Ayuda Ayuda
Menú Menú

Las iglesias más espectaculares

La máxima expresión cultural de Bulgaria

La bella localidad de Arbanasi te aguarda con numerosos puntos de interés, aunque entre todos ellos destaca la iglesia de la Natividad, localidad al sudeste de la ciudad. No te dejes engañar por su modesto exterior del siglo XVII: dentro encontrarás un espectáculo sublime, con murales de santos y escenas bíblicas que pueblan las paredes y los techos abovedados. ¡Una sorpresa formidable!

Si has estado antes en San Petersburgo, puede que la catedral de la Virgen de Asunción, en Varna, te resulte familiar. Sus cúpulas doradas recuerdan a la de la ciudad rusa, pero no son la única conexión con aquel país. No en vano, el templo se levantó en recuerdo a los soldados rusos que murieron combatiendo contra los otomanos. No te pierdas su espléndido interior, con enormes murales pintados a mitad del siglo XX. En Sofía, la iglesia que no puedes dejar de ver es la de San Nicolás, más conocida como la Iglesia Rusa. Sin duda, es uno de los edificios más llamativos de la capital búlgara, gracias a sus características cúpulas doradas y sus tejas verdes. Se construyó para acoger a la comunidad de exiliados rusos y se consagró en 1914. También en la capital tienes que acercarte hasta la iglesia de Sveti Sedmochislenitsi (los siete Santos) y disfrutar de sus esplendorosos frescos; y por supuesto, visitar la grandiosa catedral de Alexander. Sigue la ruta junto al mar en Sveti Blas, donde encontrarás la delicada iglesia de St. Blaise, y en Nessebar, donde entre otras muchas encontrarás la iglesia de San Esteban.

No puedes perderte

Más sorpresas en Arbanasi

Para disfrutar plenamente de Arbanasi, además de visitar con tranquilidad la iglesia de la Natividad, debes hacer al menos otras dos cosas: primero, pasear sin prisa por sus pintorescas calles admirando su sensacional arquitectura; y en segundo lugar, llevarte otra de esas estupendas sorpresas en la iglesia de los Arcángeles san Miguel y san Gabriel, que tras un exterior poco llamativo brilla notablemente en su interior gracias a los murales del siglo XVIII.

Las caricias del príncipe

El príncipe Alexander de Battenberg es un personaje clave en la historia de la catedral de Varna. Fue el encargado de poner la primera piedra de su construcción en 1880 –aunque la financiación corrió a cargo de los habitantes de Varna- y protagonizó la ceremonia de santificación acariciando a los prisioneros de la cárcel de la ciudad, a tres meses de que su sentencia terminase.

Busca un milagro en la tumba de Serafim

La cripta de la iglesia de San Nicolás acoge los restos mortales del arzobispo Serafim, líder de la iglesia rusa de Bulgaria entre 1921 y 1950. Fue muy querido en Sofía y su buena fama se mantiene hasta el punto de que su tumba recibe multitud de visitantes convencidos de los poderes milagrosos.

La mejor colección de arte religioso

La cripta de la catedral de Alexander Nevski alberga una galería donde se muestra la más importante colección de arte religioso de toda Bulgaria. Allí podrás contemplar iconos creados entre los siglos XII y XIX e iconostasios perfectamente tallados. No te pierdas tampoco el iconostasio de mármol, ónice y alabastro que hay en la nave principal del templo.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x