Ayuda Ayuda
Menú Menú

Cientos de increíbles sorpresas

Lugares para el recuerdo

Desde la Ruta del Ámbar hasta el Centro geográfico de Europa, pasando por la impresionante Colina de las cruces o el espectacular Castillo de Trakai. La geografía lituana está repleta de lugares asombrosos que llenarán tu viaje a esta república báltica de recuerdos imborrables.

Uno de los elementos que más sorprenden a los viajeros que eligen Lituania como destino de sus vacaciones es la Ruta del Ámbar. Esta sustancia, muy poco habitual en la naturaleza y admirada y codiciada por el hombre desde la Edad de Piedra, se encuentra fundamentalmente en dos lugares de Europa. Se trata de los yacimientos del Mar del Norte y del Mar Báltico, también conocido este último como “Ámbar de la Costa”. El ámbar del Báltico fue comercializado desde al menos el siglo VIII a.C. a través de los grandes ríos de Europa y los Alpes por la llamada “Ruta del ámbar”, una antigua ruta comercial que conectaba, desde antes del nacimiento de Cristo, el Mar del Norte y el Mar Báltico con Italia, Grecia, el Mar Negro y Egipto. El ámbar encontrado en el Mar Báltico ha sido desde siempre muy apreciado y deseado. Mercantes marinos recogían este material, también conocido como “el oro de Lituania”, y, a lo largo de la Ruta del Ámbar, lo llevaban hasta los países más lejanos de Europa y Asia. A lo largo de la costa de Lituania, se extienden 98 km de la Ruta del Ámbar. Podemos conocer mucho más sobre este material, su transporte y los usos que se le han dado a lo largo de la historia, desde medicina, hasta objetos decorativos y joyas, visitando alguno de los siguientes lugares: la Galería-Museo Mizgiris en Nida, la Bahía del Ámbar en Juodkrante, el Museo de Historia de la Lituania Menor, la Colección de ámbar en Karklė, el Museo del Ámbar en Palanga y el Taller de ámbar abierto en Palanga.

Algunos puntos clave de la geografía lituana

El Centro de Europa

Europa es un continente de forma muy irregular, lo que hace que la localización de su centro geográfico, dependa mucho de la definición de los límites exteriores del continente y del método de cálculo que se utilice. Según el Instituto Geográfico Nacional de Francia, en el punto de latitud norte 54°54′ y longitud este 25°19′, concretamente en Purnuškiai, Lituania, un pueblo a 26 kilómetros al norte de Vilnius, se encuentra el centro geográfico de Europa. Allí una columna de granito y 12 estrellas marcan el centro geográfico del viejo continente. No obstante, otros países centroeuropeos también aseguran ser el centro de Europa.

El Istmo de Curlandia

El Istmo de Curlandia es una estrecha franja de tierra de 98 km de longitud, que une Lituania y Rusia y que separa el lago Curlandia del mar Báltico. Los atractivos del istmo son sus largas playas de arena fina, sus interminables bosques de pinos, sus tranquilos pueblos costeros, sus impresionantes dunas de más de 53 metros de altura y la Reserva Natural de Nagliu. Junto a la localidad de Juodkrantė merece la pena visitar la Colina de las Brujas y en Nida, centro turístico de la zona, se concentran los restaurantes, hoteles, etc., así como la Casa-museo de Thomas Mann, el Museo del ámbar y el Museo etnográfico del pescador.

La Colina de las Cruces

La Colina de las Cruces, es un montículo a 12 kilómetros de Šiauliai, en el que hay un gran número de cruces. Se cree que las primeras fueron colocadas allí después del fracaso de las rebeliones de 1831 y 1863. Los familiares de las víctimas pusieron una cruz por cada uno de los caídos. El número de cruces creció y, pronto, la Colina se hizo famosa no sólo como lugar de culto católico, sino como símbolo de la resistencia contra el invasor. Durante la ocupación soviética, pese a las prohibiciones, los lituanos continuaron colocando cruces, por lo que este lugar se convirtió en un símbolo de la independencia lituana, alcanzada finalmente en 1991.

La Torre de Gediminas

La torre de Gediminas es una atalaya situada sobre la colina homónima, que domina la ciudad de Vilnius. Originalmente, formaba parte de un Castillo construido por el Gran Duque Gediminas, fundador de la ciudad de Vilnius. En la actualidad, la torre está rodeada de leyendas, entre ellas, la del lobo de hierro que explica los orígenes de la fundación de Vilnius, en el siglo XIV. Originalmente, el castillo se comenzó a construir en madera, pero, en el siglo XV, Vytautas completó la obra en ladrillo. En la actualidad, la torre es un símbolo de Vilnius y desde ella las vistas son magníficas.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x