Ayuda Ayuda
Menú Menú

Por sus templos

Lugares cargados de misticismo

Es importante destacar que las pagodas no son templos, sino que se caracterizan por ser lugares sagrados de veneración. De hecho, muchos de ellos protegen reliquias de Buda y lo más común es que sean pelos o dientes.

En un país como Myanmar debemos aprender a diferenciar entre los elementos religiosos que aparecen salpicados por todo el territorio: los templos, las pagodas y las estupas. En los primeros no solo se practica la religión, sino que también son el hogar de los monjes y lugar de enseñanza para los niños. Por su parte, las pagodas están situadas en puntos estratégicos y se puede acceder a su interior. En cuanto a las estupas, normalmente las encontraremos al lado de los templos y siempre suelen ir acompañadas de otras construcciones de la misma índole. De hecho, en algunos casos nos encontraremos con auténticos bosques de estupas. ¡Alucinante!

No puedes perderte

Shwedagon Paya, la maravilla dorada

Shwedagon Paya, es una de las joyas birmanas, pero también es la pagoda más visitada y venerada de todo el país. Este lugar sagrado descansa en la ciudad de Yangón y sus dimensiones son tales que se ve desde cualquier punto de la metrópoli. Y es que cuenta con una imponente estupa de unos 100 metros cubierta con toneladas de pan de oro y miles de gemas. ¡Asombroso! El rezo en este centro religioso se hace en contrasentido a las agujas del reloj y con los pies descalzos. Son cientos los peregrinos y monjes que vienen a venerar a Buda en este punto.

La espectacular pagoda Kuthodaw

A los pies de la colina Mandalay Hill se encuentra la fabulosa pagoda Kuthodaw. Esta construcción religiosa se alzó en el año 1857 por orden del Rey Mindon Min. La enorme estupa de unos 57 metros de alto está protegida por alrededor de 730 lápidas de mármol blanco que representan el Tipitaka, el libro más sagrado del mundo. Y es que cada una de estas construcciones tiene la inscripción de una página de texto del también llamado Canon Pali.

Pagoda Sule, la maravilla de Yangón

El centro de Yangón contiene uno de los mayores atractivos de la ciudad: la Pagoda Sule. Con unos 46 metros de alto, este edificio sobresale de forma imponente y su color dorado atrae a todas las miradas. Resulta original su forma octogonal que empieza en su base y a medida que va subiendo y haciéndose más estrecha la va conservando. Se dice que la Pagoda Sule es una de las más antiguas del país y que se alzó hace más de 2600 años.

Golden Rock, una pagoda de vértigo

La espectacular Golden Rock, también llamada pagoda Kyaiktiyo, es un importante punto de peregrinaje del país. Se encuentra en las afueras de la localidad homónima y destaca por su peculiar forma. Y es que este monumento es una gigantesca roca suspendida en hay una pequeña pagoda de pan de oro. Al verla en vivo y en directo tendremos la sensación de que se va a caer, pero no debemos preocuparnos, ya que según cuenta la leyenda este monumento se mantiene en su sitio gracias a un pelo de Buda.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x