Ayuda Ayuda
Menú Menú

Belleza invernal

Las perlas naturales de la zona austral

El hundimiento de los Andes en esta zona de Chile propició la aparición de montañas, fiordos, canales e islas. Todo en un entorno helado casi al completo, al cual será mejor acercarnos en verano si no somos amantes de las capas y capas de ropa y de soportar un frío extremo.

La belleza patagónica bien merece una visita. Si estamos viajando por Chile no debemos dejar la oportunidad de conocer la zona sur del continente, donde nos envolverán paisajes únicos de gran belleza de los cuales no querremos escapar. Las pintorescas poblaciones que se han establecido en esta región también serán dignas de admirar, además, nos servirán de punto de partida para nuestras incursiones en la naturaleza local. Nos sentiremos como en una novela de aventuras, donde los exploradores protagonistas seremos nosotros.

Viviendo los tesoros helados

Puerto Natales

Esta pequeña villa portuaria es el punto de partida para muchas de las experiencias que pueden vivirse en la Patagonia. Pero antes de partir hacia nuevos retos podemos admirar la belleza del emplazamiento paseando por sus calles bucólicas o subir al Cerro Dorotea y tener una panorámica sin par de la ciudad. Si vamos a visitar la naturaleza de Torres del Paine este puede ser un buen comienzo para la aventura. También podremos conocer el fiordo de la provincia Última Esperanza, llamada así por Juan Ladrillero cuando intentaba encontrar el Estrecho de Magallanes. Al no conseguirlo puso el nombre de Obstrucción al fiordo por el cual navegó. Así que, ¡esta será nuestra oportunidad de ser auténticos exploradores australes!

Catedral de Mármol

Un santuario completamente natural y de una belleza única es lo que nos encontraremos al acercarnos a la Catedral de Mármol. Estas formaciones rocosas se han formado durante años por la erosión que ha ejercido el lago General Carrera sobre ellas, dando como resultado unas altas paredes en forma de edificios religiosos de los más bonitos del planeta. En una visita al lugar podremos pasear entre cavernas e islotes y sentirnos como en auténticas ermitas e iglesias salvajes que nada tienen que envidiar a las levantadas por el hombre. Las visitas al lugar suelen durar unas dos horas, y deberemos ir preparados para superar las posibles inclemencias del tiempo que puedan producirse durante nuestra excursión.

Torres del Paine

El Parque Natural Torres del Paine se sitúa a 60km al norte de Puerto Natales. Esta gran extensión de naturaleza en estado puro constituye uno de los parques más grandes de todo el territorio chileno, y es visitado mayormente por turistas extranjeros, aunque los nacionales no se olvidan de acercarse al menos una vez en la vida al mayor remanso no urbano de su país. Las cientos de rutas que podemos hacer por los senderos del lugar nos llevarán a sacar fotografías de cada rincón. Debemos planificar el tiempo suficiente para las caminatas contando con las paradas en las cuales quedaremos prendados por el entorno que nos rodea. Una de las atracciones que más visitas recibe es el glaciar Grey. Se puede conocer acercándose en barco por el lago donde se encuentra, aunque los más aventureros también pueden hacer kayak por sus alrededores, sobre las aguas heladas, o pasear entre los icebergs que se desprenden del glaciar. También es posible hacer una auténtica caminata sobre hielo en el propio glaciar Grey. ¿Quién se anima?

Volcán Osorno

Efectivamente, Chile también es tierra de volcanes. Y uno de los más visitados se encuentra en territorio patagónico: el volcán Osorno. La forma cónica de esta montaña aparecerá ante nosotros como un auténtico volcán de manual. Forma parte del Parque Nacional Pérez Rosales y mide unos 2.652 metros de altura, y tiene una gran similitud al monte Fuji de Japón. En la parte baja se encuentran unas pistas de esquí muy populares, y, en verano, lo más atractivo en la zona es el trekking.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x