Ayuda Ayuda
Menú Menú

El Algarve, paraíso terrenal

Una región muy especial

Todos hemos visto imágenes y hemos escuchado historias sobre la belleza y el buen ambiente del Algarve portugués, pero lo cierto es que la realidad supera con creces cualquier cosa que hayamos podido ver u oír. ¡Bienvenidos al Algarve!

El Algarve es la región más meridional de Portugal continental. Sus playas son de arena fina y dorada, sus pueblos pesqueros, realmente pintorescos, parecen de otra época, y sus cascos antiguos, muy cuidados, parecen sacados de un libro de historia. Por todo esto, el Algarve portugués se ha convertido en el punto de referencia del turismo de playa en Portugal. El Algarve ofrece una variedad enorme de posibilidades, desde playas inmaculadas para las familias con niños; hasta parques acuáticos para adolescentes; una vida nocturna animadísima para los jóvenes y un buen número de poblaciones históricas para los interesados en el turismo cultural. Ciudades de visita obligada son Portimão, Albufeira, Lagos, Faro y Tavira. Algunos de los enclaves más singulares a lo largo de la costa son: Ponta de Piedade, el Cabo de San Vicente, la Praia da Marinha, en Lagoa, el Arco de Albandeira, en Carvoeiro; y la Praia da Rocha o Playa de la Roca, a pocos kilómetros del centro de Portimão. Con todo, el Algarve es más que sol y playa. Al este del Algarve se encuentra el Parque Natural de la Ría Formosa, que se extiende desde casi la frontera española hasta las proximidades de Faro.

Enclaves destacados del Algarve

Tavira

Tavira, una preciosa ciudad histórica, fue una importante plaza fuerte árabe y un puerto importante durante el siglo XIV. Quedó destruida durante el terremoto de 1755 y completamente reconstruida. Tavira, considerada con justicia, la ciudad turística más pintoresca del Algarve, tiene una espectacular línea costera formada por playas de arena dorada y aguas cristalinas, situadas en un entorno natural que carece casi por completo de desarrollo urbanístico. En Tavira hay más de 36 iglesias y antiguos monasterios, y las ruinas de un castillo árabe.

Carvoeiro

Carvoeiro es una pintoresca población costera del Algarve, situada en un entorno de playas doradas y espectaculares paisajes naturales, con numerosos acantilados, grutas y formaciones geológicas caprichosas. El arco de Albandeira, situado en la playa del mismo nombre, es una de las más espectaculares de la zona. Carvoeiro es ideal para familias, ya que la playa es segura y tranquila, tiene muchas rutas de senderismo y escalada y también se puede hacer un tour en barco para ver las cuevas y arcos de la costa, y para hacer avistamiento de delfines.

Praia da Marinha

La Playa de la Marina es una de las playas más famosas de Portugal, se encuentra en el Algarve y es considerada por la Guía Michelín como una de las 10 playas más bonitas en Europa y una de las 100 más bonitas en el mundo. Sus aguas cristalinas, su perfil rocoso casi de película y su original distribución y emplazamiento hacen de esa playa, cercana a Lagoa, un lugar realmente excepcional.

Cueva de Benagil

La Cueva de Benagil, también conocida como “la Catedral” es una formación rocosa excepcional, una cueva considerada como una de las más bonitas del mundo, que, entre otras cosas, tiene una pequeña playa en su interior. La cueva de Benagil se ha creado de manera natural por la erosión del mar. No tiene acceso directo desde tierra firme, por lo que para llegar a ella hay que hacerlo desde el mar: en un tour, a bordo de un barco, en canoa o nadando.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x