Ayuda Ayuda
Menú Menú

Un paraíso multicultural

Más allá de la belleza geográfica

La historia de Mauricio habla de conquistadores y navegantes que pasaron por ella y, algunos, incluso la convirtieron en su hogar. Portugueses, holandeses, franceses, ingleses… Una amalgama europea que se fundió con esclavos y mano de obra llegada –y traída por la fuerza-, de África y Asia.

Es por esto que, más allá de sus inolvidables playas y bahías, su exótica vegetación, su fauna con su dodo extinto, su barrera coralina o sus preciosas lagunas, se encuentra el afectuoso carácter de un pueblo caracterizado por su sonrisa sincera. Deja que los locales te abran la puerta de su hogar y comparte con ellos algunas de sus tradiciones.

En Mauricio se respira calma y sosiego. En parte, por el respeto que sus habitantes profesan a su entorno. Son conscientes del tesoro que se encuentra flanqueado por la barrera coralina que protege la isla. ¡Disfruta del carácter calmado de la isla y deja el estrés en casa!

La mayoría de la población es hindú, por lo que encontrarás templos por todos los rincones de la isla. Pero tampoco es extraño escuchar el repicar de las campanas llamando a misa, ya que el catolicismo es la segunda religión más popular. Musulmanes y budistas también tienen su espacio en la isla.

Y aquí ¿que se habla? Casi de todo y con un genuino acento: el inglés, el francés y el criollo son los oficiales. Pero también es habitual escuchar hindi, urdu, tegulu o maratí de la India y junto con otros dialectos de China.

Presente y pasado de Isla Mauricio

Isla Mauricio, conocida como Isla Playa, se ha convertido a día de hoy en uno de los destinos favoritos. Su belleza natural, su cálida temperatura y su pasado han hecho de ella todo un reclamo para viajeros de todas las partes del mundo. Hay constancia de vida en ella desde el siglo X. Fueron los árabes y malayos los primeros en quedar prendados de su belleza. Fue en 1598 cuando comenzó a llamarse Isla Mauricio, hasta entonces Isla Dina Arobi. En 1767 la isla quedó bajo el mando de Francia. En 1810 sería ocupada por los británicos pero no sería hasta 1957 cuando concedieron autonomía a la isla.

Descubre la capital de Isla Mauricio, Port Louis

Port Loius es la capital de Isla Mauricio y una ciudad multicultural, en ella habitan 150.000 personas. Creada por los franceses en el siglo XVIII esconde grandes tesoros como Aapravasi Ghat, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y todo un símbolo del fin de la esclavitud o el Fuerte Adelaida. La ciudad, en ocasiones a la sombra de sus maravillosas playas, va ganando puestos en el top of mind del viajero. Visitar su mercado central es empaparse de su día a día, repleto de puestos de artesanía y fruta, en él se respira autenticidad y puede ser un buen momento para hacerse con algún souvenir. También te impresionará el Templo Tamil de Abercrombie, el más grande de la isla, conocido como el Templo Kaylasson. La Iglesia Pere Laval es otro de los puntos de peregrinación.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x