Ayuda Ayuda
Menú Menú

Parques Nacionales

Joyas naturales bolivianas

En Bolivia hay aproximadamente unos veintidós parques nacionales y su superficie total ocupa alrededor del 16% de su territorio.

Es por este motivo que estos parajes están protegidos y son un bien muy preciado para sus habitantes. Cabe señalar que en este país se concentra una gran diversidad biológica. Por eso, una de las celebraciones más populares es el Día Internacional de la Diversidad Biológica. Estos parques son espacios singulares que se utilizan como motor de desarrollo económico en las comarcas en las que se sitúan, ofreciendo así un modelo de calidad de vida que apuesta por la conservación de la naturaleza. En este país nos encontraremos con zonas montañosas como la de los Andes en las que incluso se pueden divisar glaciares, exuberantes bosques tropicales y extensas llanuras semidesérticas. La variedad en sus paisajes está muy relacionada con la diferente flora y fauna que habita en cada una de las zonas. ¿Quién quiere saber más sobre este fascinante país?

No puedes perderte

Dejarse llevar en el parque nacional Amboró

Se dice que el parque nacional de Amboró es uno de los más bonitos de Bolivia. Este atractivo paraje se fundó en el año 1984 y ocupa una extensión de aproximadamente 636.000 hectáreas. Situado al oeste del país, en concreto en el departamento de Santa Cruz, en esta reserva natural es el lugar donde viven unos 3.000 tipos de plantas y más de 117 especies de animales. Está rodeado de ríos, cascadas y bosques, y es perfecto para contemplar mariposas, monos y aves tropicales. Si bien es un emplazamiento de fácil acceso, se recomienda que todo aquél que no conozca este espacio contrate los servicios de un guía.

Descubrir el parque nacional Madidi

Al noroeste de Bolivia descansa el parque nacional Madidi y su extensión ocupa unos 18.957 kilómetros cuadrados. Se trata de una de las áreas protegidas más grandes del país y es el lugar en el que el Amazonas se encuentra con los Andes. Su paisaje resulta deslumbrante ante cualquier retina, pues está compuesto por pisos ecológicos que van desde picos montañosos hasta la llanura amazónica. En este punto nos toparemos con una variedad paisajística de lo más característica, desde glaciares hasta pantanos y ríos. Como curiosidad, añadir que este emplazamiento es el hogar de unas 3500 personas.

Parque nacional Isiboro-Sécure

Los interesados en descubrir el encanto del parque nacional Isiboro-Sécure deberán contratar los servicios de un guía. Esta es la mejor manera de no perder detalle de los rincones que esconde este lugar, cuya superficie supera el millón de hectáreas. Se trata de un área protegida que el mes de septiembre del año 1990 fue declarada Territorio Indígena. Aquí nos toparemos con bosques, sabanas, pantanos y lagunas que ofrecen un maravilloso espectáculo visual. En este atractivo territorio viven alrededor de 47 comunidades indígenas, la mayor parte de ellas asentadas en las orillas de los ríos Isiboro, Ichoa y Sécure

Las huellas del parque nacional Toro Toro

Al norte del departamento de Potosí es donde se encuentra el parque nacional Toro Toro, un territorio que alcanza una superficie de 16.570 hectáreas y que es muy popular por las huellas de dinosaurios que alberga. La estampa paisajística que ofrece este lugar no tiene desperdicio: valles y cañones de exuberante belleza iluminan la retina de cualquier viajero. Este parque, además, es un punto utilizado para realizar investigaciones paleontológicas y arqueológicas, ya contiene una gran cantidad de fósiles.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x