Ayuda Ayuda
Menú Menú

Maravillas frente al Báltico

Descubre la naturaleza estonia

Este singular país tiene su punto más alto a solamente 318 metros sobre el nivel del mar, mientras que su línea de costa es de casi 3.800 kilómetros. Estonia es una nación única en el mundo, y parte de la responsabilidad de que sea tan especial es de su maravillosa naturaleza.

El Mar Báltico baña más de la mitad del perímetro de Estonia. Por este mar llegaron los mercaderes alemanes en el SXIV, que aportaron al país una parte de su identidad, y los daneses y suecos, que controlaron el territorio hasta el siglo XVII. El Mar Báltico es para Estonia parte de su identidad, así como una vía de comunicación y de comercio. Los principales puertos estonios en el Mar Báltico son Tallin, Sillamäe, Maardu y Pärnu. A orillas del Báltico, dentro de sus parques nacionales, se encuentran algunos de los mejores paisajes de Estonia, que atraen a multitud de visitantes deseosos de contemplar su naturaleza privilegiada. Es el caso del Parque Nacional de Lahemaa, frente a las costas del Golfo de Finlandia, en pleno Mar Báltico. Se encuentra en la costa norte de Estonia, y fue el primer parque nacional de la Unión Soviética. El Parque Nacional de Lahemaa tiene una hermosa costa y románticos pueblos costeros, naturaleza virgen y paisajes encantadores. En el parque se puede visitar Käsmu y la turbera de Viru. También se puede ver la puesta de sol en la playa de Pärispea, visitar el pueblo de pescadores de Altja, contemplar la catarata de Jägala, visitar la Torre de Kiiu y el antiguo puerto de submarinos soviéticos de Hara. Con suerte, se pueden avistar algunos de los osos, lobos y linces que habitan en el parque. Suur Munamägi, con una altitud de 318 metros sobre el nivel del mar, es el punto más alto de Estonia y de los países Bálticos. Está situado en el sudeste del país y su nombre significa 'la gran colina del huevo'. El paisaje alrededor del pico está formado por colinas. Cerca de la cumbre existe un estrato de rocas impermeables, que da lugar a la formación de pequeños lagos. Sobre la colina, ha habido a lo largo de los años un total de 5 torres de observación. La primera fue construida en 1812, y la actual se inauguró en 2005.

Otros enclaves estonios para disfrutar de la naturaleza

Parque Nacional de Soomaa

El Parque Nacional de Soomaa está en el suroeste de Estonia y es el parque nacional más reciente de Estonia. Fue creado para proteger los bosques, los ríos, las grandes turberas, los pastizales inundables y los grandes humedales. Su territorio está cubierto por grandes ciénagas, separadas unas de otras por los ríos de la cuenca del Río Pärnu. La más notable de las turberas altas es el pantano Kuresoo. El parque se puede visitar a pie o en canoa y durante el recorrido, una experiencia alucinante, se puede observar fauna salvaje. En invierno se puede andar con raquetas sobre la nieve y esquiar.

Parque Nacional Vilsandi

El Parque nacional de Vilsandi, o Parque de las 100 Islas, es un espacio protegido, rico en fauna y en vegetación marítima y terrestre. Está rodeado de agrestes acantilados (Panga), donde los antiguos estonios hacían ofrendas al mar y hoy en día disfrutan de vistas espectaculares. Durante la época de cría, las focas cuidan de sus cachorros y ofrecen unas escenas la mar de atractivas. Las aves están por todo el parque, lo que en determinadas épocas, limita el acceso a algunas áreas. Para completar la visita al Parque hay que conocer el faro del islote de Vilsandi, que da nombre al parque.

Parque Nacional Karula en el Lago Ähijärv

El parque nacional de Karula se encuentra en el sur de Estonia. En esta región se mezclan densos bosques, lagos, pantanos, praderas y pequeños pueblos. Durante la última glaciación, la región estuvo cubierta por un glaciar que dejó numerosos lagos poco profundos y pantanos. En el parque paran hasta 157 especies de aves y varias clases de mamíferos: como el alce, el corzo, el jabalí, el lince y el zorro rojo. El Parque alberga también varias especies de plantas y animales en peligro de extinción, como el águila moteada menor, el murciélago del estanque, la cigüeña negra, el helecho de uva de margarita y la orquídea del Báltico.

Parque Nacional Matsalu

El Parque Nacional Matsalu se encuentra en el oeste de Estonia y más de la mitad de su superficie está cubierto por el agua. El parque está lleno de praderas costeras, prados arbolados, bosques y llanuras de inundación. El Parque es el hogar de 282 especies de aves, 47 de mamíferos, 49 de peces y 772 especies de plantas. Durante la temporada de primavera, se pueden observar más de 2 millones de aves acuáticas (cisnes, patos y gansos). Cada otoño, el Parque acoge el Festival Internacional de Cine de Naturaleza de Matsalu, especializado en documentales.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x