Ayuda Ayuda
Menú Menú

Copenhague, siempre Copenhague

Un paseo por la capital danesa

De todas las virtudes con que cuenta Copenhague, la más destacada es que nunca decepciona. Sea lo que sea lo que esperemos encontrar en la capital de Dinamarca, siempre lo encontramos: diversión, patrimonio histórico, oferta cultural, buena gastronomía, aire puro, entretenimiento para toda la familia…

Copenhague, la capital de Dinamarca, en la que la bicicleta es el medio de transporte más común, es una ciudad de calles adoquinadas, palacios, puentes y canales, con una vida nocturna realmente intensa y diferentes áreas muy definidas. Desde la turística zona del centro, hasta el barrio residencial Osterbro, con lugares tan emblemáticos como el estadio Parken o el Fælledparken, pasando por el multicultural y alternativo barrio de Norrebro. El centro de Copenhague, llamado la City, reúne la mayor parte de las atracciones turísticas de la ciudad, desde el Parlamento, hasta el Tivoli, pasando por la calle Strøget y la famosa Sirenita. El barrio de Vesterbrogade ofrece un curioso ambiente en el que los comercios se mezclan con parques, la fábrica de Carlsberg, hoteles, lugares de ocio y oficinas. El norte de la ciudad ofrece naturaleza, fantásticas playas, castillos como el de Hillerød o museos como el de Louisiana. Al sur está el interesante museo de arte moderno Arken con importantes exposiciones temporales. Sin embargo, la capital danesa destaca, sobre todo, por estar a la vanguardia del diseño, la moda, la gastronomía, la sostenibilidad y un largo etcétera. La Sirenita, sin duda, es el principal símbolo de la ciudad de Copenhague. Se trata de una escultura de bronce, que representa a una sirena sentada sobre unas rocas que se adentran en el mar. Está situada en el paseo de la costa Langelinie, en la bahía del puerto. Fue encargada al escultor danés Edvard Eriksen en 1909 por un empresario cervecero que quería homenajear a la estrella del ballet real danés Ellen Price. La bailarina se negó a posar desnuda, por lo que el escultor tuvo que utilizar a su esposa como modelo, aunque la cabeza y rostro son de la bailarina.

Algunos rincones muy especiales de Copenhague

Nyhavn

El Nyhavn o “puerto nuevo” es, uno de los sitios más icónicos de Copenhague. Se trata de un paseo marítimo, canal y zona de ocio, bordeado por edificios de colores brillantes de los siglos XVII y comienzos del XVIII, que albergan muchos bares, cafeterías y restaurantes. En el pasado, este canal estuvo habitado por marineros y prostitutas, pero hoy en día es un puerto-museo, integrado en el centro de la ciudad y una de las zonas más transitadas, seguras y emblemáticas de Copenhague.

El distrito de Nørrebro

Nørrebro es un distrito de Copenhague, conocido por su cultura cosmopolita y pintoresca. El ambiente de Nørrebrogade, su calle principal, es completamente distinto al que uno esperaría en Copenhague. La mayor parte de los habitantes son estudiantes, artistas y personas de distintas etnias y aquí se pueden encontrar bares abiertos hasta altas horas de la noche. Hay daneses que consideran que es una zona poco segura y que los extranjeros casi la han invadido, mientras que otros valoran el ambiente internacional y vienen de visita de vez en cuando.

Jardines Tivoli

Son un parque de atracciones de Copenhague, que incluye numerosas actividades además de exposiciones, conciertos, etc. El promotor del proyecto, Georg Carstensen, convenció al rey Cristian VIII de Dinamarca para llevar a cabo el proyecto, con el argumento de que «cuando el pueblo se divierte, no piensa en la política». Los jardines se abrieron en 1843. El nombre Tivoli procede de la ciudad italiana donde está la villa d´Este, que contiene uno de los más bellos jardines del Renacimiento.

El barrio de Christiania

La Ciudad libre de Christiania es un barrio de Copenhague parcialmente autogobernado, que se proclama independiente de Dinamarca y al margen de la Unión Europea. En el viven unos 1000 residentes. La comuna arranca en 1971, cuando un grupo de daneses se asienta en unos barracones militares abandonados, y se convierten en un movimiento político. Colorida, estrambótica e imprescindible, Christiania es el segundo lugar más visitado de Dinamarca. Tiene fama de ser uno de los mayores centros de tráfico de marihuana en Europa.

Museos de Copenhague

Copenhague tiene una amplia oferta de museos, la mayoría de los cuales son gratis: El Museo Nacional de Dinamarca, está dedicado a las culturas nórdicas; la NY Carlsberg Glyptotek acoge una colección de esculturas de la Antigüedad Clásica. La Galería Nacional de Dinamarca tiene la colección de arte más antigua del país. La Colección David alberga una de las mejores muestras de arte Islamico de Europa. El Museo Thorvaldsen está dedicado a la obra de este escultor danés. Otros museos de interés son: el Museo de Arte Moderno Louisiana, el Glyptoteket, y el Museo de Diseño.

Cementerio de Assistens

El cementerio de Assistens, en Copenhague, es el lugar de enterramiento de muchos daneses ilustres, entre los que se encuentran Hans Christian Andersen, el escritor del Patito Feo y La Sirenita entre otros famosos cuentos; y de Søren Kierkegaard, un filósofo y teólogo danés, considerado el padre del existencialismo. También es un importante espacio verde en el distrito de Nørrebro y un lugar tan especial que los propios habitantes de Copenhague acostumbran a pasear en bicicleta y hacer jogging por dentro del mismo.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x