Ayuda Ayuda
Menú Menú

Ciudades monumentales

Una extrema variedad de ciudades

La ruta por las ciudades de Bulgaria debe empezar, terminar o ambas cosas en Sofía, la indiscutible capital del país. Brotó casi de la nada en el siglo XIX, siguiendo la senda sobria y elegante de otras capitales europeas como París o Viena. Creció notablemente durante el periodo comunista y ahora se está desarrollando como gran metrópoli búlgara. ¡Toda una experiencia vivir su evolución!

Plovdiv no tiene nada que ver con Sofía. Es una ciudad con mucha historia a sus espaldas, con un casco histórico empedrado donde brillan las lujosas casas que se construyeron los mercaderes que hicieron fortuna trayendo productos de Oriente. Aunque su población se mantiene más o menos estable desde hace décadas, sigue siendo la segunda ciudad más grande de Bulgaria. Puede que, en breve, Varna supere en población a Plovdiv, aupada sin duda por su vitalidad costera, traducida en una intensa actividad nocturna y una agenda cultural de primer orden. Pero Varna es mucho más: amplias avenidas peatonales, jardines junto al mar, playas de arena, tiendas y comercios por doquier… ¿Te atreves a descubrir sus encantos? Fuera del podio poblacional, hay muchas más ciudades en Bulgaria que merecen una visita. Date un agradable paseo por el centro peatonal de Burgas, sorpréndete con el aire centroeuropeo que las construcciones del siglo XIX y las villas art nouveau le otorgan a Ruse, fotografía el yacimiento neolítico de Stara Zagora, , disfruta del ambiente estudiantil de Blagoevgrad o empápate de la intensa historia reciente de Pleven.

No puedes perderte

Capta el latido de la gran ciudad

Una de las mejores maneras de tomar el pulso a una ciudad, sea cual sea su tamaño, es visitar sus mercados. En el caso de Sofía, debes buscar al menos dos. Primero, el Mercado Central, un bullicioso edificio repleto de puestos de alimentación, ropa y joyas. El otro es el Mercado Zhenski Pazar (Mercado de las Mujeres), medio kilómetro de puestos callejeros donde encontrarás de todo.

Casas con mucho que contar

Dedícale tiempo al casco histórico de Plovdiv porque merece mucho la pena. Seguro que te llaman la atención esas grandes casas con fachadas pintadas en colores vivos. Se construyeron en el siglo XIX para ricos mercaderes siguiendo el estilo de resurgimiento nacional y, desde finales del XX, han ido reformándose para acoger, en muchos casos, espléndidos museos.

Uno de los mejores museos de Bulgaria

No todo en Varna es sol, playa y descanso. La tercera urbe de Bulgaria tiene una larga historia y la mejor manera de comprobarlo es visitando el Museo Arqueológico, una impresionante muestra con más de 100.000 piezas encontradas en la zona. Se fundó en 1888, poco después de la liberación de la ciudad tras el periodo otomano.

Una ciudad clave en la historia de Bulgaria

Si te interesa aprender algo más sobre la historia de Bulgaria, debes acercarte hasta la ciudad de Sliven, una agradable localidad muy vinculada a los haiduk o rebeldes búlgaros que se enfrentaron desde las montañas a los otomanos que controlaban su país. Uno de los más famosos, Hadzhi Dimitar, nació allí y su casa alberga un museo en su honor.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x