Ayuda Ayuda
Menú Menú

Todo un país por descubrir

Las maravillosas ciudades danesas

Con algo menos de seis millones de habitantes, Dinamarca cuenta con una sorprendente colección de ciudades, pueblos y aldeas. Copenhague, su capital, constituye el más poblado y visitado de sus núcleos urbanos, pero toda la nación está llena de lugares preciosos y apasionantes que acercarse a conocer.

Uno de los principales encantos de Dinamarca es el reducido tamaño que tiene todo: la superficie del país (exceptuando la gigantesca Groenlandia) es de poco más de 40.000 kilómetros cuadrados. Quitando Copenhague, la capital, solo tres ciudades danesas superan los 100.000 habitantes: Aarhus, Odense y Aalborg. Aarhus es una de las ciudades más antiguas de Dinamarca. Recibió los derechos de ciudad en 1441, pero sus orígenes se remontan a mediados del año 700. Actualmente, la ciudad es un importante nudo ferroviario. Una de sus mayores atracciones turísticas es la Ciudad Antigua, que no es realmente el centro de la ciudad, sino una colección de casas antiguas trasladadas, piedra a piedra, desde diversos lugares de Dinamarca. Su monumento más representativo es la catedral de S. Clemens, la más antigua del país. Por su parte, Aalborg se encuentra en la región danesa con más horas de sol, y fue fundada en el s. X por los vikingos. Es una ciudad tranquila que, a principios del siglo XX, cambió por completo su aspecto al ser derribadas muchas de las casas de entramado de madera y reemplazadas por cientos de edificios modernos. Sus lugares más importantes son: la Catedral, (siglo XII); las casas renacentistas de Jens Bang y la de Jørgen Olufsens; la fortaleza Aalborghus Slot; o el antiguo monasterio del s. XV. Pero, sin duda, el lugar más emblemático es Lindholm Hoje, el cementerio vikingo, con 700 tumbas vikingas y de la Edad de Hierro. En lo que respecta a Odense, podemos decir que su nombre significa, literalmente, “la ciudad de Odín”, y que es la capital de la isla de Fionia. Es la ciudad natal de Hans Christian Andersen y una de las ciudades más antiguas de Dinamarca. Cerca de Odense hay numerosas industrias, entre las que destacan uno de los mayores astilleros de Dinamarca, un importante mercado de flores y una destilería. Además de la ruta de Hans Christian Andersen, los lugares más emblemáticos de la ciudad son: la catedral gótica de San Canuto; el museo de Carl-Nielsen; el de ferrocarril, y el Ayuntamiento.

Otras ciudades danesas que podrían interesarte

Esbjerg

Hace sólo unos 150 años, Esbjerg era un pequeño pueblo granjero y hoy es la ciudad más poblada de Jutlandia. Su puerto pesquero es el más importante de Dinamarca y el motor económico de Esbjerg, que tiene, actualmente, una gran actividad económica. El Museo Marítimo y de Pesca está considerado el más importante de la ciudad. Frente al mar, hay un curioso monumento: “El hombre encuentra el mar”, inspirado en las cabezas de Isla de Pascua. Son cuatro enormes figuras que representan el encuentro entre la humanidad, la naturaleza y lo puro.

Randers

La ciudad danesa de Randers, único puerto natural sobre un río, el Guden, es una ciudad con gran influencia agrícola y buenos accesos por tierra y agua, lo que permitió a Randers convertirse en un dinámico centro de comercio. Los orígenes de Randers se remontan al siglo XI, aunque existen restos de la época vikinga. Los lugares más interesantes de Randers son: el Zoo tropical; el museo de Arte; el museo de Historia; la Iglesia de Saint Mortens, (siglo XV); Helligåndshuset, (casa del Espíritu Santo); o el castillo barroco de Clausholm.

Kolding

Debido a su larga historia, Kolding, una de las ciudades más agradables de Dinamarca, llena de banderas que parecen dar la bienvenida al visitante y cuya principal actividad económica es la construcción de barcos, tiene numerosos atractivos turísticos, desde lugares de ocio modernos, hasta monumentos y museos muy interesantes: su castillo del siglo XIII, ahora museo municipal; el museo de arte moderno Trapholt y el Kolding Minibyy, de casas históricas en miniatura; o las Iglesias de San Nicolás y San Miguel (siglos XII-XIII).

Roskilde

La ciudad de Roskilde, a unos 30 kilómetros de Copenhague, es una ciudad tranquila y bonita, en la isla de Selandia. Aparte del atractivo de la ciudad en sí misma, hay tres cosas que hacen a Roskilde especialmente atractiva: su catedral, del siglo XII en la que, desde alrededor del año 1400, están enterrados los miembros de la familia real; el famoso festival de música que se celebra todos los veranos y, por supuesto, su herencia vikinga, reflejada en el museo que contiene cascos de cinco barcos vikingos del siglo XI, hallados en el fiordo de la ciudad y reflotados en los años 60.

Elsinor

Elsinor (Helsingør en danés), unida para siempre al mito de Hamlet, es una de las ciudades más interesantes de Dinamarca. Elsinor fue, desde la Edad Media hasta el siglo XIX, lugar de control del comercio marítimo entre el Mar del Norte y el Báltico. Los lugares más emblemáticos de Elsinor son: el castillo de Kronborg; la estatua de Han; el Museo Marítimo Nacional; el monasterio gótico de los carmelitas, del siglo XV y el casco antiguo, con casas del XVII y XVIII pintadas de colores vivos o el Museo Aéreo y del Tráfico.

Frederiksberg

Aunque Frederiksberg es el quinto ayuntamiento más poblado del país, en realidad se trata de una pequeña ciudad dentro de Copenhague. Frederiksberg es, principalmente, un barrio residencial de clase media-alta que, además de ser muy tranquilo, tiene la ventaja de estar situado muy cerca del centro de la capital. En esta zona, se encuentran Palacio de Frederiksberg, la Sociedad Hortícola Danesa y la iglesia octogonal de Frederiksberg, de 1734, así como el zoo de Copenhague.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x