Ayuda Ayuda
Menú Menú

Un país encantador, un viaje inolvidable

Si lo pensamos detenidamente, son muchas las cosas que conocemos acerca de Dinamarca: los vikingos, Groenlandia, Hamlet, la bella Copenhague, el inconfundible estilo nórdico de sus hogares, las omnipresentes bicicletas, el célebre bienestar de sus habitantes… Ahora solo falta dar el salto y poner rumbo al norte para disfrutar en persona de este maravilloso país.

Una gran sorpresa nos aguarda al norte de Europa

¿Por qué elegir Dinamarca como destino de un viaje irrepetible? Por un millón de motivos, tantos como encantos atesora este país, como espacios naturales capaces de hacernos sentir un poquito más felices y como rincones bonitos, interesantes y totalmente impregnados de la irresistible esencia danesa. ¡Así de sencillo!

Cuando pensamos en Escandinavia en general y en Dinamarca en particular, la primera sensación que acude a nuestra mente es de frío, ¿verdad? No tanto por el carácter de sus habitantes sino por las duras condiciones climáticas de la Europa septentrional. Sin embargo, después de haber pasado unos días en este extraordinario país, y de haber recorrido sus ciudades, sus espacios naturales y sus imponentes castillos y palacios, esa percepción cambia radicalmente, y se torna en una calidez reconfortante, en una agradable sensación de estar como en casa. Así es Dinamarca, una nación fría por fuera pero cálida y amable por dentro. A pesar del reducido tamaño del país, Dinamarca cuenta con una espectacular colección de lugares interesantes y dignos de ser explorados a fondo. Por ejemplo, sus ciudades, con Copenhague, la capital, a la cabeza. Pequeños y coquetos núcleos urbanos por los que pasear tranquilamente es una verdadera delicia. O su patrimonio histórico y cultural: hasta siete enclaves daneses han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. O su extraordinaria naturaleza, que ofrece al visitante experiencias inolvidables en parques nacionales, en frondosos bosques o junto a la orilla del mar. O su deliciosa gastronomía, o su animada vida social, o su conciencia medioambiental, o su amplio catálogo de actividades para los más pequeños… Dinamarca es, en resumen, un pequeño gran país, con muchísimo más para ofrecernos de lo que podríamos imaginar. Encantador, hospitalario y tremendamente bonito. Y en este preciso instante está abriéndonos sus puertas para que vayamos a conocerlo.

Cinco motivos para viajar a Dinamarca

Copenhague, siempre Copenhague

La capital danesa es una ciudad maravillosa en todos los sentidos: es tranquila y apacible, pero al mismo tiempo resulta divertida y estimulante; está llena de historia y a la vez es moderna y cosmopolita; gusta tanto a mayores como a pequeños, y cuenta con un sinfín de rincones encantadores en los que disfrutar de la esencia de Dinamarca.

Saber más

Todo un país por descubrir

Desde Odense hasta Frederiksberg y desde Esbjerg hasta Aarhus: la geografía danesa está repleta de lugares interesantes, pintorescos y llenos de atractivo que merece la pena conocer con calma y atención. ¿Te apetece hacer un inolvidable recorrido por algunas de las ciudades más bellas de Dinamarca?

Saber más

Una bella colección de castillos y palacios

A lo largo y ancho del país se pueden encontrar varios imponentes castillos y palacios, en los que predomina el estilo renacentista, pero que también muestran influencias del barroco. Además, por supuesto, en todos ellos se puede admirar ese encantador y característico toque nórdico que hace tan especial a Dinamarca.

Saber más

Naturaleza superlativa

Acostumbrados a los espacios naturales que nos ofrece el sur de Europa y la cuenca del Mediterráneo, viajar a los países nórdicos es siempre una agradabilísima sorpresa. Y Dinamarca, por supuesto, cuenta con una espectacular colección de parques nacionales, escenarios bucólicos y preciosos lugares donde disfrutar de la naturaleza.

Saber más

Un destino para todo y para todos

Dinamarca puede presumir de ser uno de los países europeos con mayor oferta de entretenimiento y diversión para toda la familia. Pequeños y mayores podrán disfrutar a lo grande de su viaje a esta maravillosa nación gracias a los parques temáticos, a la naturaleza, a las referencias literarias, a las rutas culturales…

Saber más

Los mejores posts sobre Dinamarca

Misteriosa y profunda, la Selva Negra en Alemania es una oda a la magia de la naturaleza: un lugar donde entrar en comunión con el alma silvana del país germánico-que también lo tiene.

Dublín es una mezcla entre su aliento rebelde, su alma gaélica y los paisajes insondables que rodean la ciudad.

Si eres de esas personas que piensan que la ciencia es insondable, quizás una visita al Museo Deutsches en Alemania podría hacerte cambiar de opinión: para ver y entender en directo la magia de la ciencia.

Coronado como el paradigma del placer de los sultanes, el Palacio de Topkapi es una parada imprescindible en Turquía: el eslabón perdido entre Occidente y Oriente.

La ciudad más poblada de África. La primera catarata del Nilo. La Meca de buceo o los tesoros del Antiguo Egipto...son solo algunas de las maravillas que te encontrarás en las mejores ciudades de Egipto.

Kenia es un país donde el calor de la sabana se adereza con sus playas paradisíacas. Un lugar donde transcurre lo mejor de dos mundos para devolver una experiencia única al viajero.

En Iberojet nos encanta viajar...y también degustar las cervezas locales. Porque un viaje, si se acompaña de una buena cerveza...mejor que mejor. En este sentido, Alemania es una Meca para los amantes de la cerveza: cuenta incluso con una ley para garantizar la pureza del elixir mágico por excelencia.

Clubes referencia de la música electrónica a nivel mundial. Mecas del jazz donde cada noche se improvisa en todas sus variantes...e incluso salas de ambiente gay que son un espectáculo drag queen. Son solo algunas de las opciones nocturnas que podrás disfrutar en Estambul: una ciudad que, por mucho que visitemos, nunca nos deja de sorprender.

La Iglesia Colgante de El Cairo se alza majestuosa sobre la antigua torre de la fortaleza de Babilonia. Con un interior repleto de simbología e iconos, se ha convertido en uno de los monumentos más visitados de la ciudad con más magnetismo de Egipto.

Información práctica para viajar a Dinamarca

Documentación

Los ciudadanos españoles no necesitan solicitar ningún visado ni realizar gestión alguna para viajar a Dinamarca, ya que se trata de un país miembro de la Unión Europea y del Espacio Schengen. Es suficiente con llevar encima el DNI. Aunque, eso sí, si se tiene intención de visitar determinados territorios no continentales del país, como Groenlandia o las Islas Feroe, es imprescindible portar también el pasaporte.

Documentación

Clima

Si solo tenemos en cuenta la Dinamarca continental, es decir, sin contar con las Islas Feroe, Groenlandia y otros pequeños territorios del Atlántico Norte, las condiciones climáticas de este país son frías, pero no tanto como imaginamos. Su clima está a medio camino entre el continental y el atlántico, y se caracteriza por unas temperaturas suaves en verano y bastante frías en invierno, por unas copiosas precipitaciones entre los meses de octubre y abril, y por los fuertes vientos que suelen soplar durante todo el año. En verano, es fácil encontrar termómetros que superen los 25 grados, mientras que, en invierno, algunas zonas de la Dinamarca continental alcanzan los 20 bajo cero.

Diferencia horaria

El huso horario de Dinamarca es UTC+1 en invierno y UTC+2 en verano, es decir, exactamente el mismo que en España. Por lo tanto, no hay ninguna diferencia de hora en ningún momento del año.

Salud

Para viajar a Dinamarca, no es necesario -ni siquiera recomendable- ponerse ninguna vacuna. Es un país totalmente desarrollado, y su sistema sanitario se encuentra entre los mejores de toda Europa. Eso sí, para poder recibir tratamiento médico en Dinamarca, es imprescindible viajar con una Tarjeta Sanitaria Europea (TSE). Solo de esta forma tendremos garantizada la asistencia médica en los hospitales públicos del país más allá de los servicios de urgencias. No tiene coste alguno y se puede solicitar a través de la Seguridad Social Española.

Moneda

Aunque Dinamarca es miembro de pleno derecho de la Unión Europea, su moneda oficial no es el euro, sino la corona danesa. Su código internacional es DKK, y se divide en 100 øre. Existen monedas de 50 øre y de 1, 2, 5, 10 y 20 coronas, y billetes de 50, 100, 200, 500 y 1.000 coronas. Actualmente, el cambio es de aproximadamente 1 euro por cada 7,5 coronas danesas.

Moneda

Otras guías de viaje que podrían interesarte

Noruega: Naturaleza en estado puro

Sus espectaculares fiordos y sus imponentes montañas convierten a Noruega en el destino perfecto para los amantes de la naturaleza y los rincones insólitos.

Islandia: El paraíso de los amantes de la naturaleza

Islandia es uno de esos países que merece ser visitado al menos una vez en la vida. Pocos lugares en el mundo reúnen espectáculos naturales tan variopintos y maravillosos como los que se pueden encontrar aquí. En una ruta por Islandia nos dejaremos seducir por el paisaje volcánico más especial.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x