Ayuda Ayuda
Menú Menú

Enigmática y artística, esta estilosa urbe es todo un regalo para los sentidos

Un regalo en todos los sentidos

Manejable, llena de vida y situada a 50 kilómetros de Milán, Bérgamo ofrece al viajero un singular contraste entre la próspera área industrial y la 'città alta', donde se concentran gran parte de sus tesoros artísticos. Su cara más moderna se desarrolla en la 'città bassa', donde se puede disfrutar de agradables cafés y hermosas plazas y avenidas.

Descubre una urbe tranquila, acogedora y repleta de historia salpicada de callejuelas empedradas y cuajadas de palazzos, iglesias y coquetos restaurantes. Fundada por los celtas, su prolija herencia histórica ha sembrado en la ciudad rincones y edificios medievales, renacentistas y barrocos, aportando a la urbe una singular atmósfera. Su interesante fisionomía urbanística -que en ocasiones fue impulsada por arquitectos de la talla de Le Corbusier o Lloyd Wright- ha sido una de las razones por las que el escritor Stendhal calificara el centro histórico de Bérgamo como “el lugar más bello de la Tierra”.

En la piazza Vecchia se sitúa el ayuntamiento más antiguo de Italia, que data del siglo XII. Otro de sus tesoros es la famosa Cappella Colleoni, que posee una elegante fachada con mármoles de distintos colores, finas esculturas y suntuosa ornamentación. En su interior, se pueden contemplar importantes frescos de Tiepolo. También, y dentro de la 'città alta', se encuentra la basílica de Santa Maria Maggiore, uno de los principales emblemas de la ciudad. Este templo posee logias románicas lombardas y es de estilo románico. En su interior, podrás admirar nueve tapices florentinos de singular belleza. Otra opción es contemplar el afamado Baptisterio y la majestuosa Catedral, que agasaja a los viajeros más experimentados con valiosos frescos y obras de arte. Para disfruta de las vistas, puedes dirigirte al castillo de San Vigilio, desde donde se puede apreciar una panorámica de la ciudad realmente interesante.

En la vibrante 'città bassa' se desarrolla la ciudad más moderna y actual, destacando enclaves como la Accademia Carrara, que alberga una excelente colección de pintura de los siglos XV al XVIII, en la que sobresalen obras de artistas de renombre como Botticelli, Tiziano o Tintoretto. Pasear por la piazza Matteotti y el barrio de Pignolo, es toparse con importantes iglesias y elegantes palazzos, y es siempre una delicia. Rodeado de un bello entorno e idílicos lagos, Bérgamo es también un destino gastronómico de primer nivel. La ciudad ofrece al viajero una amplia oferta de establecimientos culinarios donde es posible disfrutar de las recetas tradicionales y de los nuevos sabores de la cocina más actual.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x