Ayuda Ayuda
Menú Menú

La pintoresca naturaleza bosnia

El espectáculo de los parques nacionales

Bosques, parques naturales, cauces del río y cascadas… este excepcional enclave europeo ofrece numerosos motivos para disfrutar de una extraordinaria naturaleza, aptos para inolvidables paseos en espectaculares entornos repletos de colores. Una oportunidad como pocas para disfrutar de unos gratificantes momentos de relajación.

Los propios alrededores de Sarajevo, con el bosque Vrelo, son un ejemplo de la perfecta conjunción entre entornos urbanos y espacios naturales, muchos de ellos protegidos para mantenerlos en perfectas condiciones. En pocos lugares de Europa coinciden tantas cascadas y con tan bella estampa, como podrás comprobar si te acercas a sentir el frescor procedente de las aguas en cualquiera de ellas. En todos los casos, estas imágenes se fijarán en tu memoria para siempre, fruto de un gran viaje por un lugar en el mundo único.

Los azares de la historia en estas tierras, sea en la II Guerra Mundial o en la Guerra de los Balcanes, han hecho que lugares de gran belleza natural, como el puente de Mostar o el cauce del río Neretva, apareciesen en las crónicas. Ahora, en tiempos de paz, deslumbran por su belleza y por propiciar en el visitante un tiempo de relajación y de ‘masaje’ para los sentidos.

Espacios protegidos

Experiencias inolvidables

El Parque Nacional Una está al oeste, fronterizo con Croacia y es uno de los tres parques nacionales del país, atravesado por los ríos Una y Unac, cuyo curso ofrece varios enclaves de cascadas, como las de Štrbački y Milančev. Otra opción para disfrutar de un contacto directo con la naturaleza es el Vrelo Bosne, en las afueras de Sarajevo, y que bien merece una visita guiada por sus diversos rincones, también con el agua como presencia estelar.

Naturaleza e historia

El río Neretva, que fluye tanto por tierras bosnias herzegovinas como croatas hasta llegar al Adriático, es otro de los iconos naturales de esta parte de los Balcanes, con unas aguas de extraordinaria pureza que, en la parte de su cauce superior (nace en los llamados Alpes Dináricos), se encuentran entre las más frías del mundo. Y como dato histórico de interés, cabe destacar su puente destruido durante la célebre batalla del Neretva (II Guerra Mundial), monumento nacional.

El fragor del agua

Las cascadas, además de las del Parque Nacional Una, sorprenden al viajero. Como en el caso de la de Cascada Pliva, en la ciudad de Jajce, en pleno centro del país y considerada una de las más hermosas de todo el planeta, por su integración en un espectacular paisaje. En el caso de las Cascadas Kravica (o el local Kavrice), destacan entre las localidades de Studenica y Ljubuski: un excepcional despliegue natural, muy cerca del célebre santuario de Medjugorje.

El encanto de Vrelo Bosne

A las afueras de Sarajevo y a los pies del Monte Igman se encuentra este delicioso parque, famoso por ser el lugar donde nace el río Bosna. Es el sitio ideal para ir a dar un paseo y olvidarse por unas horas del mundanal ruido de la gran ciudad.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x