Ayuda Ayuda
Menú Menú

El Art Noveau de Bélgica

Una tendencia rompedora y original

Muestra de ello son los variados ejemplos arquitectónicos que componen la ciudad, en la que se pueden encontrar alrededor de mil edificios de este estilo.

Bruselas y Amberes son las dos localidades que cuentan con más obras arquitectónicas modernistas (Art Nouveau). No obstante, en otros enclaves belgas como Gante, Brujas y Lovaina, también hay valiosos ejemplares de este estilo que dejan sin aliento a los amantes de la arquitectura y del arte.

Esta tendencia apareció gracias al desarrollo industrial que Bélgica sufrió a finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Esta localidad casi triplicó sus habitantes y se convirtió en una importante ciudad industrial. A partir de aquí, jóvenes arquitectos entraron en escena abandonando los modelos más históricos y dando paso a formas creativas, utilizando materiales como el hierro, el cristal y una rica ornamentación. Los arquitectos más conocidos fueron Víctor Horta y Paul Hankar. Sus construcciones se diferencian perfectamente, ya que la obra del primero es más orgánica y la del segundo más geométrica. Eso sí, ambos coinciden con edificaciones compuestas por grandes ventanales que dan mucho protagonismo a la luz natural.

No puedes perderte

La casa de Víctor Horta, un auténtico Museo

Una de las paradas obligatorias en Bruselas es la casa de Victor Horta, pionero del Art Noveau. Esta vivienda que se construyó entre el año 1898 y 1901 está separada en dos partes. Por un lado, la casa del arquitecto y por otra su taller. El interior del recinto es toda una gozada, ya que cuenta con todo tipo de detalles que desprenden una armonía única: azulejos esmaltados, elementos de cristal, espejos, mármol y madera están presentes en todo este espacio.

Amberes, hogar de burgueses

Amberes es la ciudad de Bélgica en la que se desplazó la mayor parte de la clase burguesa del país durante el desarrollo industrial de esta región. Por eso es común que uno se encuentre con edificios de Art Nouveau salpicados por la ciudad. Zurenborg es dónde se encuentra el complejo de esta tendencia más importante de la localidad, formando así un conservado núcleo arquitectónico. Balcones de hierro forjado, azulejos de pizarra y grandes ventanales regalan una de las imágenes más típicas de Bélgica. Las casas más destacadas de esta zona son las del arquitecto Josep Basco.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x