Ayuda Ayuda
Menú Menú

Un destino siempre sorprendente

Imágenes para el recuerdo

Una vez recorridos los puntos más populares en el mapa de Bosnia Herzegovina, aún quedan muchos rincones por descubrir, entre montañas y ríos, en un excepcional recorrido para disfrutar de la naturaleza y evocar el paso por estas tierras de culturas como la musulmana. Paseos muy recomendables, ideas magníficas para pasar el día.

Llanuras y valles, montañas, ríos, puentes, monasterios, cascos antiguos… por pequeñas que sean las localidades a atravesar, cada una de ellas ofrecen todo tipo de atractivos en esta zona del planeta privilegiada por la naturaleza. Sin necesidad de realizar grandes desplazamientos, el viajero puede disfrutar de excepcionales entornos naturales y de la tranquilidad de la vida cotidiana en estas latitudes.

Desde los arcos de un puente a las salas de un monasterio, desde las aguas de ríos como el Neretva a las laderas de las montañas en las que se asientan muchas poblaciones, Bosnia Herzegovina ofrece diversas rutas en las que se engarzan varias localidades, con tal de organizar un día, o varios de emocionante viaje.

Mucho por disfrutar

Bania Luka, Bijeljina y Tuzla

El recorrido por estas tierras incluye enclaves como Bania Luka (que destaca por sus zonas verdes y por acoger gran parte de las sedes de organismos estatales), mientras que Bijeljina y Tuzla destacan por monumentos y enclaves de gran encanto.

Otras ciudades con encanto

Trebinje (junto al río Trebišnjica), Stolac, con diversos vestigios históricos, y Travnik, en el valle del Lašva, son otras localidades en la que disfrutar de una jornada de viaje, con una bucólica combinación de historia y naturaleza.

Puentes con mucha historia

El legado histórico pasa por puentes como los ya visitados, o como otros a visitar. El Mehmed Pasa Sokolovic (en Visegrad, al este del país) y sus once arcos cruzan el río Drina como testimonio (desde el siglo XVI) del poder otomano y, desde 2007, como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Y el Puente Arslanagic es otro ejemplo de legado histórico en un bello entorno natural, en este caso en la localidad de Trebinje.

Más enclaves para el recuerdo

El centro histórico de Pocitelj, localidad de gran belleza en la ladera de una montaña y pegada al río Neretva es otra magnífica muestra de legado otomano en un espectacular entorno natural. Otra opción de agradable paseo, de momentos antiestrés, la podemos encontrar en Tekija, un monasterio derviche (orden religiosa musulmana) construido entre los siglos XV y XVI, en este caso junto al río Buna. Inolvidable.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x