Ayuda Ayuda
Menú Menú

Un recorrido por las ciudades finlandesas

Mucho que ver, mucho que hacer

De todos los núcleos urbanos que podemos encontrar en Finlandia, Helsinki es el más grande y poblado. Además de la capital, apenas hay media docena de ciudades que superen los 100.000 habitantes, pero sí hay muchas que destacan por su arquitectura, por su papel en el desarrollo económico del país, por su antigüedad o, simplemente, por su encanto y belleza. Es el caso de Tampere, una ciudad con cerca de 300.000 habitantes situada en el interior de Finlandia. Fundada en 1779, es una ciudad industrial de amplia tradición literaria y teatral, activa y dinámica, que cuenta con tres universidades y varios centros e institutos de formación profesional. En Tampere merece la pena visitar la catedral, de principios del siglo XX; visitar algunos de sus 35 museos; caminar por Hämeenkatu, la calle principal; dar un paseo en barco por sus lagos; andar por sus parques y jardines, y disfrutar de su movida vida nocturna.

Turku, a orillas del río Arado, data del siglo XIII y es la ciudad más antigua de Finlandia, además de ser su capital, hasta 1812. El río es el corazón de la ciudad y junto a él se concentran sus principales atractivos: la Gran Plaza Vieja, la Catedral y el Castillo. Paseando por las calles medievales de Turku, se pueden visitar algunos de sus museos, como el Aboa Vetus & Ars Nova, la Casa Qwensel, el Museo Farmacéutico, o el Sibelius. En verano, la gente se reúne en las orillas del río para comer, beber y escuchar música y la ciudad se desborda con acontecimientos y festivales. El Castillo de Turku es una imponente fortaleza medieval que se levanta, desde 1280, en la desembocadura del rio Arado. A lo largo de los siglos, el Castillo de Turku ha sido Palacio real, cárcel, almacén, cuartel militar y, en la actualidad, alberga un museo de historia. Sus muros encierran momentos de gloria, como los vividos bajo el mandato del rey Juan III de Suecia, y también han presenciado sangrientos asaltos y devastadores incendios. Se realizan visitas guiadas.

Otras ciudades finlandesas de gran importancia son Oulu y Jyväskylä. La primera es una de las más pobladas del país, y se la considera uno de los "laboratorios vivientes" de Europa, donde se experimenta con nuevas tecnologías. Al pasear por la ciudad, enseguida se percibe la importancia que la naturaleza y las actividades al aire libre tienen para los habitantes de Oulu. Por todos sitios hay hermosos parques y un ferry enlaza en verano la ciudad con la isla de dunas de Hailuoto. En la Rotuaari Promenade del centro de la ciudad se encuentran una amplia variedad de cafés y restaurantes de clase, grandes almacenes y boutiques. Por su parte, Jyväskylä es una ciudad situada en la región de los lagos de Finlandia, y constituye un importante nudo logístico y de comunicaciones. Jyväskylä es una ciudad muy dinámica en la que se realizan más de 5.000 eventos al año y en la que se encuentran más edificios diseñados por Alvar Aalto que en cualquier otra ciudad del mundo. Además, en la región de Jyväskylä se pueden ver dos sitios únicos, Patrimonio Mundial de la UNESCO: la Torre de Triangulación Oravivuori y la antigua Iglesia de Petäjävesi, un excelente ejemplo de la arquitectura en madera, construida en 1763-1765.

Ciudades finlandesas que podrían interesarte

Rovaniemi

Rovaniemi, capital de Laponia, al norte de Finlandia, es famosa por ser la residencia "oficial" de Papá Noel, por el sol de media noche y por sus auroras boreales. Además, en Rovaniemi se encuentra Arktikum, un museo y centro de investigación en el que se estudia el Ártico y la historia de la Laponia finlandesa. Otro museo de interés es el Science Centre Pilke. Durante el invierno, en Rovaniemi y sus alrededores podemos hacer recorridos en moto de nieve, safaris con huskys o renos, paseos con raquetas de nieve o ski de fondo y, en verano, cruceros fluviales.

Espoo

Espoo forma parte del Área Metropolitana de Helsinki y se la conoce como “La Ciudad Verde”. Está rodeada de parajes de gran belleza, ya que la ciudad se planificó alternando los núcleos urbanos con gigantescas zonas verdes y bosques. El resultado es una preciosa ciudad a la que no le faltan infraestructuras como galerías de arte, teatros, museos, locales nocturnos, cafeterías, restaurantes, comercios y hoteles. Espoo destaca por sus parques, jardines y lagos. El monumento más antiguo e ilustre de Espoo es la Iglesia Medieval del siglo XV.

Porvoo

Porvoo, una ciudad en la costa del sur de Finlandia, fue fundada hace casi 800 años, y es la segunda ciudad más antigua del país. Porvoo ha sido, históricamente, un importante centro comercial y todavía se pueden ver huellas de esa dilatada historia al caminar por sus preciosas calles. Durante siglos, la ciudad ha sido el hogar y la fuente de inspiración de muchos artistas finlandeses. El rio Porvoo la atraviesa y la comunica con el golfo de Finlandia. En su recorrido por la ciudad, el rio pasa por los puntos de referencia más conocidos: sus casas rojas.

Savonlinna

Savonlinna es una ciudad de unos 36.000 habitantes, situada en el corazón de la región de los Lagos. La ciudad, fundada en el siglo XVII alrededor del castillo de San Olaf, es conocida por su balneario, y por el Castillo Olavinlinna, construido en 1475. El castillo alberga dos museos, y en él se celebra el festival anual de ópera. En los alrededores de la ciudad están el Parque Nacional Kolovesi y el lago Saimaa. Otros monumentos importantes son: el Museo Provincial, la Iglesia Kerimaki y el Museo de barcos antiguos.

Rauma

Rauma, una ciudad en la costa oeste de Finlandia, fue fundada en 1442 y es conocida por sus encajes de bolillos y por los edificios de madera de su casco antiguo, declarado Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. La zona está llena de vida, agradables cafés, restaurantes y tiendas de diseño. Pasear por sus calles, que conservan su trazado desde la época medieval, es como entrar de lleno en un cuento de hadas. Sus bien conservadas casas de madera, del siglo XVIII, las callecitas adoquinadas y los preciosos edificios públicos recrean un ambiente de épocas pasadas.

Mariehamn

Mariehamn, con poco más de 10.000 habitantes, es la capital del archipiélago de las Islas Åland. La ciudad fue fundada en 1861 y debe su nombre a María, esposa del zar Alejandro II de Rusia. Su economía se basa en el turismo y en las líneas marítimas que conectan Mariehamn con las principales ciudades bálticas. Mariehamn es una bonita ciudad de casas de madera y en cuyo puerto hay varios navíos famosos. Recibe alrededor de 1,5 millones de turistas, que llegan, sobre todo en verano, para disfrutar de la belleza del archipiélago y del encanto y el buen ambiente de la ciudad.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x