Ayuda Ayuda
Menú Menú

La ilusión de mayores y pequeños

El hogar de Papá Noel

Uno de los elementos que más y mejor caracterizan a Finlandia, junto con la nieve y los rallies, es el hecho de que el mismísimo Papá Noel vive aquí. Sí, efectivamente, el auténtico Santa Claus es finlandés, y vive y trabaja al norte del país, en la maravillosa región de Laponia. Por ello, cada año, cuando se acerca el día de Nochebuena, Papá Noel debe cruzar el Círculo Polar Ártico a bordo de su trineo tirado por renos mágicos (con su inseparable Rudolph en cabeza) y dirigirse al sur para repartir los miles de millones de regalos que los niños de todo el planeta le han ido encargando durante los meses anteriores. Y es que, como todos sabemos, Santa Claus es la persona más ocupada del mundo durante la Navidad…

Su casa, perdida en algún lugar de la Laponia finlandesa, es una fábrica de magia y sueños. Pero... ¿dónde vive realmente Papá Noel? ¿Dónde pasa el resto del año cuando termina la Navidad? ¿Dónde descansa, repone fuerzas y lee cartas? Por un lado está Rovaniemi, considerada la ciudad natal de Papá Noel. Es la capital de Laponia, y allí es donde tiene su oficina. A lo largo de todo el año recibe, junto con sus elfos, a todo aquel que desee acercarse a conocerle a él y el lugar donde trabaja. Y, por otro lado, aunque se considera a Rovaniemi el hogar de Santa Claus, en realidad la verdadera casa de Papá Noel, la casa en la que vive con la Sra. Claus y sus elfos, no está en esta población, sino 400 km más al norte, en un lugar secreto del Parque Nacional de Urho Kekkonen. Quien visite esta casa, “la Casa de la Navidad”, podrá disfrutar de una fantástica exposición que muestra tradiciones navideñas de diferentes partes del mundo. Además, los elfos pueden hacer para el visitante un recuerdo de su reunión con Santa Claus.

Otros reclamos finlandeses para los más pequeños de la casa

Parque de Atracciones de Särkäniemi

El Parque de atracciones de Särkäniemi, cerca de la ciudad de Tampere, quizás una de las más bonitas de Finlandia, es una de las grandes atracciones del país, tanto para niños como para adultos. Situado en un precioso lugar, a orillas del lago Näsijärvi, Särkänniemi se compone de varias áreas diferentes: la torre de observación llamada Näsinneula, el planetario, el acuario, el museo de arte Sara Hilden, más de treinta atracciones y la granja de cuentos de hadas llamada “Doghill”. Además, podremos comer en el restaurante más alto de Finlandia, a 124 metros de altura.

Moomin World

El Moomin World, donde se recrea el mundo de estos populares personajes finlandeses, está en la isla de Kailo, a la que se accede a través de un pequeño puente desde el pueblo de Naantali. La atracción principal del parque es la casa Moomin, de color arándano, pero, además, se pueden visitar un teatro, en el que hay representaciones todos los días, una tienda en la que comprar cosas relacionadas con estos personajes y restaurantes. Los muñecos andan paseando por la isla y se ofrecen, amablemente, a abrazarse y fotografiarse con los visitantes.

Väski, la Isla de la Aventura

Para llegar a Väski, la isla de la aventura, se puede coger un barco desde el casco antiguo de Naantali. Una vez en la isla, los niños pueden poner a prueba sus habilidades adentrándose en cinco mundos de aventura fascinantes: en el puerto pirata se puede capturar un barco; en la aldea de pescadores es posible ver animales domésticos y visitar la tienda del pueblo; en la fortaleza de los contrabandistas es posible deslizarse por un cable resbaladizo; en el campamento de cazadores se puede aprender tiro con arco; y visitar una cabaña de ermitaños.

Duudsonit Activity Park

El Duudsonit Activity Park es un parque de actividades para todas las edades, en el que nada es mecánico y las actividades requieren, sobre todo, habilidad y algo de fuerza. En él se pueden realizar actividades muy divertidas, como, por ejemplo, saltar a un agujero de espuma desde un trampolín gigante; jugar en camas elásticas; escalar en un rocódromo; practicar paintball; jugar al béisbol finlandés, al baloncesto, o al fútbol; practicar el salto de longitud; o divertirse en campos de trampolines y de patinaje. Para los más pequeños hay un enorme parque de juegos. Además, el parque ofrece actividades de invierno, como snowboard, o peleas con bolas de nieve.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x