Ayuda Ayuda
Menú Menú

Islandia con niños

Un país a la medida de los más pequeños de la casa

Viajando los niños experimentan nuevas realidades que enriquecen su conocimiento y les abren la mente.

Islandia es sin duda uno de esos viajes que seguro marcarán la infancia de los miembros de menos edad de la familia. Pocos lugares en el mundo ofrecen una naturaleza tan variopinta que hará volar la imaginación de los más pequeños. Podrán contar en el colegio que han estado en la tierra de los trolls y los vikingos, conociendo grandes volcanes activos, los glaciares más colosales de Europa, o que han navegado entre icebergs, que han visto focas, además de ver saltar a las ballenas fuera del agua que viven en completa libertad en el mar. Por si fuera poco, según la época del año en la que viajen la familia unida disfrutará del sol de la medianoche durante el verano o de las auroras boreales del invierno.

No puedes perderte

Conocer el pasado vikingo

Si algo va a llamar la atención de un niño durante el viaje a Islandia es saber que va a conocer el país de los vikingos. Los más pequeños de la casa disfrutarán conociendo los barcos, la vestimenta y los objetos que empleaba esta población originaria de Islandia. Para ello se pueden visitar lugares como la casa del vikingo Erik el Rojo próxima a Búðardalur, la aldea vikinga de Hafnarfjörður durante los días de festival vikingo, o el Museo Nacional Vikingo en Keflavík.

Viajar en autocaravana

No hay mejor plan en familia que hacer un viaje por carretera en autocaravana. Por suerte Islandia es uno de los lugares que más se presta para este tipo de viajes, sobre todo durante los meses de verano. Es una delicia pasar la noche junto a grandes monumentos naturales como las cascadas de Gullfoss y jugar a adivinar constelaciones.

Contar rocas de hielo en Playa Diamante

Visitar Islandia es una oportunidad única para que los más pequeños de la casa puedan saber cómo es el Ártico. En la Playa Diamante, en el lago glaciar de Jökursárlón, se encuentra un rincón mágico ya que sobre la arena descansan miles de trozos de hielo que parecen piedras preciosas caídas del cielo.

Pasar el día en la piscina de Laugardalslaug

Además de visitar cascadas, volcanes y géiseres, los niños van a poder disfrutar de un estupendo día de piscina donde podrán jugar y relacionarse con otros pequeños visitantes. La piscina geotermal de Laugardalslaug, la más conocida de Reikiavik, dispone de un tobogán en forma de espiral con 86 metros de largo, por el que deslizarse será una experiencia muy divertida.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x