Ayuda Ayuda
Menú Menú

La extraordinaria naturaleza china

Prodigios de la naturaleza

Además de las grandes ciudades y sus monumentos, China cuenta con muchísimos escenarios naturales (muchos de ellos de una belleza única y singular). Desde los grandes parques urbanos al impresionante despliegue de sus zonas montañosas y parques y reservas naturales, China también es extraordinaria en este sentido.

Con ríos como el legendario Yangtsé atravesando sus tierras, China cuenta con impresionantes paisajes, ya sea a pie de ciudad o situados en plena naturaleza, al aire libre, como en el caso de las excepcionales formaciones minerales que, unidas, confieren al paisaje de un aire de ciencia ficción.

Los parques públicos de las metrópolis chinas encajan como un guante en las superlativas dimensiones de estas urbes, con una extraordinaria extensión de vegetación por la que no cuesta nada abstraerse de la bulliciosa vida de la ciudad. Merece, mucho, la pena internarse en ellos para disfrutar de la experiencia. Terrazas naturales, cuevas, montañas... la naturaleza sale al encuentro del viajero en multitud de escenarios de este país que parece un continente y que cuenta con varios paisajes que no solo se encuentran entre los más espectaculares del continente, sino de todo el planeta. Otro motivo más para que este gran viaje a China se convierta en un recuerdo imperecedero, caracterizado por su espectacularidad, su singularidad…

Imágenes inolvidables

Simplemente increíble

El Yangtsé (‘Changjiang’, ‘El río largo’), está tan unido a la Historia de China como a algunos de los parajes naturales más espectaculares del país. Así sucede en el caso de las Tres Gargantas del Yangtsé (Qutang, Wuxia y Xiling), en el curso superior del río (el tercero más largo del planeta, después del Amazonas y del Nilo), uno de los paisajes más espectaculares de todo el país. Y Zhangjiajie destaca, con paisajes como los del Parque Nacional Forestal y la montaña de Tianmen, más las impresionantes formaciones rocosas, como otro de los hitos naturales del país.

Un espectáculo natural de altura

Además de la montaña Tianmen, el Monte Huangshan, situado junto al Río Yangtsé, a la Gran Muralla China y al Río Amarillo, es uno de los lugares naturales más admirados de China. Una prodigiosa vista de cimas y nubes en la que los sugerentes nombres de algunos de sus enclaves contribuyen a cimentar la leyenda: el Pico de las Nubes Rosas, el Pico de Flor de Loto, el de la Capital Celestial, etc.

Naturaleza cinco estrellas

Pocos lugares invitan al recogimiento y la contemplación de la naturaleza como Jiuzhaigou, reserva natural y parque nacional en la provincia de Sichuan. También conocido como ‘El Valle de las Nueve Aldeas’ (de etnia tibetana), este excepcional enclave ha sido reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1992 y Reserva Mundial de la Biosfera en 1997. Yuntaishan, la Montaña Yuntai, es otro de los extraordinarios escenarios naturales, en cuyo parque natural se encuentra la cascada de Yuntai, la que cuenta con una mayor caída en China, por sus 314 metros.

Experiencias para el recuerdo

El Jardín de Humble (del Administrador Humilde) es un imponente ejemplo de parque urbano, en este caso en una gran ciudad como Suzhou, cuyos jardines han merecido el reconocimiento como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Más de 50.000 metros cuadrados de naturaleza para disfrute de habitantes y visitantes, con todo tipo de especies autóctonas y multitud de rincones para desconectar del ajetreo urbano. En el caso de Wulingyuan, la naturaleza vuelve a encontrarse en plena naturaleza, en la provincia de Hunan, con más de 3.000 impresionantes moles de cuarcita y arenisca: un paisaje que parece de ciencia ficción pero que el viajero puede disfrutar en la vida real, a pie de roca, de primera mano y en toda su extensión.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x