de altura, es el volcán más alto de Europa. Además, está activo, y cada cierto tiempo se pueden ver pequeñas erupciones que salen, feroces, de su cráter. Dispondremos de tiempo libre suficiente para pasear por la zona y visitar por nuestra cuenta los cráteres apagados del volcán, conocidos como ‘Crateri Silvestri’.

Aprovechando nuestro paso por este magnífico lugar, almorzaremos en una casa rural situada a los pies del Etna, pero no será un almuerzo cualquiera: tendremos la oportunidad de disfrutar de una inolvidable degustación de vinos y productos gastronómicos típicos de la zona.

A continuación, nos dirigiremos a la bella localidad de Taormina, en la que también tendremos tiempo libre para conocer los enclaves más interesantes del lugar, como el famoso teatro grecorromano de Taormina, en excelente estado de conservación.

Después de estas increíbles visitas, regresaremos a nuestro hotel de Catania, en el que nos estará esperando una confortable habitación en la que pasar la noche. Los viajeros que hayan contratado la modalidad ‘Todo Incluido’ podrán disfrutar de la cena sin coste adicional.

Día 5: Catania – Siracusa. Descubriendo la costa jónica italiana

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Zona arqueológica de Siracussa Panorámica de Catania
ALOJAMIENTO Hotel

Comenzamos un nuevo día en la maravillosa isla de Sicilia, y hoy tenemos por delante una jornada llena de emociones y de experiencias viajeras de primer nivel. Lo primero que haremos, en cuanto hayamos terminado de desayunar en el hotel, es realizar una visita panorámica para conocer los lugares más representativos de Catania.

Recorreremos lo mejor de esta ciudad, considerada toda una joya barroca, en la que destacan sus construcciones hechas con piedra volcánica. Además, visitaremos el Mercado del Pescado de Catania, acompañados en todo momento por nuestro guía local.

Tras nuestro tour panorámico por Catania, nos despediremos de esta maravillosa ciudad y pondremos rumbo a Siracusa, uno de los principales centros culturales del Mediterráneo en la época de la Grecia Clásica. Por el camino, realizaremos una breve parada para visitar el famoso Santuario della Madonna delle Lacrime. Una vez en Siracusa, iremos directamente al hotel para instalarnos, refrescarnos un poco y disfrutar de un suculento y merecido almuerzo.

Por la tarde, realizaremos una inolvidable visita a las zonas arqueológicas de Siracusa y de la Isla de Ortigia. Iremos acompañados de un guía local, que nos irá explicando todo lo que vayamos viendo, y que pondrá de relieve la enorme importancia histórica de estos tesoros. La Isla de Ortigia está unida a tierra firme por un pintoresco puente, y en ella podremos admirar los vestigios de las distintas civilizaciones que han pasado por este lugar a lo largo de la historia: el Templo de Minerva -actualmente transformado en catedral cristiana-, la Fontana di Arethusa, el Templo de Apolo, el Teatro Greco y el Anfiteatro Romano.

Finalmente, y tras una intensa jornada llena de momentos inolvidables, regresaremos al hotel de Siracusa para pasar la noche. Los viajeros que cuenten con el pack ‘Todo Incluido’ podrán, además, disfrutar de la cena sin coste alguno.

Día 6: Siracusa - Noto - Ragusa – Agrigento. Un paseo por los pueblos más bellos de Sicilia

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Valle de los Templos
ALOJAMIENTO Hotel

Como todos sabemos, el desayuno es la comida más importante del día, así que no dejemos pasar la oportunidad de disfrutar de los manjares que nos brinda el hotel a primera hora de la mañana. En cuanto hayamos terminado, nos despediremos de Siracusa y emprenderemos el camino hacia Agrigento, nuestro siguiente destino. Pero no iremos directamente, sino que haremos dos interesantísimas paradas por el camino.

El primer lugar en el que nos detendremos será Noto, una de las localidades sicilianas más destacadas en lo que a arquitectura barroca se refiere. Allí dispondremos de tiempo libre para recorrer por nuestra cuenta lo mejor de la ciudad: la Catedral, el Convento de Santa Clara, las pintorescas iglesias que se encuentran repartidas por todo Noto…

A continuación, nos dirigiremos a Ragusa, otra verdadera joya del barroco italiano. No en vano, esta ciudad ostenta la categoría de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Al llegar, almorzaremos para reponer fuerzas y, ya por la tarde, tendremos tiempo libre para conocer los lugares más emblemáticos de la ciudad. Pasear por Ragusa es una auténtica delicia, ya que en sus calles se mezclan los edificios de estilo barroco con las construcciones medievales estupendamente conservadas.

En la recta final de la jornada, abandonaremos Ragusa y nos dirigiremos a Agrigento, nuestro siguiente destino. Este lugar recibía en la Antigüedad el sobrenombre de ‘La Ciudad más bella de los mortales’. Y no es de extrañar, ya que atesora una belleza y un patrimonio histórico muy difícil de igualar. De hecho, hoy en día todavía se pueden admirar diez templos dóricos que se erigen en el Valle de los Templos. Y ahí es precisamente donde nos dirigiremos al llegar a Agrigento, para realizar una inolvidable visita guiada.

Cuando el día esté tocando a su fin, podremos ponernos cómodos en el hotel y disfrutar de una deliciosa cena antes de retirarnos a las habitaciones a descansar.

Día 7: Agrigento - Segesta - Erice – Palermo. Hacia la capital siciliana

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

La jornada de hoy se presenta de lo más emocionante: conoceremos algunos de los lugares más bonitos e interesantes de Sicilia, y acabaremos el día en Palermo, la gran capital de la isla. Pero antes de nada, por supuesto, disfrutaremos del desayuno que nos brinda el hotel de Agrigento. Después, nos dirigiremos a Segesta, donde nos espera un yacimiento arqueológico de gran valor.

Cuando lleguemos al área arqueológica de Segesta, dispondremos de tiempo libre para conocer por nuestra cuenta el Templo Dórico que allí se encuentra. Acto seguido, nos despediremos de Segesta y pondremos rumbo a Erice, una localidad que se halla en la cima del monte San Giuliano. Erice es famoso por ser uno de los pocos pueblos típicamente medievales de Sicilia, así como por su peculiar y deliciosa gastronomía. Aprovecharemos esta circunstancia y realizaremos una degustación de los dulces típicos de la zona, elaborados a base de almendras y de un sabor exquisito.

Después de haber probado los dulces típicos de Erice, tendremos tiempo libre para pasear por el pueblo y visitar su catedral. Antes de despedirnos de esta bella localidad, disfrutaremos de un buen almuerzo y, a continuación, nos dirigiremos a Palermo, capital de Sicilia y la ciudad donde pasaremos la noche. Al llegar, iremos directamente al hotel, y aquellos que hayan contratado la opción ‘Todo Incluido’ tendrán incluida la cena.

Día 8: Palermo - Nápoles. El sur de Italia nos espera

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Ferry
ALOJAMIENTO Hotel

Hoy toca despedirse de Sicilia para decirle hola al sur de Italia, concretamente a Nápoles, la ciudad en la que pasaremos todas las noches que nos quedan de viaje.

Cuando terminemos de desayunar en el hotel, tendremos unas horas libres hasta que llegue el momento de ser trasladados al puerto y tomar el barco que nos llevará a Nápoles. Podemos aprovechar ese tiempo libre haciendo algunas compras, paseando por los mercados de Palermo, o visitando el Teatro Massimo, famoso por ser el lugar donde se rodaron algunas de las escenas más importantes de la película ‘El Padrino‘.

A la hora indicada, nos trasladarán al puerto de Palermo, donde embarcaremos en la nave que nos llevará, durante la noche, hasta Nápoles. Dormiremos plácidamente en un camarote, mecidos por las suaves olas del Mediterráneo.

Día 9: Nápoles. Un día entero para disfrutar de Nápoles

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Nápoles
ALOJAMIENTO Hotel

Al abrir los ojos, sentiremos el inconfundible placer que solo se siente cuando se está viviendo un gran viaje. Poco después de despertar atracaremos en el puerto de Nápoles, desembarcaremos y seremos trasladados a nuestro nuevo hotel. Allí podremos disfrutar de un buen desayuno y, a continuación, emprenderemos una genial visita panorámica para conocer los enclaves más destacados de la ciudad.

En primer lugar, realizaremos un tour en autobús que nos llevará hasta lo alto de la Colina de Posilipo. Desde allí podremos disfrutar de las mejores vistas de toda la ciudad, y admiraremos las dos bahías: la de Pozzuoli y la de Nápoles.

Acto seguido, bajaremos del autobús y realizaremos una visita a pie por los lugares más emblemáticos de la capital de la región italiana de Campania. Descubriremos la plaza del Plebiscito -en la que se encuentra el Palacio Real-, la Galería Umberto I, la Ópera de Nápoles y el Teatro de San Carlo, además de dar un agradable paseo por la mítica Spaccanapoli.

A la hora de comer, repondremos fuerzas con un suculento almuerzo, y a partir de ese momento tendremos tiempo libre hasta el final del día para hacer lo que más nos apetezca: desde visitar algún museo, como el Arqueológico, hasta sentarnos a tomar un delicioso capuchino en cualquiera de las cafeterías de la ciudad. Hagamos lo que hagamos, cuando empiece a caer la tarde nos dirigiremos al hotel para cenar y disfrutar de una merecida noche de descanso.

Día 10: Nápoles. Un día libre en la apasionante Nápoles

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Hoy, mientras desayunamos en el hotel, tendremos que tomar una importante decisión: ¿Qué queremos hacer a lo largo de esta maravillosa jornada? Por una parte, podemos quedarnos en Nápoles y disfrutar de un día entero de tiempo libre para hacer lo que más nos apetezca. Y, por otra, podemos contratar una excursión opcional de día completo para conocer los restos arqueológicos de Pompeya y la paradisíaca isla de Capri.

Si decidimos quedarnos en Nápoles, el abanico de posibilidades es casi infinito: la capital de la región de Campania es una ciudad apasionante y repleta de lugares que visitar y de actividades que realizar. Si, por el contrario, elegimos hacer la excursión opcional, sin duda viviremos una serie de experiencias viajeras que nunca olvidaremos.

Visitaremos, en primer lugar, el sitio arqueológico de Pompeya, una ciudad romana que, el 24 de agosto del año 79 de nuestra era, fue destruida por una erupción del Vesubio. El volcán aniquiló a la población y prácticamente borró del mapa la ciudad, pero se conservaron suficientes restos como para que la UNESCO la declarara Patrimonio de la Humanidad en 1997. Durante nuestra visita, podremos ver parte del antiguo foro, varios templos, una taberna, algunas viviendas, e incluso los restos de un prostíbulo.

Tras nuestra inolvidable visita al sitio arqueológico de Pompeya, nos dirigiremos a la isla de Capri, situada al sur de Nápoles. Este lugar ha sido, a lo largo de la historia, el destino vacacional preferido por la jet set de los cinco continentes. Actores, cantantes, nobles y miembros de la realeza se han enamorado de esta bella isla, de sus preciosas playas y de las espectaculares vistas del mar Tirreno que ofrece Capri. Además, en este lugar todavía se conservan los restos de varias villas romanas.

Al final de la jornada, volveremos a Nápoles, donde nos estará esperando la confortable cama de nuestra habitación del hotel.

Día 11: Nápoles – España. Adiós a esta aventura en Italia

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo

¡Buenos días! Amanecemos en Nápoles con tristeza e ilusión a la vez, porque hoy es el último día que disfrutaremos de este país. Al menos, de momento… Tras el desayuno, tendremos tiempo libre hasta que llegue el momento del traslado al aeropuerto. Entonces, tendremos que despedirnos de Italia y tomar el vuelo de regreso a España. ¡Hasta la próxima!

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

Nuestro producto más habitual, hoteles de 4* y los mejores 3* seleccionados tras años de experiencia. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 3* identificados como 3* S.

Catania International Airport
Catania, Italia

Catania International Airport

Villa Del Bosco & Vdbnext
Catania, Italia

Villa Del Bosco & Vdbnext

Holiday Inn Naples
Napoles, Italia

Holiday Inn Naples

Dioscuri Bay Palace
Agrigento, Italia

Dioscuri Bay Palace

Grand Hotel Mose
Agrigento, Italia

Grand Hotel Mose

ibis Styles Palermo Cristal
Palermo, Italia

ibis Styles Palermo Cristal

Jolly Aretusa Palace
Siracusa, Italia

Jolly Aretusa Palace

Scala Dei Turchi Resort
Porto Empedocle, Italia

Scala Dei Turchi Resort

Nuestro producto más habitual, hoteles de 4* y los mejores 3* seleccionados tras años de experiencia. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 3* identificados como 3* S. Se incluyen todas o la mayoría de las comidas (no incluye bebidas). Por razones operativas y para que descubras a tu aire la cocina autóctona, en algún caso hemos dejado las comidas libres. Se incluyen las visitas y excursiones más interesantes

Villa Del Bosco & Vdbnext
Catania, Italia

Villa Del Bosco & Vdbnext

Scala Dei Turchi Resort
Porto Empedocle, Italia

Scala Dei Turchi Resort

Catania International Airport
Catania, Italia

Catania International Airport

Jolly Aretusa Palace
Siracusa, Italia

Jolly Aretusa Palace

ibis Styles Palermo Cristal
Palermo, Italia

ibis Styles Palermo Cristal

Holiday Inn Naples
Napoles, Italia

Holiday Inn Naples

Dioscuri Bay Palace
Agrigento, Italia

Dioscuri Bay Palace

Grand Hotel Mose
Agrigento, Italia

Grand Hotel Mose

Opiniones de nuestro guía
Rosana Garrigós
- Rosana Garrigós -
Guía especializado en Circuitos por Italia

Encontramos dos partes en esta ciudad, por un lado la parte más monumental donde se encuentra una de las plazas más conocidas “Piazza Plebiscito” cerca del Teatro San Carlo, Palacio Real, Castel Nuovo, o Galleria Umberto I. Son los edificios más monumentales de la ciudad.

Pero la auténtica Nápoles son sus calles, desde Vía Toledo, una de las calles más largas y comerciales de la ciudad, recorrer el “Quartieri spagnoli” con sus calles estrechas, Piazza del Gesú hasta llegar a la Catedral de la ciudad, donde cada 9 de septiembre se celebra la fiesta en honor a San Gennaro. Recorriendo esta parte de la ciudad encontraremos un gran número de pizzerías. La pizza nació en Nápoles y más concretamente la auténtica pizza Margherita (tomate, mozzarella de la zona de Campania, y albahaca y siempre en horno de leña) y después siempre acompañado de un buen limoncello.

Nápoles, a los pies del volcán Vesubio, fue fundada ya en época griega, pero tras ellos pasaron romanos, bizantinos, normandos, franceses, españoles y austríacos, y de todos ellos nos han ido dejando huellas en la ciudad considerada Patrimonio de la Humanidad así como en sus alrededores donde podemos visitar uno de los mejores parques arqueológicos de Europa, Pompeya. A diferencia de los restos que encontramos en Roma, en Pompeya vemos como vivían sus habitantes en época romana antes de la erupción del volcán; los negocios, las casas, la urbanización, es único e imprescindible si visitamos Nápoles. Este día se puede acompañar visitando desde el puerto de Nápoles la Isla de Capri, también conocida como la “joya del Mediterráneo” y uno de los lugares dónde suelen acudir los personajes más Vips tanto italianos como interrelaciones. La isla multiplica su población en los meses de verano pero es interesante para conocer tanto la localidad de Capri como hacer un paseo en barco alrededor de la isla, ver las grutas así como el coral tras las aguas cristalinas de Capri.

Por supuesto, otra visita inigualable estando en Nápoles es la “costiera amalfitana”, el paisaje que se encuentra a unos kilómetros de Nápoles es único en Europa. Toda la zona de Campania es bastante montañosa, por lo que la montaña se junta con el golfo de Salerno. La costiera amalfitana lleva su nombre por la localidad de Amalfí, antigua potencia marítima, es una de la localidades que debemos visitar, dar un paseo, conocer los pequeños negocios y sobretodo la catedral, una mezcla de estilos artísticos donde predomina el árabe -normando junto con gótico y barroco, una joya en el mundo del arte. Entre otras localidades de la costiera encontramos, Maiori, Ravello, Vietri Sul Mare o Positano. Una opción interesante es hacer en barco el trayecto entre Positano a Amalfi y ver desde el mar todo el paisaje de la costa.

Desde Nápoles podemos tomar un Ferry hasta Sicilia. Sicilia es una de las regiones más desconocidas de Italia y sin embargo una de las regiones con mayor y diverso patrimonio de Europa. Podríamos definir Sicilia como la “cuna del mediterráneo”. Sicilia es una isla donde las distancias no son demasiado largas, en unos días podremos recorrerla al completo, aunque la región aún no cuenta con autovías que conecten las ciudades más importantes por lo que tendremos que utilizar carreteras secundarias. Empezaría visitando la ciudad de Catania, a los pies del volcán Etna, es la segunda ciudad más grande de la región, la ciudad ha sido destruida en numerosas ocasiones por las erupciones del volcán así como por terremotos, pero aun así tiene un gran patrimonio de época barroca y un ambiente universitario interesante.

Otra visita interesante es subir al volcán Etna, no solo por las vistas hacia Catania y el mar, sino para conocer de cerca uno de los volcanes más grandes de Europa, y siempre recomendable una vez arriba subir con el teleférico a la parte más alta, donde iremos acompañados de un guía alpino. Del Etna podremos visitar la localidad de Taormina, una de las ciudades bonitas de la isla, en ella encontramos un gran teatro griego, un ejemplo de la rica historia antigua de la isla. Visitando Taormina es imprescindible probar la granita, una bebida típica a base de hielo y fruta.

Desde Catania nos podremos desplazar a la ciudad de Siracusa, una de las localidades imprescindibles en Sicilia, segunda colonia griega en Sicilia, la visita de la ciudad nos abarca dos partes, la primera su parque arqueológico, uno de los mejores ejemplos de arquitectura Grecia en Italia, y segundo la parte más antigua de la ciudad, conocida como Ortigia. Entrar en Ortigia es como transportarnos a otra época, será completamente distinto a todo lo que hemos visto y veremos, la luz y el mar, así como sus calles y patrimonio hace que sea una de las ciudades que más gusta de toda la isla.

Continuando por la parte este de la isla y hacía el sur, encontramos dos pequeñas localidades, Noto y Ragusa, muy interesantes y relacionadas con el barroco siciliano, este estilo llegó a la isla con los españoles y concretamente a estas dos ciudades al tener que ser reconstruidas desde cero, debido al terremoto que asoló la ciudad y los alrededores en el siglo XVII.

Los siguientes días los disfrutaremos en la parte occidental de la isla, y donde encontramos grandes influencias árabes, sobretodo en su gastronomía, debido a la proximidad con la costa africana. Allí podremos visitar lugares como El Valle de los Templos de Agrigento, donde se conservan los mejores templos griegos fuera de Grecia.

Si seguimos recorriendo el norte de Sicilia nos encontraremos con otro templo de estilo clásico en Segesta, único porque del pueblo élimo muy poco se sabe. Finalmente llegaremos a la ciudad más grande y capital de la región, a Palermo. Palermo es una de las ciudades más pobladas de Italia y en ella encontraremos una gran cantidad de patrimonio. Debido al buen clima siempre hay gente en la calle, perderse por sus callejuelas, recorrer los típicos mercados de pescado, fruta y verdura que abundan en la ciudad es la auténtica forma de conocerla. Por supuesto, visita imprescindible es su catedral junto con la Capilla palatina de época normanda, la mayor joya artística de la ciudad. Además de la catedral, paseando por sus calles encontraremos un gran número de pequeñas iglesias de diferentes estilos pero cada una de ellas únicas, como la Martorana, Sta. Maria dello Spasimo o San Giuseppe dei teatini. Al atardecer, las calles de Palermo se transforman en zonas de aperitivo, comer en la calle es lo más típico, puestos de pescado fresco asado, en zonas como la Vucciria,y si os gusta el dulce, un brioche relleno de helado siciliano o una buena granita para acompañar los paseos por esta ciudad única.

Ambos destinos son turíticos pero en ambos aún se conserva su esencia, a diferencia de otras ciudades en Italia como Venecia o Florencia, en Campania o Sicilia aun podemos encontrar pequeños negocios auténticos, podemos ver el día a día de sus ciudadanos, disfrutar de las ciudades sin grandes masas de gente, en definitiva no son "parques de atracciones turísticos”.

Sin duda, tanto Campania como Sicilia son lugares que al menos una vez en la vida se deben visitar.