Ayuda Ayuda
Menú Menú

Nottingham

El escenario de Robin Hood, el ladrón de los ricos

Nottingham es una de las ciudades más grandes de esta parte de Inglaterra. La oferta se diversifica así que no conviene no dejarla fuera de la ruta. El castillo de Nottingham es conocido por sus excelentes vistas de la ciudad. Lo construyó el hijo de Guillermo El Conquistador y ha vivido asedios, bodas, guerras, incluso fue el lugar de residencia del malvado sheriff que perseguía a Robin Hood. Desde el siglo XIX funciona como museo y galería de arte. El castillo de Belvoir es el segundo de los tres que hay en la ciudad. Está también en lo alto de una colina con vistas al valle. Newark es el tercero, construido por el obispo de Lincoln en el 1133 y también se recomienda visitarlo.

Pero no solo deslumbran los castillos. En Nottingham hay mansiones preciosas que vale la pena ver. La residencia Mr. Straw; Wollaton Hall, de estilo isabelino o la Abadía Newstead, hogar de Lord Byron a principios del 1800 y también casa natal del afamado escritor D.H Lawrence. Por otra parte, puede visitarse la Iglesia St. Peter con más de 900 años y la catedral de Southwell Minster. Por seguir con la historia, también puede verse el escenario en el que Robin se casó con Lady Marian, la Iglesia de Santa María. Por lo que respecta a los museos en Brewhouse Yard, a los pies de Castle Rock, se ubica el Museo de la Vida, un repaso social durante los tres últimos siglos. También el Museo de arte local Mansfield, el llamado Taller, el Molino de Viento Green, la Galería Harley o el Museo de la Justicia (ex Shire Hall) forman parte del conjunto histórico de la ciudad.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x