Ayuda Ayuda
Menú Menú

Donde nacen las leyendas

Un lugar perfecto para perderse

Hiraeth es una de esas palabras que no tienen traducción. Proviene del gaélico y viene a significar algo así como la nostalgia que uno siente por todo lo que no ha vivido. ¿Es posible sentir nostalgia de algo que no has conocido?. La respuesta la puedes encontrar en Armagh.

Armagh es el condado más pequeño de Irlanda pero el que mayor riqueza tiene. Es la única ciudad en el mundo con dos catedrales dedicadas al mismo santo: San Patricio. Cuenta la leyenda que el propio San Patricio fundó aquí su primera iglesia en el año 445 d.c. donde actualmente se erige la Catedral de San Patricio de la Iglesia de Irlanda. De estilo gótico, fue construida a principios del siglo XIX y se erige sobre una colina llamada Ard Mhacha. Frente a ella y sobre otra colina, encontramos la segunda Catedral (católica) destinada al santo. Los lugareños aseguran que si escuchas atentamente las puedes oír susurrar. El famoso rey supremo de Irlanda, Brian Boru, visitó la ciudad en 1004 y pidió ser enterrado en Armagh. Sus órdenes fueron cumplidas. La ciudad esconde muchas sorpresas como la la primera edición manuscrita de “Los Viajes de Gulliver” que encontrarás en la biblioteca pública. En el planetario podrás ver el meteorito más grande de Irlanda. Con 4.500 millones de años de antigüedad y un peso de 152 kilos. Probablemente sea la cosa más vieja que alguien pueda tocar. Además de su historia y su bucólico paisaje, Armagh ofrece un amplio abanico cultural donde la música te ayudará a entender mejor la magia que se respira en esta ciudad. Otro de sus secretos son los bares estrafalarios. Los más conocidos: The Hole in the Wall, McCrum's Court y Red Ned's.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x