Ayuda Ayuda
Menú Menú

Lugares con mucho que ver

Una sucesión de pequeños encantos

Escuintla es la tercera ciudad más grande del país, solamente por detrás de la capital y de Quetzaltenango. Su localización en las próximas del Pacífico, con un clima tropical que permite tener un vergel de frutas y verduras exóticas en todos los alrededores, ha multiplicado su importancia económica. La ciudad de las palmeras es famosa por sus playas de la zona, cuenta con varios museos interesantes y tiene una gran oferta de excursiones y actividades al aire libre por toda la región. Destaca, por ejemplo, el Parque Nacional Sipacate Naranjo.

Durante tu recorrido por las proximidades del Pacífico hay una localidad que no puedes perderte por nada del mundo: Retalhuleu o Reu, como se la conoce en todo el país. El centro urbano es una delicia: una elegante plaza llena de palmeras y edificios antiguos, calles llenas de encanto y, un poco más a las afueras, mansiones y casas elegantes de terratenientes. Además, tendrás a tiro de piedra el espléndido Parque Arqueológico Takalik Abaj, un yacimiento de 6,5 kilómetros cuadrados de finales de la era preclásica, es decir, de antes del 250 d. C. Cerca de Retalhuleu se levanta Mazatenango, una ciudad habitada principalmente por granjeros y comerciantes de productos agrícolas que hará las delicias de los viajeros que busquen saborear productos autóctonos, frescos y de primera calidad. El entorno que rodea a la ciudad te reserva, además, parajes de gran belleza, con pequeños pueblos, plantaciones de café, frondosos cultivos y varias granjas. En algunas de ellas se están empezando a desarrollar actividades de agroturismo, con alojamiento y circuitos por las fincas. Y para acabar tu ruta por los pequeños grandes encantos de Guatemala, ¿qué te parece una hamaca junto al mar? Monterrico te espera con ese calor tropical junto al mar, casas rústicas de madera y una impresionante playa con las olas rompiendo contra la negra arena volcánica. Ten cuidado cuando te metas en el agua, pero no dejes de disfrutar de las vistas, del relax vinculado al estilo de vida de la ciudad y de la flora y fauna de la reserva que acoge la ciudad. Monterrico es un destino ideal para escapar del ajetreo de localidades más pobladas o para tomar un tiempo de descanso en plena ruta por Guatemala.

No puedes perderte

Mil opciones para un baño en el Pacífico

Al sur de Escuintla encontrarás numerosas posibilidades para pasar una o varias jornadas de sol y playa en las aguas del Pacífico: Puerto San José, Balneario Likín, Balneario Chulamar o Iztapa. Este último puerto se ha convertido en los últimos años en uno de los grandes destinos mundiales para los aficionados de la pesca de altura.

Imperdible si viajas con niños

En los alrededores de Retalhuleu podrás encontrar dos parques de atracciones excelentes para pasar un día de fábula con los más pequeños. Uno es el Parque Acuático Xocomil, que recrea monumentos mayas mezclados con toboganes y piscinas; y el otro es el Parque de Diversiones Xetulul, con atracciones en reproducciones de monumentos guatemaltecos y europeos.

La playa perfecta para ir con los más pequeños

Cerca de Mazatenango, prácticamente bajando en línea recta hacia el Pacífico, se encuentra Tulate, que a diferencia de otras playas de la zona va ganando profundidad gradualmente, así que es perfecta para darse un tranquilo remojón al lado de la orilla. Así que si viajas con niños, sin duda será la opción más segura y relajante.

Para los amantes de la naturaleza

La principal atracción de Monterrico es el Biotopo Monterrico-Hawaii, una reserva natural de 20 kilómetros cuadrados en cuyos manglares pantanosos habitan numerosas especies animales como los caimanes, las tortugas laúd y lora –ambas en peligro de extinción- o decenas de tipos de aves.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x