Ayuda Ayuda
Menú Menú

Aromas y sabores inconfundibles

Toda la esencia de la cocina india

El colorido y la intensidad aromática son los dos rasgos fundamentales de una cocina que, aunque varía de unas zonas a otras, siempre satisface al viajero y le hace soñar con el exotismo del Lejano Oriente. Para conocer la India de verdad, y comprender el espíritu y la esencia del país, es imprescindible zambullirse en su deliciosa gastronomía.

La comida, por todos es sabido, forma parte de la cultura de una nación. Y, como en otros aspectos de la cultura india, la gastronomía es el fruto de siglos de tradición local y de una serie de influencias provenientes de muchos rincones de Asia y de Europa. Las especias, por supuesto, constituyen una parte esencial de la cocina india, y sus diferentes mezclas, o ‘masalas’, dotan de un sabor u otro a los platos que las reciben. Sin embargo, no se come lo mismo en todas las zonas del país, ni se emplean los mismos aderezos. En el sur, por ejemplo, los sabores son más intensos, y casi siempre destacan por el picante. Se emplean mucho más los vegetales que la carne, y la cercanía del mar propicia la aparición de sabrosos pescados y mariscos en el recetario tradicional. En el norte la comida es bastante menos picante, y el cordero, el pollo y el carnero se convierten en ingredientes indispensables. Los sabores en esta parte del país tienden más al dulce que al salado o al agrio, como ocurre en el sur, y aunque el curry y la leche de coco son elementos destacados en toda la India, en el norte dan lugar a platos más dulzones y amables que en el sur, donde los pimientos picantes predominan en las elaboraciones. A no ser que elijamos viajar por libre a la India, no debemos preocuparnos por el exceso de picante en la comida; los hoteles y restaurantes de las grandes ciudades están acostumbrados a recibir turistas de todo el mundo. Por lo tanto, siempre podremos encontrar platos adecuados a los gustos occidentales, que nos permitan probar la gastronomía local sin necesidad de sentir el fuego de las guindillas.

Los platos más característicos de la cocina india

Naan

Es el pan indio por antonomasia. También se lo conoce como Chapatti, y suele acompañar casi todas las comidas a lo largo y ancho del país. Es un pan plano hecho sin levadura que en los últimos años se ha puesto bastante de moda en Occidente.

Dal

Se trata de uno de los platos indios más tradicionales. Consiste en una sopa, generalmente de lentejas, que se sirve con distintos vegetales y arroz. Es una comida familiar que nunca falta en las mesas de todo el país.

Samosas

Por todo el continente asiático existen unas empanadillas con rellenos diversos y distintas formas de cocción. En la India se llaman Samosas, suelen tener forma triangular y en su interior podemos encontrar todo tipo de carnes y verduras.

Thali

Si el dal es un plato familiar, este lo es aún más. Es la típica comida que se sirve en una bandeja en el centro de la mesa los días en que se reúne toda la familia. Incluye arroz y patatas, así como berenjenas y otros vegetales.

Pollo Tandoori

Este es, seguramente, el plato indio más cocinado y saboreado fuera de sus fronteras. Como muchos ya sabrán, se trata de unos trocitos de pollo que se marinan durante horas en una deliciosa mezcla de especias y después se asa para que quede crujiente.

Chass

Está a medio camino entre un postre y una bebida refrescante. Se elabora a partir de yogur y diferentes especias, y resulta de lo más sabroso, además de ser muy digestivo.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x