Ayuda Ayuda
Menú Menú

El destino más grande del mundo

Y no solo por su superficie, que supera con creces la de cualquier otro país del planeta. Rusia es el destino más grande también por su increíble patrimonio cultural, por sus siglos de historia, por el asombroso espectáculo de su naturaleza y por la ingente cantidad de experiencias viajeras que ofrece al visitante.

¡Bienvenidos a la gran Rusia!

Desde las interminables estepas de Siberia hasta las concurridas y cosmopolitas calles de Moscú, Rusia es un país lleno de sorpresas y de lugares increíbles. Sus ciudades, su naturaleza, sus museos y su insólita gastronomía te esperan en tierras rusas, a lo largo de un viaje que no olvidarás jamás.

Con más de 17 millones de kilómetros cuadrados de superficie, Rusia es, de lejos, el país más grande de planeta: su territorio constituye casi el 10% de la superficie total de las tierras emergidas del globo… ¡Casi nada! Manejando estas cifras, ¿por dónde podríamos empezar a hablar de las bondades de Rusia como destino turístico? Sus dos ciudades más importantes, Moscú y San Petersburgo, pueden ser un buen comienzo. La primera no solo es la ciudad más poblada de Rusia, sino también la segunda de Europa. Moscú ha sabido conservar sus tradiciones intactas pese al paso del tiempo, y a la vez se ha convertido en una de las ciudades más cosmopolitas del Viejo Continente. Buena muestra de ello es su metro, considerado el más elegante del mundo y uno de los más eficaces a la vez. ¿Y qué decir del Palacio del Kremlin, de la Plaza Roja, de la Catedral San Basilio, del Teatro Bolshoi o de los parques Gorki y de la Victoria? San Petersburgo tiene poco o nada que envidiar a Moscú, al menos en lo que respecta a su enorme patrimonio artístico, histórico y cultural. Lugares como el Palacio de Invierno, la Fortaleza de San Pedro y San Pablo, la Iglesia del Salvador sobre la sangre derramada o el Palacio Peterhof lo demuestran claramente. Los museos de ambas ciudades se encuentran entre los más destacados del mundo, y constituyen una visita obligada para todos los buenos amantes del arte de todos los tiempos: el Hermitage, la Galería Tretiakov o el Museo Pushkin Moscú y San Petersburgo no son, ni mucho menos, las únicas ciudades rusas que merece la pena visitar. De hecho la lista es extensísima: Kazán, Novosibirsk, Ekaterimburgo, Samara, Sochi, Volgogrado, Krasnodar, Omsk, Vladivostok, Kaliningrado, Nizhni Nóvgorod… En cualquier caso, más allá de las grandes ciudades del país también encontramos lugares maravillosos que dejarán una huella imborrable en nuestra memoria viajera. Por ejemplo, el célebre Anillo de Oro, formado por las regiones de Yaroslavl, Kostromá, Ivánovo y Vladímir, o el asombroso y gigantesco Lago Baikal, dentro del cual se halla la isla de Oljon.

Cinco motivos para viajar a Rusia

La apasionante Moscú

Apasionante, pero también enorme. Y vibrante, y divertida, y hospitalaria, y cientos de cosas más. Moscú es una de las ciudades más grandes de Europa y del mundo entero, por su tamaño y por otros muchos motivos. ¿Te gustaría conocer lo mejor de la capital rusa?

Saber más

La elegancia de San Petersburgo

Intro La segunda aglomeración urbana de Rusia es una ciudad muy bonita, famosa en todo el mundo por su elegancia y su bella arquitectura. Palacios, preciosas iglesias, fortalezas y uno de los museos más visitados y mejor valorados del planeta constituyen su tarjeta de presentación.

Saber más

Muchas oportunidades para disfrutar

Más allá de la grandeza de Moscú y de la sublime elegancia de San Petersburgo, Rusia sigue siendo una nación gigantesca y, como tal, está repleta de ciudades de diferentes estilos, épocas y tamaños que pueden brindar al viajero oportunidades únicas de disfrutar de este gran país.

Saber más

El Anillo de Oro

Al norte y al este de la gran Moscú se despliega un enorme territorio conocido como el Anillo de Oro, una serie de ciudades y zonas agrícolas de gran interés y belleza. Por que no todo en Rusia iban a ser imponentes edificios, museos y monumentos…

Saber más

Los increíbles museos rusos

Las grandes ciudades rusas, sobre todo Moscú y San Petersburgo, se caracterizan, entre otras cosas, por su ingente patrimonio histórico y cultural. Y buena parte de ese patrimonio está a disposición del pueblo ruso y de los viajeros más curiosos en las salas de cientos de espectaculares museos.

Saber más

Información práctica para viajar a Rusia

Documentación

Para viajar a Rusia, los ciudadanos españoles necesitan, por una parte, tener el pasaporte en regla y que este cumpla una serie de requisitos. El pasaporte ha de encontrarse en perfecto estado, con las cubiertas bien unidas a la libreta, sin páginas arrancadas ni manchas que oculten ningún dato. Además, ha de tener una vigencia de, como mínimo, seis meses a partir de la fecha en que se va a abandonar Rusia, y tener al menos dos páginas contiguas en blanco, sin sellos ni visados. Por otra parte, los ciudadanos españoles que deseen viajar a Rusia deben contar con un visado. Se puede solicitar a través de la página web del consulado de Rusia en Madrid, y otorga al viajero el derecho a entrar en el país por un periodo de seis meses siempre y cuando el motivo del viaje sea de carácter turístico.

Documentación

Clima

El gigantesco tamaño de Rusia hace imposible hablar de unas características climáticas comunes a todo su territorio. Rusia, el mayor país del mundo, alberga una gran variedad de paisajes y climas y cada una de sus regiones tiene sus propias características. Hay una serie de regiones claramente diferenciadas atendiendo a sus características climáticas y medio ambientales: la Llanura, de relieve en general uniforme y, salvo el extremo norte, goza de un clima moderado y de la máxima cantidad de precipitaciones de todo el país; el Cáucaso, es la mayor formación montañosa, donde los bosques de hayas y robles de las laderas de la cordillera dan paso a los bosques de coníferas, que, a su vez, se transforman en prados alpinos; los Urales, cuyos rasgos más característicos son los bosques de coníferas; y Siberia, cuya parte oriental se caracteriza por un clima continental extremo y cuyos paisajes son la tundra, la taiga y los bosques. En la Siberia occidental hay numerosas zonas pantanosas, mientras que en los montes del sur de Siberia nacen los mayores ríos de la parte oriental de Rusia. No obstante, sí podemos afirmar que el frío extremo es común a la mayor parte de la nación, incluyendo sus dos principales ciudades, Moscú y San Petersburgo. Tanto en la capital como en esta última encontramos temperaturas que se mantienen entre los 12 y los 18 grados en primavera y en verano y que descienden bruscamente al llegar el invierno, alcanzando los 10 bajo cero de media en Moscú y los 14 bajo cero en San Petersburgo.

Diferencia horaria

En Rusia existen 11 husos horarios diferentes, debido a las colosales dimensiones del país. Van desde el UTC+2 de Kaliningrado hasta el UTC+12 de Kamchatka. En las dos principales ciudades del país, Moscú y San Petersburgo, el huso horario es UTC+3. Teniendo en cuenta que en Rusia no aplican el cambio horario de verano, la diferencia es de una hora más en verano y de dos horas más en invierno.

Salud

Para viajar a Rusia, no es necesario ponerse ninguna vacuna. Sin embargo, las condiciones sanitarias varían notablemente de unos lugares a otros. En Moscú y San Petersburgo, así como en otras grandes ciudades del país, no habrá problema alguno a la hora de recibir tratamiento médico o de comprar medicinas, aunque en las zonas más rurales puede resultar un poco más complicado. Por ello, es altamente recomendable contratar un seguro de viaje con amplia cobertura médica, de cara a evitar sorpresas desagradables. Además, siempre es aconsejable atender a las normas básicas de higiene comunes a la mayoría de los viajes fuera de Europa Occidental, como lavarse bien las manos con agua y jabón y evitar comer alimentos crudos y beber agua que no esté embotellada.

Moneda

La moneda oficial de Rusia es el Rublo. Su código internacional es RUB, y se divide en 100 Kopeks. Existen monedas de 1, 5, 10 y 50 kopeks, y de 1, 2, 5 y 10 rublos. Por su parte, hay billetes de 5, 10, 50, 100, 500, 1.000, 2.000 y 5.000 rublos. Actualmente, el cambio es de aproximadamente 1 euro por cada 70 rublos rusos.

Moneda

Otras guías de viaje recomendadas

China: Una aventura en un país milenario

Desde la capital Pekín-Beijing a las cosmopolitas Shanghai y Hong Kong, China cuenta con decenas y decenas de ciudades y lugares de interés más propios de un continente que de un país. Solo queda disfrutar del embrujo oriental, en una apasionante aventura personal de vivencias y experiencias en un destino incomparable, Belleza y grandeza superlativas en una tierra marcada por una profunda espiritualidad.

Suecia: Cultura y naturaleza en estado puro

Suecia es un país escandinavo de alto nivel de vida que aglutina conceptos antagónicos en otras culturas como desarrollo sostenido económico, tecnológico y social con un estricto respeto al medio ambiente.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x