Ayuda Ayuda
Menú Menú

Cannes

Una ciudad que no solo es de cine

El centro de Cannes tiene una atmósfera pintoresca y alberga numerosos restaurantes, pero además está la Croisette, su famoso bulevar que bordea el mar, donde abundan palacios y tiendas de lujo al más puro estilo Belle Epoque.

Cannes es una alegría para los sentidos. Se ubica en el corazón de la Riviera Francesa al este, en los alpes marítimos. En la parte superior de la ciudad había una fortificación llamada Castrum Romano (que hoy en día se llama Castre) de la cual los monjes de Lerins se convirtieron en propietarios en el año 1000 y para protegerla construyeron una torre y una muralla. La historia de la ciudad está vinculada a este monasterio que en el siglo XV se convierte en un municipio. Rue Saint Antoine es una de sus calles más antiguas y hoy en día es un punto imprescindible para degustar la gastronomía local. En Cannes también se ubican las islas de Lérins, uno de los distritos insulares de una ciudad en Francia. Un servicio de ferrys comunica el centro con las islas que se consideran un barrio más de la ciudad. Gracias a la aristocracia se desarrollaron las principales localidades de la Costa Azul y la Riviera italiana: Niza, Mónaco… A Cannes además se le debe la fama internacional al renombrado festival de cine y ahora es, además, una ciudad mediática. Ahora ya no se trata de aristócratas, sino que son actores, escritores, pintores, y sobre todo, la gente famosa la que invade la ciudad. La consecuencia, obviamente, es que con el turismo ha crecido en comercios y restauración de lujo, sin embargo, esa imagen no refleja la realidad de Provenza o de Francia que tiene mucho más que mostrar.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x