Ayuda Ayuda
Menú Menú

Kamakura

La ciudad de los surferos

Este maravilloso enclave del litoral es una importante ciudad turística salpicada de santuarios sintoístas y templos budistas en los que reina el silencio, la tranquilidad, la paz y el espíritu zen.

Además de esos tesoros arquitectónicos que ofrecen la posibilidad de adentrarse en la cultura de esta región, Kamakura cuenta con el privilegio de estar rodeada por montañas a la vez que descansa a la orilla del océano Pacífico, una característica que la convierte en un auténtico paraíso para los surferos. El destino más popular entre los amantes de este deporte acuático es la playa de Yuigahama, ubicada en la bahía Sagami. Una de las imágenes más características de esta bella zona es el Gran Buda, una enorme estatua de unos 13 metros de alto, que se encuentra al aire libre en el célebre templo de Kotoku-in. De esta imponente figura se dice que en siglo XV sobrevivió a un tsunami. Kamakura conserva una rica herencia histórica y fue la primera capital feudal de Japón, desde el año 1185 hasta el 1335, momento en que el shogun Minamoto Yoritomo la escogió como base del nuevo gobierno militar.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x