Ayuda Ayuda
Menú Menú

Paraíso en el Índico

Naturaleza, Historia… días para recordar

La isla de Zanzíbar reserva todo tipo de sorpresas al viajero que, en cuestión de horas, habrá podido pasar de las fascinantes experiencias en los safaris en Tanzania a las propias de un lugar en el mundo que sorprende a todo visitante por la majestuosidad natural de sus playas y por el legado histórico de sus localidades, encrucijada del paso de culturas durante siglos.

Después de siglos de influencia de pueblos como el bantú, el persa, el hindú, los portugueses y británicos, Zanzíbar se ofrece ante el visitante como un bello crisol de tradiciones, propios de una isla en la que el comercio y la pesca forjaron, año a año, siglo a siglo, su carácter.

Las playas del norte y del este de la isla forman una imbatible propuesta de paisajes naturales, con ejemplos como Matemwe Beach, considerada entre las más atractivas del mundo. Hay muchas más, que contribuirán a que se disfrute de relax y de descanso en un inolvidable entorno natural: arena, agua y cielo en una espectacular gama de colores.

Para gozar a lo grande de Zanzíbar

Playas de Zanzíbar: Todo un espectáculo

Espectaculares playas con extensiones kilométricas de fina arena, aptas tanto para descansar como para realizar deportes acuáticos, con un impresionante despliegue de fauna marina. Cercanas a pueblos de pescadores, integradas en la exuberante naturaleza, playas como Jambiani, Kizimkazi, las de la isla de Kwenda, Nungwi, Matemwe Beach… un cierre de excepción para un gran viaje

Ciudades con encanto

Tradición e historia, paso a paso, con destacados destinos como Stone Town (‘La Ciudad de Piedra’), Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, o Bwejuu, al este, un bucólico escenario para la relajación y el descanso. Dimbani y Mangapwani son otros dos enclaves en los que podremos disfrutar de la ‘Experiencia Zanzíbar’.

Gastronomía: el sabor de Zanzíbar

Sabrosa, especiada, fruto de siglos de influencias de diversas partes del mundo, la gastronomía permite al visitante disfrutar del sentido del gusto en un entorno de postal. Pescados y mariscos (como la célebre langosta de Zanzíbar), un ‘tahine’ de cordero, el arroz ‘pirlu’, la salsa de coco, frutas y verduras… llegan al plato desde este paraíso en la tierra.

Crisol de culturas

De todos los pueblos y civilizaciones que han pasado por Zanzíbar a lo largo de la historia, la influencia asiática es una de las más visibles. El Palacio del Sultán, el antiguo Fuerte de Zanzíbar o las localidades de Dimbani, Mngapwani y Bwejuu son algunos de los lugares donde más y mejor se percibe esta herencia. Y además, por supuesto, en el Mercado Darajani, un bullicioso y divertido bazar donde se palpa la influencia asiática.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x