Ayuda Ayuda
Menú Menú

Divertida vida urbana

Ciudades alegres y bulliciosas

Empezando por la singular Vientián, capital de la República Democrática Popular de Laos, y siguiendo por otros núcleos urbanos de gran belleza y elevado interés turístico, como Pakse, Luang Prabang o Vang Vieng, el encanto urbano de este país está a la altura del del resto de sus vecinos.

Vientián, la capital de Laos, es curiosamente la capital menos poblada de todo el Sudeste Asiático, sólo por delante de Bandar Seri Begawan, la capital de Brunéi. Vientián es una ciudad tranquila en comparación con las capitales de sus países vecinos. Se trata de un núcleo urbano relativamente nuevo, reconstruido por los franceses a principios del siglo XX, después del abandono en que quedó sumida tras el saqueo siamés de 1828. En Vientián se concentra una gran parte de la riqueza y la modernidad del país, y ello hace que tenga un aire bastante distinto a cualquier otra ciudad de Laos. La ciudad, y especialmente su centro histórico, está experimentando un cambio espectacular en los últimos años. Hasta finales del año 2006, la mayoría de las calles del centro histórico estaban sin asfaltar, y las aceras eran de tierra o de antiguo asfalto en mal estado. Aunque algunos callejones del centro siguen necesitando, en la actualidad, un buen arreglo, el cambio ha sido espectacular: se han asfaltado las calles, se han pavimentado las aceras y se han instalado semáforos (hasta hace unos años inexistentes). Aparte de Luang Prabang, la capital de Laos es la población donde se concentran algunos de los monasterios y monumentos budistas más relevantes del país, como, por ejemplo: el Wat Sisaket, sin duda uno de los monasterios más bellos de todo el país; el Wat Ho Phra Kaeo, construido para guardar la estatua sagrada del Phra Kaew, que actualmente se encuentra en el Palacio Real de Bangkok; el Wat Si Muang, el principal monasterio de la ciudad; el That Luang, una gigantesca estupa dorada construida en el siglo XVI, donde se cree que reside el espíritu guardián del país, y lugar en el que se dice que contiene una reliquia del mismísimo Buda. Una visita a Vientián no estaría completa sin conocer el Patuxai, (Arco del Triunfo), construido entre 1962 y 1968 en memoria de los fallecidos en la guerra de la independencia de Laos frente a Francia y que es uno de los monumentos más destacados de Vientián. Su nombre significa Puerta Victoria, Patu (puerta o portal) y Xai (victoria). Se trata de un edificio de estilo laosiano, con ornamentación típica y bajorrelieves en sus lados. El Patuxai se encuentra en una plaza ajardinada con un parque, dos estanques, palmeras, árboles… Es decir, con todos los elementos necesarios para disfrutar de una visita agradable y tranquila rodeada de vegetación. Además, en lo alto del Patuxai hay una terraza desde la que se puede disfrutar de una impresionante vista panorámica de la ciudad.

Otras ciudades interesantes de Laos

Nong Khiaw

Nong Khiaw es un pequeño pueblo al norte de Laos, rodeado de colinas, tapizado de verde y cruzado por un gran río que se pierde entre montañas, un lugar que enamora en cuanto se pisa, un conjunto de altos picos con el añadido de que, por el momento, se ha salvado de la explotación turística y mantiene el encanto de una sencilla aldea laosiana. Es el sitio ideal para descansar, para hacer excursiones y, desde luego, para conocer la vida rural de Laos. Nong Khiaw es, sin duda, un imprescindible de Laos.

Vang Vieng

Vang Vieng es un lugar que esconde rincones que invitan a quedarse a pasar unos días, admirando fantásticos paisajes de colinas de piedra caliza rodeadas de arrozales y unas puestas de sol que son todo un espectáculo. Son muchos los atractivos de la zona, como las cuevas Tham Hoy, Tham Loup, (con una estatua de Buda en la entrada y, según cuenta la leyenda con su huella) y Tham Nam.

Luang Namtha

Luang Namtha, al norte de Laos y cerca de las fronteras de China y Tailandia, es la ciudad más poblada de esta zona. Con infinidad de actividades al aire libre, esta ciudad atrae a viajeros que quieren disfrutar de la naturaleza y de actividades al aire libre en el Nam Ha National Park. Además, en Luang Namtha se puede visitar la tribu de mujeres Hmong, el mercado nocturno, la estupa dorada del templo Wat Ban Vieng Tai o hacer una excursión a Muang Sing a 60 kms de Luang Namtha.

Huay Xai

Huay Xai, en la frontera de Tailandia, es una típica ciudad fronteriza en la que no hay mucho más que hacer aparte de pasear por su calle principal, respirar su ambiente tranquilo, mezclarse con sus habitantes y visitar un bonito templo: El Wat Jom Khao Manilat, al que se accede por una preciosa Naga o escalera decorada con serpientes. Huay Xai también es conocida por el barco a Luang Prabang, en el que se navega, lentamente, por el hermoso paisaje de Laos en una excursión que dura dos días.

Savannakhet

Savannakhet, en el margen derecho del río Mekong, es una pequeña ciudad de apenas un par de destartaladas y tranquilas calles que rezuman influencia colonial francesa y tienen encanto por sí mismas. En su centro histórico, la plaza Talat Yen, se pueden ver los edificios históricos más bellos de la ciudad. El paseo desde la Iglesia de Santa Teresa hasta el rio Mekong es muy bonito. Además, la ciudad tiene varios templos de gran belleza, como el Wat Xaiyaphoum y el Wat Xaiyamoungkhoun.

Phonsavan

Phonsavan (“Colinas del Paraíso”) es la bella capital de la provincia de Xieng Khouang. Aunque la llanura de las jarras es uno de los principales atractivos, no solo de Phonsavan, sino de Laos, esta ciudad tiene más alicientes: un paisaje increíble, rutas de senderismo, cascadas, cuevas, piscinas naturales, una granja de moras, el lago Nong Tang, aguas termales, un antiguo cementerio y conocer el Centro de información para sobrevivientes de UXO, que incluye bombas y minas que todavía se encuentran en todo Laos.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x