Ayuda Ayuda
Menú Menú

Vive la cultura en su máximo esplendor

Museos de talla mundial como seña de identidad

La cultura es una de las señas de identidad de Alemania, por eso encontrarás excelentes museos –varios de talla mundial- en cada pueblo o ciudad que visites durante tu recorrido. Desde arte antiguo y clásico hasta lo más moderno y vanguardista. Hay espacio para todo.

Una de las citas ineludibles en tu recorrido por los museos alemanes es el Pergamonmuseum, una de las colecciones de antigüedades más fabulosas del mundo. Está situado en la famosa isla de los museos de Berlín y destaca ya de inicio por su peculiar concepto de construcción: al contrario que lo habitual, el edificio se levantó en función de las obras que iba a acoger y no previamente. El museo, que en realidad incluye tres en uno solo, destaca por sus excelentes muestras de Mesopotamia y Próximo Oriente.

También en Berlín, no puedes perderte el museo que nunca quiso ser museo. Se llama popularmente East Side Gallery y es el tramo más largo y mejor conservado que aún queda el Muro de Berlín. Sus 1,3 kilómetros junto al río se han convertido en una muestra al aire libre donde podrás observar espléndidos grafitis a partir de la iniciativa de un grupo internacional de artistas en 1990.

Pese a la gran fama y excelencia de los museos berlineses, debes saber que la colección más visitada de Alemania está en Múnich, donde se alza el impresionante Deutsches Museum. Una media de casi 1,5 millones de personas recorren cada año este complejo erigido en una isla al este del centro de la ciudad. La muestra te enseñará todos los aspectos posibles de la tecnología, desde su historia hasta sus principales avances.

Otra de las grandes concentraciones de museos de Alemania se encuentra en la ribera del río Meno, en Fráncfort. Esta Museumsufer está formada por varias exposiciones que harán las delicias de los amantes del arte. El Museo Giersch, el Städel, el de Arquitectura alemana, el Filmmuseum, el Judío, el Histórico o el Arqueológico son sólo algunos de los edificios que encontrarás en esta zona de la capital financiera de Alemania. Y para rematar la ruta museística de Alemania, cumple un sueño de la infancia. En Hamburgo se encuentra el Museo Miniatur-Wunderland, la mayor muestra del mundo de ferrocarriles en miniatura. Los 2.000 metros cuadrados de exposición te permitirán, además, hacer un recorrido por diversas partes del mundo, como Estados Unidos, Escandinavia o Suiza.

No puedes perderte

La sublime belleza de la entrada de Babilonia

El Museo de Pérgamo lleva inmerso varios años en un intenso proceso de reformas que no concluirán, se calcula, hasta 2025 aproximadamente. Esto puede afectar a tu visita, pero aun así podrás disfrutar de una colección sublime. No te pierdas, por ejemplo, la fabulosa puerta de Istar, una de las ocho entradas monumentales a Babilonia, que te dejará fascinado por su bello lapislázuli.

El beso más famoso de Berlín

La East Side Gallery te ofrece una curiosa mezcla de arte urbano con grafitis de todo tipo, con más o menos arte y más o menos gracia. Uno de los más famosos es el Mortal Kiss (Beso Mortal), de Dmitri Vrubel, que reproduce el famoso y efusivo saludo entre el presidente soviético Brezhnev y el máximo dirigente de la República Democrática Alemana, Honecker.

Un museo perfecto para que los niños aprendan mientras se divierten

Si viajas con los más pequeños de la casa, no puedes perderte el Deutsches Museum, que te espera con el espacio denominado el País de los Niños. Allí, los mozalbetes entre 3 y 8 años van a pasárselo en grande a la vez que aprenden los secretos de la tecnología subiéndose en un coche de bomberos o tocando una guitarra gigante.

La exposición que no para de crecer

Si no tienes mucho tiempo para la Ribera de los Museos de Fráncfort y tienes que seleccionar, escoge el Städelsches Kunstinstitut, una excelente colección de obras maestras del arte europeo. La muestra donada por Johann Friedrich Städel en 1815 no para de crecer, lo que incluso ha obligado a construir nuevos edificios adjuntos y salas subterráneas.

Echa una ojeada a las bambalinas del mundo maravilloso

Si eres un espíritu curioso, quizá te interese ver cómo funciona por dentro el mundo maravilloso de las miniaturas de Hamburgo. Para ello, apúntate a las visitas guiadas ‘Mirar entre bastidores’ que, en grupos reducidos, recorren los detalles secretos de los pequeños y activos ferrocarriles del museo.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x