Ayuda Ayuda
Menú Menú

Una agradable sorpresa a cada paso

Diversión para todos los gustos

Desde una cocina suculenta y llena de platos deliciosos hasta un sinfín de balnearios repartidos por todo el país, pasando por una artesanía digna de atención y una vida nocturna como pocas: Estonia es un país divertido, lleno de planes atractivos y con mucho más para ofrecer al visitante de lo que cabría esperar.

Son muchos los elementos que configuran el ADN del pueblo estonio: el Mar Báltico, las saunas, la hospitalidad, la herencia soviética, la actual pertenencia a la Unión Europea… Pero lo cierto es que, tras realizar un viaje de varios días a este maravilloso país, siempre descubrimos un buen puñado de características sorprendentes de la nación. Características que no aparecen en las guías turísticas, y que tienen mucho más que ver con la esencia del pueblo estonio que con la simple idiosincrasia del país. En la esencia de los estonios está, por ejemplo, la diversión: les encanta pasarlo bien, cantar, bailar y reír durante todo el día y toda la noche. Y la vida nocturna que nos ofrece Tallin, la capital del país, es buena muestra de ello. La excelente gastronomía tradicional de Estonia, así como su gran cantidad y calidad de tiendas y comercios en los que comprar artículos típicos, son asimismo un buen ejemplo de cómo este pueblo sabe pasarlo bien y hacerlo pasar bien a los demás. Los estonios también disfrutan con las aguas termales y con los efectos beneficiosos que estas tienen en su salud. Y, lo que es más importante: no tienen el menor inconveniente en compartirlas con todos los visitantes que eligen Estonia como destino de sus vacaciones. Por todo el país es posible encontrar balnearios y spas que hacen las delicias de propios y extraños con sus excelentes aguas geotermales.

Descubre la pura esencia de Estonia

Vida nocturna de Tallin

Tallin tiene una animada vida nocturna que se mueve en sus muchos bares, pubs, clubs y discotecas. En los últimos años, con la entrada en la Unión Europea, el turismo ha crecido mucho. Los turistas vienen atraídos por la oferta cultural y de naturaleza de Estónia, pero también por su movida y variada vida nocturna. La mayoría de los locales se concentran en el casco viejo de Tallin que, por la noche, se transforma. Hay una gran variedad de locales, desde el club más de moda, a los clubes de jazz con música en vivo, y los clubes de caballeros. Las barras permanecen abiertas hasta altas horas de la noche.

La gastronomía estonia

La gastronomía de Estonia está muy influenciada por escandinavos, rusos y alemanes, que, a lo largo de la historia, han dominado el territorio estonio. La cocina del país es muy sencilla, y emplea productos frescos locales, como repollo fermentado, carne de cerdo, patata, leche y sus derivados, frutos silvestres y setas. La comida estonia más conocida es la verivorst (morcilla), acompañada de mulgikapsad (chucrut), Otro producto importante es el pescado. Un plato típico es el arenque con patatas cocidas, nata agria y rodajas de cebolla. Los estonios producen su propia cerveza (õlu), sus vodkas (viin) y el sabroso licor de hierbas Vana Tallinn

Spas y Bienestar

Balnearios y Spas están ampliamente distribuidos por todo el país, Sin embargo, hablar de Balnearios en Estonia es hablar de Haapsalu. Las propiedades curativas del lodo de esta última ciudad fueron descubiertas a principios de 1800. Poco tiempo después, se inauguró el primer balneario y muy pronto todo el mundo, desde Tsaikovsky hasta el zar, acudieron allí para comprobar su poder curativo. Casi 200 Años después, la ciudad sigue siendo un lugar de vacaciones con una floreciente industria turística. Haapsalu está a 99 km de Tallin, y es una tranquila ciudad costera llena de historia y de pintorescas casas de madera.

De compras en Estonia

Con la entrada de Estonia en la unión europea, en todo el país, y más concretamente, en Tallín, se han convertido decenas de fábricas, edificios estatales y aparcamientos en centros comerciales. Los turistas acuden atraídos por la historia y la naturaleza, pero también para realizar compras. En casi cualquier lugar se aceptan tarjetas de crédito y débito. Los comercios suelen abrir todos los días, y las tiendas no cierran para comer. Algunas de las cosas cuya compra se recomienda en Estonia son: chocolate kalev; mazapán; un licor a base de ron llamado Vana Tallínn, prendas de lana y antigüedades, especialmente de la época soviética.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x