Ayuda Ayuda
Menú Menú

Monumentos de Islandia

Naturaleza pura

Islandia va más allá de la belleza paisajística que ofrece a los viajeros y eso se aprecia en cada una de las ciudades que la componen.

Si a todo esto se le suman los monumentos que conforman estas urbes, Islandia se convierte en un país atractivo, apto para todos los públicos, ideal para los amantes de la naturaleza, pero, sobre todo, para los apasionados de la historia. Y es que Islandia, en sí misma, es un monumento y en cada uno de los rincones uno se queda boquiabierto y consigue viajar al pasado gracias a la historia que transmiten las paredes de sus construcciones más emblemáticas. Son varias las edificaciones destacadas de este territorio y, la mayor parte de ellas se concentran en la capital del país, Reikiavik. Aunque también es cierto que las demás urbes no tienen nada que envidiar a esta ciudad, ya que cada una de ellas cuenta con diversos puntos de significativos muy interesantes, tanto a nivel cultural como visual.

No puedes perderte

Arnarholl Statue, la estatua de los derechos

Los islandeses aman su historia y la Arnarholl statue es el reflejo de ello. Esta figura es una de las más importantes del país y se encuentra en Reykjavik, al lado del Laugavegur y ubicada en la cima de una pequeña colina. Esta estatua diseñada por el arquitecto Einar Jonsson, representa al noruego Ingólfur Arnarson, primer colonizador del país. Además de su historia, esta figura representa el derecho a la igualdad del país.

Un reclamo a la paz

La isla de Viðey, ubicada en la bahía de Reikiavik, es la afortunada de proteger este monumento emblemático de Islandia. Fue Yoko Ono quien en el año 2007 inauguró esta construcción de estilo contemporánea llamada Imagine Peace Tower, para rendir homenaje a su marido John Lennon. Se trata de un zócalo de piedra blanca en la que hay inscrita hasta en 24 idiomas la frase “imagina la paz”. Una buena manera de recordar la clásica y popular canción “imagine” de los Beatles.

El barco de los sueños

Sólfar, también conocido como Sun Voyager, es una de las imágenes más conocidas de Islandia. Se trata de una obra de acero creada por el escultor local, Jon Gunnar Arnason, cuya intención fue representar el Barco de los Sueños. Su forma imita el esqueleto de un barco de guerra vikingo y el telón de fondo con el que cuenta no puede ser más maravilloso: el Monte Esja.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x