Ayuda Ayuda
Menú Menú

Todos los colores de Italia en mil paisajes

Conoce los atractivos de Italia

Italia es un enorme conglomerado geográfico que mezcla altas montañas como los Alpes o los Apeninos, llanuras como la del Po o centenares de kilómetros de costa que se adentra hasta lo más profundo del Mediterráneo. Todo ello regala al visitante una enorme variedad de paisajes para fotografiar y disfrutar.

Quizá pueda resultar sorprendente pero Italia es, en general, un país más montañoso que llano. La orografía de la península ha complicado durante siglos la conexión entre las diversas regiones, aunque todo eso cambió con la construcción de vías ferroviarias y de autopistas. Hay que tener en cuenta que las zonas llanas apenas suponen una cuarta parte del país. Por eso los amantes de las montañas van a disfrutar de lo lindo en su recorrido, especialmente en la zona norte, donde los Alpes conectan la península con el continente. El gran arco de altas cumbres que se extiende desde Liguria hasta la región del Friul-Venecia Julia es una sucesión de panorámicas de alta montaña difíciles de olvidar.

Otro de los grandes atractivos de Italia son sus costas y, en concreto, sus playas. El país transalpino tiene unos 7.600 kilómetros de litoral y presume de contar con algunos de los lugares más espectaculares del mundo para darse un chapuzón y pasar una jornada tumbado al sol. Aguas transparentes y cálidas, calas recónditas, playas de arena dorada… ¡No te olvides de poner el bañador en tu maleta! Otra buena opción para relajarse al lado del agua es visitar alguno de los numerosos lagos que hay en Italia. En este caso, encontrarás un agua igualmente transparente pero más fría, ya que la mayoría de ellos está situada entre montañas. Los lagos italianos son uno de los mejores lugares para desconectar en un ambiente calmado y disfrutar de alguna actividad náutica o de senderismo.

Y es que los amantes de la naturaleza hallarán en Italia un país donde sumergirse en regiones de postal, muchos de ellos dentro de parques naturales. Se calcula que cerca de 15.000 kilómetros cuadrados, es decir, el 5% del territorio nacional está bajo protección especial del Estado para conservar la flora y la fauna. El parque nacional más antiguo de Italia es el de los Abruzos, Lacio y Molise, creado en 1922.

No puedes perderte

Esquí en los Dolomitas

Si viajas a Italia en invierno, una excelente opción es visitar el norte del país y escoger una estación de esquí para deslizarse por la nieve a toda velocidad o dar saltos en una tabla de snowboard. Una de las más famosas es Cortina d’Ampezzo, en los Dolomitas.

Un baño para no olvidar

En tu recorrido por el sur de Italia, harías bien en reservar algún día para acercarte a las Islas Tremiti, un pequeño archipiélago cercano a la costa, justo enfrente de la espuela de la bota que forma la Península. Los amantes del buceo lo pasarán de fábula en la Isla di Caprara y tanto allí como en el resto de las islas hay varias calas donde pasar una inolvidable jornada de sol y playa.

Una selección de lagos

Si tienes que escoger entre los numerosos lagos que hay en Italia, posiblemente la mejor opción es dirigirse a los Dolomitas y visitar el Maggiore, el Como y el Garda. En el primero, podrás contemplar preciosas villas y visitar las Islas Borromeas; en el segundo disfrutarás de un entorno de ensueño, y en el tercero –el mayor de Italia- saborearás una excelente comida y pasearás por pueblos llenos de encanto.

Contemplar cabras montesas en el Gran Paradiso

El Parque Nacional del Gran Paradiso es uno de los más prestigiosos y antiguos de Italia. Es famoso por su amplia colonia de cabras montesas, símbolo de la reserva y que encontrarás casi con toda seguridad durante tu visita. Además, puedes elegir entre una amplia lista de actividades, como senderismo, esquí o escalada.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x