Ayuda Ayuda
Menú Menú

Santuarios sobrecogedores

Templos maravillosos

Una de las peculiaridades que hacen tan especial a Bali es que la religión que profesa la mayoría de la población local es una variante del hinduismo que poco o nada tiene que ver con la religión de la India ni con el Islam que predomina en el resto de Indonesia.

En Indonesia la religión predominante es el Islam, sin embargo, en la isla de Bali más del 90 % de los habitantes son hinduistas. Aunque hay que reconocer que practican una forma muy particular de esta religión, conocida como "hinduismo balinés". Esta religión mezcla la creencia en los dioses y doctrinas del hinduismo con creencias animistas y culto a santos budistas. Las minorías religiosas de Bali son la musulmana, la cristiana y la budista.

La religión de Bali tiene una estructura muy estricta, que se ve, por ejemplo, en las ofrendas diarias, a las que dedican una parte importante de su tiempo laboral y de su salario. Las ofrendas típicas diarias suelen ser trocitos de hojas con un poco de arroz, que se colocan en diferentes lugares de las casas, en los templos, la calle, delante de la puerta… Aunque el hinduismo de la India y el de Bali son la misma religión, en la práctica hay algunas diferencias significativas. En Bali sólo las personas mayores todavía creen en el sistema de castas, los jóvenes lo ignoran. Los hindúes de Bali no renuncian a la carne de vacuno. En la India un hindú debe ser incinerado de inmediato para que pueda entrar en el cielo, en Bali debido a los gastos que supone la incineración, a veces un pueblo entero entierra temporalmente a sus muertos y después se realiza una cremación colectiva. En la India las viudas no deben volver a casarse, en Bali sí que pueden, incluso los altos sacerdotes pueden casarse. En la India el culto en el hogar es muy importante, pero en Bali el culto en grupo es el preferido.

Templos balineses que no te puedes perder

Pura Besakih

El Templo Pura Besakih, construido en las faldas del sagrado Monte Agung y conocido como el Templo Madre, es el templo más importante de la isla de Bali. Este templo, que ha sido lugar de culto desde 1284. es un complejo religioso formado por ceca de 22 templos, siendo el principal y el más visitado el Pura Penataran Agung, con su característica forma piramidal y construido en 6 niveles o pisos. En todo el complejo se pueden apreciar las diferentes concepciones mitológicas del hinduismo.

Cueva del Elefante

El Templo de la Cueva del Elefante, (siglo XI), es un importante centro de meditación. En su exterior hay un enorme árbol, plantado durante su construcción, y tres piscinas en las que hombres, mujeres y niños se purifican antes de la oración. La entrada de la cueva es la boca de un enorme elefante tallado en la roca. El interior es un túnel en el que se encuentran tres estatuas: Ganesh (en el centro), hijo de Shiva y con cabeza de elefante, el dios hindú de la sabiduría y el aprendizaje; Ratu Prayut, a su derecha; y Ratu Jempinis, a la izquierda.

Pura Luhur Uluwatu

El templo Uluwatu, también conocido como El templo del Acantilado está situado en la costa suroeste de Bali, en lo alto de un acantilado de 70 metros de altura. Este lugar es uno de los lugares de culto más especiales de Bali y en él se encuentran los famosos “monos ladrones”. Este pintoresco templo hindú está considerado uno de los pilares espirituales de Bali, y debido a su ubicación espectacular, también es uno de los mejores lugares para observar la puesta de sol en la isla. Pero, incluso sin la puesta de sol, la vista desde el templo es impresionante.

Pura Ulun Danu Bratan

Pura Ulun Danu Beratan, o Pura Bratan, es un importante templo hindú de agua. El complejo del templo está ubicado a orillas del lago Bratan en las montañas cerca de Bedugul. El templo fue construido en el siglo XVII en honor a la trinidad hindú (Brahma-Vishnu-Shiva), y a la diosa del lago, Dewi Danu, marcando, de esta forma, la importancia del lago Bratan como la fuente principal de agua en Bali. El complejo de Pura Ulun Danu Bratan consta de cinco templos hinduistas y una estupa budista con una estatua de Buda, que indica la armonía en la vida inter-religiosa.

Pura Tanah Lot

El Pura Tanah Lot es un pequeño templo del siglo XVI, construido sobre un saliente de roca, que con la marea alta queda separado unos 100 metros de tierra firme. En cambio, durante la bajamar, es posible acercarse hasta él, aunque no se puede entrar. El saliente de roca donde está el templo, sufre el continuo embate del mar, lo que ha ido erosionando la roca y en 1.980 fue necesario restaurarla y reforzar la base del Tanah Lot. Así pues, un tercio de la roca que se ve ahora es realmente roca artificial, aunque tan bien restaurada que ni se nota.

Templo Pura Batu Bolong

El Pura Batu Bolong o Templo del Arco, cercano a la playa de Canggu, es un pequeño santuario construido en un extremo de un pequeño saliente de roca, que ha sido horadada por el mar, formando un arco y que está unida a tierra por un puente natural. El Pura Batu Bolong nos muestra una de las estampas más bonitas que se pueden encontrar en la isla de Bali, un atardecer digno de los dioses que habitan la isla. No se puede acceder al interior, solo se puede llegar hasta sus “puertas partidas”, que representan el Ying y el Yang y que están presentes en todos los templos de Bali.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x