Ayuda Ayuda
Menú Menú

Nantes

Una ciudad llena de arte

Entre sus principales encantos está el pasaje Pommeraye, una galería comercial que data del siglo XIX y que atrae a todos los visitantes. Pero, además, Nantes es atractiva para los amantes de las zonas verdes. Pasear por el jardín japonés de la isla Versalles es una experiencia que hay que vivir, aunque solo sea para ver sus cascadas o el jardín de Plantas.

Aquellos que prefieran arte e historia también pueden admirar el museo de Bellas Artes, el castillo de los duques de Bretaña dedicado a la historia de la ciudad, o el museo de historia Natural. ¿Otra de museos? El de Jules Verne. Está situado en una casa del siglo XIX en la que hay expuestos un gran número de recuerdos del escritor nacido precisamente aquí. Y porque todavía hay más… cabe recordar que en Nantes se organizan un gran número de festivales, por lo que es habitual que tenga un ambiente animado por sus calles. Por último, podemos disfrutar de las vistas de la ciudad en la torre de Bretaña, erigida en el año 1976 y con una altura de 144 metros. El nuevo Palacio de Justicia, diseñado por Jean Nouvel, es otro de los puntos significativos de este encantador emplazamiento. ¿Sabíais que Nantes es la metrópoli situada más al oeste del continente europeo? Además, con cerca de 300.000 habitantes es la sexta ciudad más poblada de Francia. En sus orígenes fue una fortaleza medieval y posteriormente se desarrolló gracias a un puerto comercial muy activo. Y es que la urbe se comunicaba por primera vez con los Países Bajos, España y Portugal. Nantes siguió creciendo, sobre todo en población, de forma que en el centro de la ciudad se ubicaba la gente más aburguesada y en sus alrededores crecían los suburbios.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x