Ayuda Ayuda
Menú Menú

El encanto de Mostar

Siglos de historia al alcance de la mano

Después de Sarajevo, Mostar es la segunda ciudad en importancia de Bosnia Herzegovina, con todo tipo de atractivos para atraer la atención del viajero, comenzando por el icónico puente sobre el río Neretva. La ciudad ofrece todo tipo de recorridos en un ambiente de relax y tranquilidad, con la opción de desplazarse a enclaves cercanos como la célebre Medjugorje.

Tierra de paso, y estancia, de todo tipo de religiones, con especial presencia de la musulmana, Mostar ofrece una amplia variedad de monumentos y edificios propios de ellas: mezquitas, iglesias, sinagogas, etc. Y siempre, su centro histórico, el casco antiguo, garantiza unos excelentes momentos de ocio mientras se recorren sus calles o se compra algún recuerdo en el bazar. Una buena forma de sentir, en primera persona, el encanto de vivir en este lugar en el mundo.

Además de encontrarse en un extraordinario entorno natural, Mostar se puede convertir en el punto de partida de diversas excursiones, como la que se puede emprender hacia la cercana Medjugorje (a solo 35 kilómetros), centro de peregrinación. Este lugar (‘entre la montaña’ en idioma local) fue el punto en el que seis niños dijeron haber visto a la Virgen María, lo que convirtió a Medjugorje en uno de más venerados puntos de peregrinación de Europa.

Inolvidable Mostar

El puente de Mostar

El también llamado ‘Puente Viejo’ es uno de los monumentos históricos de toda esta zona del planeta y forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 2005. Construido en el siglo XVI por especialistas turcos, fue destruido durante la Guerra de los Balcanes para recuperar su esplendor, reforzado de significado, con la reconstrucción finalizada en 2004. Todo un símbolo.

Vivir la ciudad

El centro histórico de la ciudad, también declarado Patrimonio de la Humanidad, cuenta con el legado de lo que fueran siglos de convivencia entre diferentes credos y culturas (la musulmana, la católica, la judía, la ortodoxa). Monumentos y edificios históricos que salen al paso en una jornada en la que puede gratificarse el paladar, por ejemplo, con uno de los bocados típicos bosnios: el ‘cevapi’ (tiras de carne picada sobre pan parecido al de pita, con cebolla y salsa).

Rumbo a Medjugorje

La cercanía a Medjugorje hace que se encuentre en rutas compartidas con Mostar y demás localidades de la zona. Una ciudad de peregrinación desde que se divulgó una aparición de la Virgen María en el Monte Podbrdo (la Colina de las Apariciones o Apparition Hill) en 1981, donde se encuentra la estatua denominada ‘Reina de la Paz’.

El Monte de la Cruz

También se halla en las inmediaciones de Medjugorje, a poca distancia de Mostar, y prácticamente al lado de la Colina de las Apariciones o Apparition Hill. El Monte de la Cruz (Monte Križevac), cuenta con una cruz colocada en 1934 para conmemorar los 1900 años de la muerte de Jesucristo.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x