Ayuda Ayuda
Menú Menú

Fukuoka

La puerta de entrada a Japón

Se trata de una metrópoli muy extensa y con mucho por ver. A pesar de ser una ciudad moderna e innovadora en la que tecnología siempre está a la última, Fukuoka combina la dinámica de una gran ciudad llena de centros comerciales y de negocios, con un entorno tranquilo, ideal para relajarse y dejarse llevar cuyo paisaje está compuesto de imponentes montañas y los afamados onsen (aguas termales de origen volcánico).

Si bien las afueras de la localidad ofrecen un paisaje de ensueño, su interior también consigue deslumbrar a los viajeros que ponen sus pies en él, ya que está lleno de parques, templos, barrios tradicionales y museos perfectos para sumergirse de lleno en la cultura del país y conocer las tradiciones más arraigadas de los lugareños de esta metrópoli. Este territorio cuenta con aproximadamente unos 2000 años de vida y es muy alabado por los espacios verdes situados en su área metropolitana. Una de las curiosidades que esconde este lugar es que antiguamente estaba dividida en dos áreas: Fukuoka era la parte más señorial y Hakata la más comercial, aunque en el año 1889 se fusionaron para formar una sola urbe.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x