Ayuda Ayuda
Menú Menú

Caprichos de la naturaleza

Lagos realmente espectaculares

En Suiza podemos encontrar lagos para todos los gustos: los hay pequeños y los hay enormes; los hay perdidos entre las montañas y los hay integrados en un entorno urbano; los hay muy populares y visitados, y los hay prácticamente vírgenes…

El Lago Leman, por ejemplo, también conocido como lago de Ginebra, es el mayor lago de Europa Occidental y se encuentra entre Francia y Suiza. El lago recibe el agua del Ródano en su extremo este, y se la devuelve por su extremo oeste. En la costa suiza del lago se encuentran ciudades como Ginebra, Lausana, Vevey, Montreux y Nyon y enclaves como el Castillo de Chillon, y la famosa villa Diodati. En el lado francés destacan Thonon-les-Bains, Yvoire, Évian-les-Bains, la playa de Excenevex y el Castillo de Ripaille. Por su parte, el lago Oeschinen es un lago alpino virgen, ubicado a 1578 m de altura, que se alimenta de los riachuelos generados por los glaciares. El lugar es un paraíso para los amantes del agua, la naturaleza y el senderismo. A él se puede acceder por medio de un teleférico. Esta masa de agua está ubicada a la entrada de un sitio declarado Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. También destaca el Lungernsee, un lago de montaña muy popular entre los senderistas y pescadores, y también entre los balandristas y los surfistas. Las aguas del lago, de color verde esmeralda, atraen, tanto a los excursionistas, como a los aficionados a la naturaleza. Se trata de una zona importante de descanso y ocio. En invierno, desde Lungern se pueden hacer excursiones a pie o con raquetas de nieve y en verano uno puede bañarse en la pequeña playa de Lungern. En sus alrededores hay muchos caminos panorámicos.

Otros lagos suizos que te van a encantar

Lago de Zúrich

El lago de Zúrich es un lago de Suiza, que se extiende al sudeste de la ciudad de Zúrich. El lago está totalmente integrado en la ciudad, y, en su ribera norte se encuentra rodeado de parques que hacen que pasear por sus orillas sea un auténtico placer. En verano, la zona hierve de actividad y los zuriqueses salen a disfrutar del aire libre. Aquí pueden verse veleros, patines a pedales y gente bañándose. Merece la pena cruzar el Quaibrucke, desde donde se tiene una espléndida vista de la ciudad y del lago Zúrich.

Lago Lei

El Lago de Lei es un embalse en el valle de Lei, que alimenta las centrales hidroeléctricas reversibles de Hinterrhein. El embalse se encuentra casi enteramente localizado en Italia, pero la represa se construyó en un territorio que más tarde se le adjudicó a Suiza. Las aguas del lago pertenecen a la cuenca hidrográfica del Rin y son las únicas del territorio italiano que desembocan en el Mar del Norte. El paisaje alrededor del embalse es típicamente suizo: extraordinario.

Lago Maggiore

El Lago Mayor es un lago alpino, situado entre Italia y Suiza, que se formó al final de la última glaciación. La elegancia de sus construcciones y la belleza de sus paisajes han hecho del lago una de las metas preferidas por el turismo internacional. Los pintorescos pueblos de sus orillas fueron famosos durante la Belle Époque y todavía, algunos conservan en parte el aspecto de aquellos tiempos. Entre los más famosos están Arona, patria de San Carlos Borromeo; Stresa, elegante y refinada y Pallanza.

Lago de Thun

El Lago de Thun está ubicado en el Oberland bernés. Tiene 17,5 km de largo y 3,5 km de ancho. El lago fue creado en la última glaciación y originalmente estuvo unido con el Lago de Brienz que, de hecho, es su principal afluente. El lago de Thun está en un escenario alpino de ensueño, y rodeado de numerosas poblaciones encantadoras y por las pintorescas ciudades de Thun, que da nombre al lago, e Interlaken.

Lago de Brienz

El Lago de Brienz es un lago ubicado al norte de los Alpes, muy cerca de Interlaken. El río Aar alimenta y evacúa el lago, que tiene 14 km de longitud y una profundidad máxima de 261 m. Bordeando el lago se encuentran bellos pueblos como Brienz, que da el nombre al lago, e Iseltwald, un pueblecito que hay que recorrer a pie y cuyo centro se encuentra junto al embarcadero. Y es que estos pueblos ribereños ofrecen belleza, tranquilidad, bucólicos embarcaderos y paseos por la ribera del lago.

Lac Bleu

El lago Azul de Arolla, un lugar de la Suiza francófona, pertenece al municipio de Evolène y se encuentra al final del valle de Hérens, en un encantador lugar a 2090 msnm, rodeado de cembros, alerces, gamuzas, marmotas, y mariposas. Las aguas del lago son de un azul transparente y maravilloso, la belleza del lugar es increíble y la paz y la tranquilidad del entorno extraordinarias. Pocos metros por encima de la superficie del lago, brota un a manantial que vierte sus aguas en el lago.

Lago Retaud

El lago Retaud se encuentra en una hondonada en la ladera sur de La Palette. Se trata de un pequeño paraíso en los Alpes del cantón de Vaud, cuyas aguas claras relejan el cielo azul y los verdes árboles que lo rodean. Este paraíso natural está cerca del paso de Pillon y es un destino popular entre los excursionistas. Quien baje hasta el lago Retaud disfrutará de la vista de las crestas rocosas y cimas de Sex Rouge, Nägelihorn y Oldenhorn, y de los glaciares de Les Diablerets.

Lago Blausee

El Blausee (Lago Azul) es un lago alpino situado en el Oberland bernés, en el parque natural de Blausee. Este lago, a pesar de su pequeño tamaño es uno de los más conocidos y visitados de Suiza. El lago es de un azul intenso y cristalino y parece sacado de un cuento de hadas. Los parajes que lo rodean son pura naturaleza. Todo el entorno es muy adecuado para disfrutarlo en familia.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x