Ayuda Ayuda
Menú Menú

El país que se adapta a lo que tú buscas

Aprovecha la amplia gama de actividades que ofrece Alemania

Para parejas, para solteros, para espíritus libres, para aventureros, para fiesteros, para amantes de la cultura, para ricos y para menos ricos, para jóvenes de edad y jóvenes de espíritu, para familias, para grandes y pequeños, para grupos de amigos, para los que tienen mucho tiempo y para los que exprimen cada jornada… Alemania, para todos.

Pasear de la mano por un pueblo romántico y medieval como Rothenburg ob der Tauber, bordear los restos del Muro de Berlín cuando atardece, contemplar el espléndido castillo de Neuschwanstein que inspiró a Walt Disney para la Bella Durmiente, aprender historia juntos en Nuremberg, admirar la belleza de Dresde, la Florencia del Elba; saborear una cerveza a medias en Múnich, surcar las aguas del Rin… Queridos románticos, bienvenidos a Alemania.

Alemania es un país que adora a los niños y siempre está muy pendiente de ponérselo fácil a quienes viajen con ‘esos locos bajitos’. Todos los hoteles y restaurantes están plenamente adaptados a la presencia de niños y los museos suelen tener zonas para ellos. No puedes perderte, por ejemplo, el País de los Niños del Deutsches Museum de Múnich, donde la muchachada va a pasárselo de lo lindo mientras aprende las bondades de la tecnología.

Si eres de los viajes en grupo, te será fácil ponerte de acuerdo con tus amigos porque hay mucho donde elegir. Y si no lo conseguís, nada mejor que sentaros en una cervecería para planificar el viaje con una jarra en la mano. Actividades al aire libre en la Selva Negra, el Lago Constanza o las costas del norte, museos fabulosos como el de Pérgamo o el Deutsches Museum, ciudades llenas de historia como Berlín, Nuremberg, Colonia o Dresde, pueblos con encanto, etc. ¡Vosotros decidís!

Además, poco importa vuestro presupuesto, porque Alemania es un destino adaptado a todos los bolsillos. Puede comerse mucho y bien, y además probando comida típica; las entradas para las competiciones deportivas son bastante más económicas que en España y muchas ciudades tienen zonas muy adaptadas a la economía estudiantil para salir por las noches y no dejar la cartera vacía en el intento.

No puedes perderte

La silueta más elegante de toda Alemania

Los más bellos palacios e iglesias forman la silueta más elegante de toda Alemania al asomarse a las aguas del río Elba. Un viaje en pareja por Alemania debe hacer un alto en el camino en Dresde, considerada como una de las ciudades más bellas del país. Y eso que casi todo su centro histórico fue destruido la noche del 13 de febrero de 1945 por un bombardeo aliado. Sin embargo, el exquisito proceso de restauración ha devuelto el esplendor a la que llaman la Florencia del Elba.

Berlín, ese paraíso para niños

Si viajas con niños, no dejes de pasar por Berlín. Disfruta de los animales del zoológico o de la granja doméstica del Kinderbauernhof Görlitzer Bauernhof. Viaja con ellos a una aldea medieval en el Museumsdorf Düppel, deja que experimenten en el Deutsches Technikmuseum y aprovecha las exposiciones que organiza ex profeso para ellos el Ethnologisches Museum.

Un poco deporte en un país muy competitivo

Decía Gary Lineker que el fútbol era un deporte inventado por los ingleses donde siempre ganan los alemanes. Lo cierto es que el país germano siempre ha sido especialmente competitivo en el balompié y en todos los deportes donde participa, así que una buena opción en tu viaje con amigos es disfrutar de alguna competición en directo: un partido de la Bundesliga de fútbol o de su potente liga de balonmano, una prueba de salto de exhibición, una competición de tenis o atletismo, una carrera de coches o motos…

La capital del bajo presupuesto

Buena parte de las grandes atracciones de Berlín están plenamente adaptadas a los presupuestos más ajustados. Visitar el gran museo al aire libre de la East Side Gallery sólo te supondrá desgaste en la suela de tus zapatos. Entra gratuitamente en Reichstag y disfruta de su preciosa cúpula. Llega bajo los tilos de Unter der Linden hasta la Puerta de Brandeburgo y estremécete en el monumento al Holocausto. Disfruta de las ofertas en museos o en los conciertos, compra ropa a bajo precio y saborea la comida callejera o en los mercados. ¡Toda una experiencia a bajo coste!

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x