Ayuda Ayuda
Menú Menú

Un país lleno de postales únicas

Paisajes inigualables

Para empezar, ¿qué te parece un sitio donde te vas a quedar con la boca abierta? Arrozales de un verde más intenso que en ningún otro lugar del mundo, pueblos pintorescos, impresionantes formaciones kársticas y agricultores ataviados con sus típicos sombreros trabajando con los llamativos búfalos de agua. En definitiva, todos los elementos que crean una postal única en el campo vietnamita. Y encima, alejada de la masificación turística. ¿Alguien da más que Ninh Binh?

Para continuar tu ruta por paisajes de postal, un imperdible: el delta del Mekong, posiblemente uno de los lugares más famosos de Vietnam. Es una región única, que prácticamente vive sobre las aguas del caudaloso Mekong, con barcas, casas y espectaculares mercados fluviales que se mueven sobre ríos, canales y arroyos que parecen no tener fin. El Delta de Mekong da para un viaje al completo porque hay muchísimos lugares que visitar. Si puedes sacar el tiempo suficiente, no dejes de hacer una excursión en barco, no te pierdas los ejemplos de arquitectura flotante en Chau Doc, aprende la cultura jemer en Soc Trang o Tra Vinh, disfruta de la naturaleza en su máximo esplendor en el Parque Nacional de Con Dao y bucea entre arrecifes de coral en la isla de Phu Quoc.

Y si aún no has tenido suficiente, prepárate porque en la Bahía de Halong el espectáculo es absolutamente sublime. Más de dos mil islas repartidas entre las aguas color esmeralda del golfo de Tonkin crean una postal sublime, reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1994. La mejor manera de visitarla es hacer uno de los cruceros que se organizan entre las islas, pero recuerda que también se pueden explorar las numerosas cuevas de la región y recorrer el Parque Nacional de Cat Ba. En la Bahía de Halong no hay grandes playas, pero a cambio encontrarás decenas de pequeñas e idílicas calas de arena, especialmente cerca de la ciudad de Cat Ba. Para completar tu ruta paisajística por Vietnam, no te olvides de visitar Tam Coc o las Tres Cuevas, en las proximidades de Ninh Binh. Preciosas cuevas e islotes brotan en un mar de verdes arrozales. Para recorrerlos, la única opción es moverse en barca porque las cuevas y los canales son bastante largos. Ten cuidado porque en algunas grutas el techo es tan bajo que hay que agacharse. Y si hace sol, no te olvides de la protección en forma de crema y de sombrero, porque en la pequeña embarcación no hay ninguna sombra.

No puedes perderte:

Una visita histórica

Muy cerca de Ninh Binh se encuentra Hoa Lu, capital imperial durante la dinastía Dinh (968-980) y la primera dinastía Le (980-1009). Con el monte Yen Ngua como fabuloso telón de fondo, podrás visitar los dos templos que aún quedan en la ciudad. Ambos están llenos de encanto y tienen un aire misterioso. Además de moverte por ellos, si tienes tiempo puedes subir hasta la tumba del emperador Dinh Tien Hoang y disfrutar de las vistas de la antigua capital desde allí.

Uno de los mercados más originales del mundo

Can Tho es la ciudad más grande del Delta del Mekong y su animada actividad la hace merecedora de una visita. Sobre todo porque, en sus alrededores, se organizan impresionantes mercados flotantes. Destacan el matinal de Cai Rang, el más próximo y amplio; y el de Phong Dien, algo más alejado y sencillo, pero igualmente encantador. Para visitarlos, se pueden alquilar sampanes, la tradicional embarcación vietnamita.

Fotografía al dragón

Además del paisaje, las cuevas, las calas y las aguas transparente, no te olvides de fotografiar los barcos dragón, unas espectaculares embarcaciones de vivos colores típicas de la región. No en vano, la leyenda dice que un enorme dragón creó la bahía al lanzarse al mar y que las islas surgieron por un golpe de su cola. Por eso, este animal mitológico es considerado símbolo de la realeza y de la buena suerte.

El pueblo donde la gente vive en barcos

No lejos de Tam Coc merece una visita el pueblo pesquero de Kenh Ga, donde la mayoría de las viviendas son barcos que se agrupan en una pequeña isla y están rodeadas por cuevas y grutas. ¡De hecho sólo puedes acceder en barco! El nombre de la población significa Canal del Pollo porque, al parecer, antiguamente había muchos pollos salvajes en sus calles.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x