Ayuda Ayuda
Menú Menú

Dinant

La ciudad perfecta para los amantes del jazz

Esta encantadora urbe es perfecta para los amantes del jazz y llama mucho la atención la cantidad de saxofones que adornan la ciudad. Los hay de todos los tamaños y de todos los colores, y se reparten por las pintorescas vías de esta localidad.

Dinant es una localidad muy coqueta y alargada, ya que está construida justo en la orilla del río Morsa. Su belleza se intensifica gracias a que también está encajonada entre este canal de agua y unos acantilados de vértigo, en cuya cima está la Ciudadela. Esta es, sin duda alguna, una de las postales más hermosas de este territorio. Por eso, son muchos los que llaman a este enclave “la perla de la Moda”.

Las vistas que se tienen desde lo alto de su Ciudadela son espectaculares. Fue el príncipe – Obispo de Lieja quien mandó a construirla en el siglo XI y antiguamente se utilizaba como lugar de vigilancia, desde donde se controlaba el tráfico que circulaba por el río, así como las invasiones extranjeras. Hoy en día, este punto de Dinant es un reclamo turístico que regala una panorámica del valle única. Se puede acceder hasta la cima en funicular o a pie, aunque con esta segunda opción los viajeros deberán subir unos 400 escalones. ¿Quién se atreve? A parte de estos tesoros, Diant también guarda en su interior edificios emblemáticos como la Colegiata de Nuestra Señora, una catedral de estilo gótico que pertenece a la iglesia católica y que data del siglo XIII y cuya torre alcanza los 68 metros de altura. Sin duda alguna, es un recinto religioso digno de admirar.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x